Los Pumas de vuelta al trabajo

Gabriel Ascárate en pleno entrenamiento en el SIC. (Foto: UAR)

Luego del fin de semana libre que tuvieron los jugadores del Seleccionado Nacional y en la que los tucumanos aprovecharon para ver a sus clubes como Gabriel Ascárate que fue a Natación y estuvo junto a Nicolás Sánchez y Alvaro Galindo en el Parque 9 de Julio observando Lawn Tennis – Universitario, Los Pumas volvieron al trabajo.

Esta mañana, en el anexo del SIC tuvieron una práctica con pelota y según lo que nos confiaron los jugadores tucumanos, el trabajo es muy exigente. Pero contentos porque están trabajando a full, a conciencia y con la cabeza puesta en dar lo mejor para estar en la lista final que se dará el próximo 6 de agosto, tras el partido con Sudamérica XV.

Cada vez falta menos.

El trabajo de la mañana se hizo en el campo de juego y consistió en ejercicios de reacción y velocidad con trineos, divididos en tres grupos. A continuación, los entrenadores plantearon un entrenamiento en el cual trabajaron el duelo, el juego dentro de la defensa y destrezas individuales.

Al mediodía, el plantel completo almorzó en el Anexo del San Isidro Club y luego algunos jugadores mantuvieron reuniones individuales con los integrantes del Staff Técnico.

A las 15:30, los integrantes del Seleccionado Nacional llevaron a cabo la segunda practica del día. En la misma, luego de una extensa entrada en calor, los forwards ensayaron scrum, mientras que los backs hicieron movimientos de ataque. Para finalizar, todo el plantel hizo un trabajo físico bajo las ordenes de Mariano Fernández y Simon Fathers.

Gabriel Ascarate (Natación y Gimnasia – Tucumán):

“La primera semana fue dura pero más tranquila comparado con lo que veníamos haciendo en Athletes Performance. Este fin de semana tuvimos dos días de descanso y los jugadores del interior pudimos volver a nuestras casas para estar con nuestras familias y recuperar un poco la cabeza, más que lo físico”.

“El grupo está bárbaro. Tenemos todas las comodidades como para no extrañar nuestras casas. Estoy feliz de estar viviendo esta experiencia y lo quiero hacer de la mejor manera”.

“Sólo en sueños me imaginaba estar acá. Ahora que me toca, me sorprendo cada día y trato de aprender de los más grandes y experimentados. No todos tienen esta oportunidad, por eso quiero aprovecharlo y aprender hasta los más mínimos detalles y contagiarme de las ganas que tienen todos”.

“Las rutinas de entrenamiento son durísimas. Nos acostumbramos a este ritmo en Pensacola. No cambió mucho en lo que respecta a horarios, así que es bueno porque no lo estamos sufriendo. La exigencia es máxima pero tenemos que dar lo mejor de nosotros porque es la forma de llegar al Mundial de la mejor manera. Estamos dejando todo, con mucho sacrificio”.