Los Tarcos le ganó a Uni en un partido de alta tensión por el Torneo del Interior

Como todos los clásicos, se juegan para ganar y sin importar como. Estaba para la U pero se lo llevó el Rojo por 21 a 20 en un final no apto para cardíacos.

El Torneo del Interior convocó en la cancha de barrio San Martín a un choque de equipos tucumanos , en lo que ya es un clásico no solo provincial sino nacional. Universitario recibió a Los Tarcos por la quinta fecha del TDIA, que otorga plazas para el Nacional de Clubes.

El partido fue intenso desde el inicio mismo, con los dos equipos que querían dar batalla en campo rival y por eso cobraron protagonismo Alejandro Torres por la U y Franco Alves Rojano por los del ex aeropuerto.

En el fragor de la lucha y el dinamismo que le imprimían al juego, fueron los locales quienes tomaron ventaja, aprovechando dos penales, que Noval transformó en puntos a los ocho y catorce minutos del primer tiempo.

En el ida y vuelta del juego, la visita no podía hacerse presente en el marcador, recién a los veintiocho minutos llegó el try Rojo luego de varias fases de juego y un pick and go que le dio réditos cuando Joel Amaya apoyó bajo la ache para que Maza pusiera a Tarcos arriba en el tanteador por 7 a 6.

Al envión anímico los sintió la visita, que fue por más y luego de una veloz corrida de Rodríguez, este descargo en Bazán para que el octavo embistiera a la resistencia y se estiró cuan longilíneo es para apoyar el segundo try y dejar las cosas 12 a 6, que sería el resultado parcial con los que los protagonistas se fueron al descanso.

La segunda parte fue tan intensa como la primera; las emociones fueron en alza. En el minuto 7 un penal para Tarcos en los pies de Maza dejó las cosas 15 a 6.

Ambos staff técnicos empezaron a mover las bancas de suplentes, en ese recambio le fue mejor a Universitario, pues los relevos se acomodaron más rápido en el campo de juego y ello se vio inmediatamente en el marcador, cuando a los veinticuatro minutos, el recién ingresado Thiago Sbrocco festejaba su try, que Noval convertiría para dejar a la U más cerca de su rival, por 15 a 13.

El partido seguía tan intenso y riguroso como al principio, Maza aprovechó un penal para estirar diferencia a los treinta minutos, pero cinco minutos más tarde, los forwards de la U, se pusieron el mameluco y llegaron al try con la mejor arma de su rival, el que facturó fue Gastón Casadey y Noval lo transformó en una jugada de siete puntos para pasar al frente en el tanteador, a falta de cinco minutos del final.

Los últimos cinco minutos fueron de lado a lado, parecía que la U lo sentenciaba, pero cuando merodeaba cerca del ingoal Rojo, entre la defensa desesperada del rival y las imprecisiones propias, no lograron su cometido. Como contrapartida, el quince visitante despejaba de zona de riesgo y se instalaba en territorio local.

A falta de dos minutos los conducidos por Bruno Cuezzo, robaron un line y la movieron la ovalada de lado a lado, hasta llegar a un pick and go intenso donde los pack de forwards luchaban contra el rival para ganar la guinda y contra sí mismos para ser prolijos y no cometer el penal que le diera el triunfo al rival.

En ese afán el cronómetro ya había pasado los límites temporales del encuentro, cuando el medio scrum visitante descargo la guinda en Nicanor Alves Rojano quien ejecutó, frente a la ache, el drop que decretaba que el tiempo muerto, el final del partido y el triunfo de los visitantes, de Tarcos, por la mínima diferencia.

Lo mereció, no. Lo ganó sí, pues así se juegan los clásicos y las parcialidades de ambos clubes así lo entendieron pues premiaron a los protagonistas por la entrega, una entrega que los mantuvo en vilo hasta que el señor juez del encuentro señalo el final del mismo.

Relacionados