Los Springboks se quedaron con el invicto de los All Blacks

s_sud1_576x324No podía consagrarse campeón, pero querían contar una racha que parecía interminable y ofrendarle a su público un triunfo. Lo real es que todos en el Ellis Park se llenaron los ojos de buen rugby y los locales festejaron un triunfazo, que hasta los cinco último minutos, no tenía dueño definido. El 27-25 de los Springboks, rompió la racha de 22 partidos invictos de los hombres de negro.

En un comienzo con muchas infracciones, los All Blacks fueron los primeros en sumar con un penal de Beauden Barrett. Antes, Handré Pollard había desperdiciado una buena chance frente a los palos. Pero la respuesta de los dueños de casa llegó rápido, porque se animaron de atrás y los backs armaron un contraataque letal: kick de Jean de Villiers a las espaldas de su rival, reacción enorme de Conrad Hendricks, pase para Jan Serfontein y habilitación para Francois Houggard, que daba vuelta la historia para el 7-3.

El dominio era absoluto de los de verde. Como no había pasado en todo el Championship, los dirigidos por Steve Hansen no tenían control del juego y todo era imprecisión. Sin embargo, esa defensa era un cerrojo, con un Richie McCaw impecable, como si tuviese 20 años. También se lucía el incansable Kieran Read. Encima, en los detalles, los Boks no eran finos y Jannie du Plessis cometía un penal infantil en zona de try. Y ahí, cuando peor la pasaban, Barrett descontó con otro penal.

Sin embargo, Sudáfrica volvió a tomar riesgos desde su campo con buenas participaciones de Willie le Roux y Bryan Habana, y el que facturó fue Pollard, aprovechando el espacio entre los forwards Sam Whitelock y Joe Moody. Una ventaja de 14-6 merecida, pero que en pocos minutos se redujo. Porque los All Blacks son los mejores y tienen a los mejores. Julian Savea, de un presente estelar y con una confianza gigante, se la jugó con un sombrerito pegado contra la línea, tomó la pelota y abrió la defensa local, y el que apareció a toda velocidad fue Malakai Fekitoa, la pesadilla de Los Pumas en La Plata, para su try.

Con el 14-13 arriba, otra vez los de Meyer asumieron el protagonismo. Primero Fekitoa salvó el try en una corrida mano a mano con Hendricks, y tras un scrum, Pollard, el joven 10, se metía entre gigantes para su segunda conquista y el 21-13 para los suyos para irse al descanso.

En el inicio del complemento, Sudáfrica aumentó la ventaja con otro penal de Pollard y cerca estuvo Jean de Villiers de otro try, aunque Conrad Smith anuló con lo justo. Una buena defensa del local y los errores infrecuentes de los All Blacks no le permitían acercarse a los visitantes. Con un penal a favor, en 22 rivales, McCaw pidió scrum, en una extraña decisión. La jugada terminó en pelota para los sudafricanos. Parecía que era el día…

Era una mala tarde hasta que se enchufaron. Así son los All Blacks. De a poco, Conrad Smith, que había jugado quizás uno de sus peores partidos con la camiseta negra, marcaba diferencia y hacía jugar a sus compañeros. Savea siempre se llevaba alguno puesto, y Barrett empezaba a encontrar espacios.

En 10 minutos, la historia cambió. Primero la combinación de los Smith, de Conrad a Ben, terminó en try para quedar sólo 24-20 con mucho por jugar. Y luego, una jugada de pase y pase al estilo All Blacks, finalizó con el hooker Dane Coles tirándose pegado a la bandera para dar vuelta el encuentro. ¡Increíble!

Un final a pura emoción. Vibrante. Pero no todo había terminado ahí. Sudáfrica quería ser el verdugo y fue con todo. Primero, los All Blacks aguantaron su embestida. Pero un golpe sin sentido de Liam Messam a Schalk Burger, justo detrás de mitad de cancha, le dio la oportunidad al ingresado Pat Lambie. El chiquitín podía ser el héroe. La patada, a distancia. Pero era el día Bok. El apertura le pegó como nunca y las tribunas del Ellis Park se venían abajo porque los de Meyer pasaban al frente por 27-25.

Faltaba una jugada más. Y con Nueva Zelanda nunca se sabe. Tras la salida la recuperaron y tuvieron esa última. Con el corazón, los de verde defendieron. Ni un hueco encontraron los de negro. Hasta que Vermeulen, que había estado en duda hasta último momento, pescó y generó el penal. Un cierre increíble en un partido tremendo.

Sudáfrica logró quebrarle esa racha de 22 partidos invictos a los All Blacks, que no perdían desde diciembre de 2012 con Inglaterra. Apenas es su segunda caída desde el título en el Mundial 2011 para los de Hansen. A un año de otra Copa del Mundo, los Boks dieron el golpe. Y ahora, ellos son los que sueñan a lo grande.


SINTESIS:

SUDÁFRICA (27): Willie le Roux; Cornal Hendricks, Jan Serfontein, Jean de Villiers, Bryan Habana; Handre Pollard, Francois Hougaard; Duane Vermeulen, Teboho Mohoje, Marcell Coetzee; Victor Matfield, Eben Etzebeth; Jannie du Plessis, Bismarck du Plessis, Tendai Mtawarira.

CAMBIOS: ST 10´ Schalk Burger por Mohoje; 12´ Adriaan Strauss por B. du Plessis; 17´ JP Pietersen por Hendricks; 22´ Bakkies Botha por Etzebeth, Marcel van der Merwe por J. du Plessis y Pat Lambie por Pollard; 27´ Jacobus Reinach por Houggard; 32´ Trevor Nyakane por Mtawarira.

Entrenador: Heyneke Meyer

NUEVA ZELANDA (25): Israel Dagg, Ben Smith, Conrad Smith, Malakai Fekitoa, Julian Savea, Beauden Barrett, Aaron Smith; Kieran Read, Richie McCaw (c), Jerome Kaino, Sam Whitelock, Jeremy Thrush, Owen Franks, Keven Mealamu, Joe Moody.

CAMBIOS: ET Ben Franks por Moody; 8´ Dane Coles por Mealamu y Liam Messam por Trush; 17´ Charlie Faumuina por O. Franks; 20´ Steven Luatua por Kaino; 25´ Tawera Kerr-Barlow por A. Smith; 33´ Colin Slade por Kerr-Barlow y Ryan Crotty por C. Smith.

Entrenador: Steve Hansen

PUNTOS EN EL PRIMER TIEMPO: 9´ Penal Barrett (NZ); 12´ Try Houggard, conv. por Pollard (S); 24´ Penal Barrett (NZ); 28´ Try Pollard, conv. por él mismo (S); 34´ Try Fekitoa, conv. por Barrett (NZ); 39´ Try Pollard, conv. por él mismo. Resultado parcial: Sudáfrica 21-13 Nueva Zelanda.

PUNTOS EN EL SEGUNDO TIEMPO: 7´ Penal Pollard (S); 26´ Try Ben Smith, conv. por Barrett (NZ); 30´ Try Coles (NZ); 38´ Penal Lambie (S).

Estadio: Ellis Park, Johannesburgo Referee: Wayne Barnes Assistant referees: Pascal Gauzere; JP Doyle TMO: Graham Hughes