Los Naranjitas se preparan para el Argentino

En las instalaciones de Campo Norte pertenecientes a Tucumán Rugby se llevó a cabo un amistoso entre la M21 «verdinegra» y la M19 Naranja, que se prepara con vista  al Campeonato Argentino Juvenil 2011.

El resultado es lo de menos, ya que el staff técnico, programó este partido para analizar la marcha de los chicos con quienes viene trabajando arduamente para llegar de la mejor manera al campeonato de la categoría a celebrarse desde el 15 de octubre al 5 de noviembre del corriente año.

El saldo fue netamente positivo, porque se sumó tiempo en cancha buscando coordinar el mejor juego posible y detectar cuanto falta para la puesta a punto. Esto nos dijo Carlos Llebeilli, uno de los entrenadores.

«Nos encontramos en el inicio de las actividades con la M19. Había un plan de acondicionamiento físico, por lo que recién estamos empezando esta etapa. Tuvimos dos entrenamientos y dada las características del campeonato, los chicos están faltos de competencia, lo que nos obliga a organizar este tipo de partidos que nos sirven de entrenamiento. Seguramente en los próximos días se irá refinando el plantel y seguiremos hilando fino», dijo el ex segunda línea de Natación.

«Tenemos que superar el problema del desbalance entre jugadores del equipo, ya que algunos juegan en Primera, otros en Intermedia, y otros que no. Casualmente uno de los objetivos de estos partidos es buscar no sólo saber cómo vamos a jugar el Argentino sino que tengan roce de juego y trabajamos para anular esta preocupación, aunque no tengo duda que al final ésta será un desventaja en el Argentino», señaló.

«Si bien todos los clubes de Tucumán pretenden que sus jugadores tengan ritmo de juego, el tema pasa por la estructura del campeonato. Por ahí las divisiones que se presentan, la falta de continuidad en algunas divisiones, los problemas que acarrea la M 21, que no termina de definirse. Todo eso atenta contra la competencia de los jugadores», analizó.

«Esto no es nuevo. Ya venimos con problemas de ese tipo y eso se nota en el Argentino. Obviamente que debemos trabajar  y tratamos de comunicarnos con los clubes pra tratar de anular esa desventaja. En cuanto al grupo de los técnicos, es muy bueno. Yo fui invitado hace cuatro años, por Bernardo Urdaneta, ya trabajaba con «Chari» Fornaciari y ellos realmente le ponen mucha pasión, mucho tiempo , mucho estudio y realmente facilitan las cosas. Desde mi posición es un trabajo muy agradable, cómodo; porque ellos nos dan las cosas bastante digeridas y es un placer trabajar con ellos», dijo Llebeilli.

«Finalmente el balance del encuentro de hoy es muy positivo. Cumplimos el objetivo que los chicos tengan tiempo de juego, que se den cuenta que les falta más de esto , se vieron muchos errores que los vamos a ir corrigiendo con los entrenamientos», finalizó.