Los Pumas están otra vez entre los ocho mejores del mundo

Lucas González Amorosino no desequilibró tanto como en otros partidos.

Argentina debió sobreponerse a un primer tiempo adverso, pero finalmente superó a Georgia por 25 – 7 en el Arena Manawatu de Palmaston North, en el último partido de ambos por el Grupo B, y se aseguró su plaza en los cuartos de final de la Rugby World Cup por segunda vez consecutiva.

En un primer tiempo sumamente deslucido, Los Pumas tuvieron la pelota en el comienzo, aunque en un marcado desorden. La presión de Georgia y los errores de manejo le impidieron generar movimientos profundos.

Pero así y todo surgieron dos oportunidades en los primeros 20 minutos para sumar con el pie. Sin embargo, los envíos a los palos siguen siendo un estigma para Argentina, y el capitán Contepomi no logró acertar dos intentos, uno de ellos factible.

Si bien Georgia consiguió dominio territorial durante algunos minutos, su propia impericia y la defensa le impidieron generar peligro real sobre el ingoal de Los Pumas. Entonces, la continuidad encontró al XV de Santiago Phelan buscando el desequilibrio con González Amorosino, Agulla y Juan Imhoff.

Y finalmente tuvieron protagonismo los tres del fondo. Con el marcador aún en cero en 32 minutos de juego, Juan Imhoff, en su primer partido como titular en Los Pumas, se sacó la endeble marca de encima y rompió la monotonía para sellar el 5-0.

Pero la incertidumbre y las dudas se instalaron en el Arena Manawatu. Georgia, sin bajar los brazos, consiguió una explosiva conexión entre Alexander Todua y Lasha Khmaladze para llegar al try y pasar al frente inesperadamente en el epílogo. Inclusive, con la conversión de Malkhaz Urjukashvili, los europeos se imponían 7-5 y mantenían la atención de Escocia.

La actitud, lo más destacado

Aún sin grandes virtudes desde el juego, el complemento encontró a Los Pumas con otro ímpetu. De inmediato se ubicaron en las 22 rivales e intentaron someter con el scrum. Sin éxito, el pie fue una opción para volver a dominar en el marcador y, tras tres intentos fallidos, Contepomi logró acertar dos veces en siete minutos para ubicarse 11-7.

Tal vez el mérito argentino fue nunca ceder en la búsqueda por asegurar la clasificación, aún con el hándicap adquirido de poder clasificar con sumar apenas un punto. Con doce minutos por delante, González Amorosino explotó un espacio corto para que, en la fase siguiente, Felipe Contepomi aprovechara la superioridad numérica por afuera y gestara una maniobra de siete puntos.

Así, el 18-7 parecía ser suficiente para afrontar el resto tranquilo y Phelan se decidió a mover el banco completo e incluir lo debuts mundialistas de Gosio y Vallejos, que se sumaron a los anteriores ingresos de Scelzo, Creevy, Fessia, Lalanne y Rodríguez. De hecho, el propio Gosio tuvo la suerte de apoyar la última conquista, convertida por Bosch para el 25-7 final.

Luego de lo ocurrido ayer con el éxito de Tonga sobre Francia, y tras haber exigido al máximo a la Argentina, fue una buena ocasión para los Lelos de evidenciar que la brecha entre los equipos de Tier 1 y Tier 2 se acortó en los últimos cuatro años.

Mientras Georgia culminó su participación en la RWC 2011 con un balance de tres derrotas y una victoria, Argentina se adjudicó el segundo lugar en el Grupo B y enfrentará a Nueva Zelanda por los cuartos de final el próximo domingo 9 de octubre a las 20:30 en el Eden Park de Auckland.

Fuente: IRB