Los Pumas 7 acariciaron la dorada pero no pudo ser

En el mejor partido de todos los jugados en los juegos panamericanos, el equipo nacional de rugby reducido cometio dos errores y perdió la oportunidad de llevarse la medalla dorada.

Luego de dos jornadas intensas. En la primera de ellas, los Pumas 7 ganaron todos los partidos  con tranquilidad y amplitud (Pumas 7 26 – México 5) (Pumas 7 40 – Guyanas 0) (Pumas 7  26 – Uruguay 10). Ésto le otorgó al pase a los cuartos de final.

En la jornada final, hoy, en cuartos (Pumas 7 21 – Chile 5) y semifinal (Pumas 7 17 – Urugual 5) el equipo argentino arrancó perdiendo pero pudo dar vuelta los marcadores gracias a la jerarquía de sus individulidades, aunque costó mucho más que el día anterior. Así y todo se instaló en la final.

Contrariamente a los dos partidos anteriores, Los Pumas 7,  arrancaron la final ganando; pero Cánada lo dio vuelta y festejó, en el debut de la modalidad de rugbu en los panmericanos.

Los chicos jugaron el mejor partido de la segunda jornada; pero hubo dos errores, dos pases interceptados por el canadiense Connor Trainor que terminaron el try, no obstante el amor propio lo hizo buscar el empate hasta el último segundo, pero no pudo ser. Cánada ganó por 26 a 24

Tanto Gabriel Ascárate como Ramiro Moyano tuvieron una muy buena participación en la final, apoyando cada uno un try pero no alcanzó. La tristeza por no ser campeones se notó en el plantel, pues ese era su objetivo; pero sumaron una presea de plata para el elenco argentino que participó en estos Juegos Panamericanos