Los Pumitas entrenaron en Sudáfrica

aleEl Seleccionado argentino de Menores de 20 años aprovechó su segundo día en Ciudad del Cabo para entrenar en doble turno, de cara a los tres amistosos que tiene por delante ante el Seleccionado de los Baby Boks.

“El grupo está muy bien y  ésta gira nos va a servir para terminar de afianzarnos y cerrar los últimos detalles para ir al Mundial de la mejor manera posible”, contó Santiago Álvarez.

En la jornada de ayer, el plantel argentino realizó una actividad regenerativa  en el Garden Court Nelson Mandela Boulevard Hotel, para recuperarse del viaje, y luego hizo un entrenamiento liviano, en el cual trabajó en la ejecución y recepción de salidas en el campo de juego.

En su segundo día en Ciudad del Cabo, el equipo dirigido por Rodolfo Ambrosio y Nicolás Fernández Lobbe llevó a cabo dos turnos de entrenamiento por la mañana, en las instalaciones del City Park Stadium. En primer término, Los Pumitas trabajaron en los lanzamientos del juego a partir del line-out, mientras que a continuación la actividad se enfocó en el sistema defensivo.

“Creo que la preparación, tanto física como en la parte de rugby, fue muy buena. Cada uno trabajó en su respectivo PlAR y tuvimos la oportunidad de tener varias concentraciones que ayudaron a que todos estemos más afianzados en el plan de juego, y a su vez que sirvieron para conocernos más”, señaló el centro del Club Atlético San Isidro.

Además, el jugador formado en Sociedad Sportiva, de Bahía Blanca, hizo foco en el plan de juego de Los Pumitas: “En lo defensivo estuvimos trabajando en lo que es el uno contra uno, creo que si nos hacemos fuertes en eso, podremos defender bien con nuestro sistema. Respecto al ataquen vamos a buscar ser más efectivos y marcar puntos siempre que tengamos la oportunidad de hacerlo”.

Por la tarde, los forwards tuvieron una actividad regenerativa en el hotel, mientras que los backs trabajaron en el gimnasio. Mañana, miércoles 30 de abril, el Seleccionado nuevamente tendrá dos entrenamientos matutinos.

Pasaron sólo dos días desde el arribo del plantel argentino a Ciudad del Cabo, pero los jugadores ya disfrutan de conocer ésta ciudad y de lo que están viviendo. “La ciudad es muy linda y tranquila. En el hotel nos tratan muy bien y el lugar en donde entrenamos está muy bueno. Estamos muy cómodos acá”, remarcó el centro argentino.

Álvarez se enfocó en la competencia que tendrá el equipo ante los Baby Boks, y analizó: “Sabemos que Sudáfrica será un gran rival y en los años pasados se dieron partidos muy duros. Vamos a apuntar a imponer nuestro sistema de juego tanto en defensa como en ataque, y tras ésta gira sabremos en qué detalles debemos crecer de cara al Mundial”.

A su vez, el jugador que ya tuvo la experiencia de disputar el Mundial Juvenil 2013, dejo en claro que ese es el gran objetivo del equipo. “El Mundial será muy duro y lo sabemos, pero vamos a buscar terminar en lo más alto y eso depende sólo de nosotros. Tenemos una zona muy dura, en donde no podemos ir a jugar ningún partido desconcentrados, porque los rivales lo aprovecharán”, concluyó.

fuente: UAR