Los Pumas descansan y Figallo fue suspendido.

El equipo de Tati Phelan gozo de una jornada de descanso en Dublín y se enteró de la suspensión de tres semanas que le aplicaron al pilar Juan Figallo.

Ayer los integrantes del plantel nacional dejaron el protocolo de lado y disfrutaron de una jornada de descanso, esta vez en una soleada Dublín, contra todos los pronósticos.

El ómnibus de la Delegación arribo rápidamente al centro de la ciudad y eligió como punto de arribo el histórico Trinity College. Desde allí, divididos en grupos, los jugadores se perdieron por el centro de la ciudad en búsqueda de conocer un poco más una linda ciudad como lo es la capital irlandesa.

El staff técnico también se sumó en la recorrida y aunque, la misma no duro demasiado, sirvió para cambiar de panorama, visitar algunos negocios y almorzar en un tradicional restaurante de comida italiana.

La historia para los jugadores no fue muy diferente, por casualidad o elección, la gran mayoría coincidió en el gusto culinario y terminó almorzando en el Hard Rock café de Dublín.  Después fue el turno para comprar algún recuerdo y acordarse de los regalos para aquellos que siempre los apoyan.

Antes de que oscurezca, nuevamente en el Trinity College, Los Pumas se reunieron y emprendieron el regreso al hotel.

Por la noche, como ya es habitual, el plantel disfrutó de la única cena de la semana afuera del hotel. Allí fue el momento para que el doctor Guillermo Botto se luzca, elija lugar y menú, para que luego si, todo el plantel disfrute y de su veredicto sobre la elección quirúrgica del doctor.

Así pasó el último día libre de la gira de Los Pumas por el viejo continente. A partir del jueves, todo volverá ser como es habitual y en esta oportunidad con un objetivo más que claro: el partido del próximo sábado ante Irlanda.

Por otra parte, e

n una audiencia efectuada hoy en la ciudad de Cardiff, el pilar de Los Pumas, Juan Figallo, fue suspendido por un lapso de tres semanas. Motivo por el cual, estará sin poder jugar al rugby hasta el domingo 9 de diciembre del corriente año.

 

 

El Oficial Judicial designado por IRB, Mr. Roger Morris, confirmó que el jugador argentino infringió la regla 10.4 H (carga en el maul o Ruck), en el partido que Los Pumas disputaron el pasado sábado, ante Francia, en la ciudad de Lille.

La infracción cometida por el jugador fue catalogada como falta media (5 semanas). Sin embargo, a partir de la presentación de los elementos mitigantes expuestos por su defensa, la sanción fue reducida a tres semanas.

De la audiencia mencionada, además del pilar de Los Pumas, también estuvieron presentes el Manager del Seleccionado, Rodrigo Jiménez Salice, uno de los entrenadores, Mauricio Reggiardo, y el abogado francés que colaboró con la UAR, Christian Chevalie

Fuente: UAR