Los Sauces y el trabajo incansable de un club que quiere surgir

Este fin de semana se realizó el 3er Encuentro de X Rugby en San Pedro de Colalao, que contó con la participación de varios equipos. La historia de un sueño que se convirtió en realidad.

Partido de Los Pumas ante Sudáfrica por el Rugby Championship en la ciudad de Salta. Mario Cháves, que entrenó en Corsarios, veía el match junto a su esposa Mirtis Galban y su hijo, Mattheo, que quedó fascinado por el deporte. Los papis querían que juegue al rugby pero en San Pedro de Colalo, localidad ubicada a 90 kilómetros de la capital tucumana, no había un club de rugby ni en los alrededores.

Entonces, pensaron que era una buena oportunidad para crear un club. Fue a fines de ese año, en octubre que el sueño comenzó a hacerse realidad. Empezaron con los papeles, obtuvieron la personería jurídica, Mirtis quedó como presidenta y Mario, el entrenador, con todas las exigencias de la UAR.

Comenzaron con las invitaciones. Primero con el rugby infantil, se sumaron los juveniles y luego, las chicas y los jugadores mayores. La guinda comenzó a hacerse más conocida en la zona de Trancas y San Pedro.

“Los chicos de San Pedro veían al rugby como algo de élite, más de los chicos que iban de vacaciones y armaban un picado. Lo veían como inalcanzable” dijo Mario hasta que el club comenzó a sumar gente.

Este fin de semana pasado, en el club Colón, se realizó el «3er Encuentro de X Rugby» con la participacón de los juveniles M1 de los clubes de Desarrollo de San Martín, Liceo, Coipu, San Isidro de Lules, Lomas, La Querencia, Tafi Viejo y Bajo Hondo, sumado a los equipos de mayores de Los Alisos, Los Sauces, y la Fusión (San Martín, Los Tarcos, Natacion). Los Sauces y Bajo Hondo, en femenino dieron marco al encuentro. Los ganadores fueron Los Alisos en varones, Los Sauces en Mujeres y en juveniles, Coipú. Contó con el apoyo del Ente Turismo y la comuna de San Pedro.

«El apoyo de la Unión fue fundamental, sobre todo del presidente Marcelo Corbalán Costilla y de José Rubino, que siempre nos alentaron a no bajar los brazos que lo pensamos más de una vez», confesó Mario.

«Los Sauces es un club que hace un gran sacrificio. Les cuesta muchísimo sumar gente pero logró, en estos pocos años de vida, insertarse en el juego femenino. Ojalá puedan replicar lo mismo con los infantiles. Van despacio pero no se detienen».

José Rubino, oficial de Desarrollo de la URT.

«La verdad que hicimos un gran trabajo. Incluso el torneo tuvo menos de la mitad de lo permitido por el COE, de 400 personas con la idea de tener un torneo seguro, que los equipos estén separados y puedan desarrollar sus actividades y regresar a los espacios asignados», aseguró Mario que ve en este 2022 un desafío importante: entrar en competición.

«Todos nos cuesta mucho. Hacemos rugby social, porque muchos de los chicos son de pocos recursos. Ellos solo pagan el seguro y el resto de los gastos lo solucionamos por medio de rifas, colaboraciones, el apoyo de la comuna de San Pedro y la municipalidad de Trancas. Algunas veces, los partidos programados son al sur de la provincia, imaginate. Nos juntamos a las 10 de la mañana, salimos a Aguilares o Monteros, jugamos y al regreso, después de las 6 de la tarde, dejamos a cada chico en la casa. Yo vuelvo a eso de las 23 a la mía. Pero es una pasión. Juegan mis dos hijos: Mattheo, de 12 y Malen, de 9 años», dijo el entrenador y fundador del club.

«Necesitamos un espacio propio y una cancha donde poner las haches, eso sería fundamental para que los jugadores tengan sentido pertenencia, algo que intentamos con la elección de los colores de la camiseta. En un principio era copiar el modelo y colores del seleccionado nacional. Pero mi señora me dijo que mejor sería poner el color verde, muy propio del sauce que crece en la zona. Tenes un espacio propio haría mucho para hacer crecer el club», agregó.

«Por motivos de números de jugadores, estamos entre los clubes emergentes pero creemos que estamos para más. Este año tenemos un gran desafío: competir. Queremos aplicar lo aprendido en el 2021. Este encuentro fue muy importante para nosotros porque nos dio el combustible que necesitamos para traccionar y hacer todo lo que se necesita para ser tenidos en cuenta para el Desarrollo. Con las chicas competimos el año pasado y cumplimos con todo en la URT. Incluso llegó una de nuestras jugadoras al seleccionado Naranja, Andrea Appas, que salió campeona en Entre Ríos. Queremos lo mismo para el resto de las divisiones, aunque aún tengamos pendiente el lugar de entrenamiento, los elementos y todo lo que es necesario para el desarrollo de los jugadores», finalizó Mario.  

También te podría gustar...