Los más chicos aprendieron rápido

La M18 de Tucumán, en un gran partido, le ganó a Córdoba por 28 a 22, jugando bien, sólido y logrando el pase a la final del Campeonato Argentino Juvenil.

No hubo mucho tiempo de trabajo. De hecho, los chicos casi no pudieron juntarse con el campeonato anual terminando cuando comenzaba el Argentino. Incluso, en los partidos amistosos, el equipo no se encontraba y perdió algunos de ellos.

En el primer partido ante Entre Ríos, se vio a un equipo que le faltaba madurez y encontrarse en el campo de juego. Ante Córdoba, lo demostraron y dejaron sentado que aprendieron rápido y que quieren crecer. Ni siquiera cuando los «Doguitos» los apretaron y lo pusierona contra las cuerdas, los chicos aflojaron.

Tuvieron un gran primer tiempo. Con mucho control de pelota y de terreno. Tanto que el que siempre proponía era Tucumán. Si hubiera estado más afinado con el pie Santiago Rez Masud, la diferencia en el primer tiempo de 9 a 3 no hubiera sido tan exigua. Sin embargo flotaba en el aire la sensación que el partido, a pesar de la poca diferencia, no se les podía escapar. Bien los delanteros y los tres cuartos, aunque contenidos por la defensa cordobesa, estaban atentos en ataque.

Apenas comenzada la segunda mitad, ya hubo un quiebre para los «naranjitas». En un buen movimiento de forwards, llegaron varios tras un empuje y fue Matías López el que festejaba la conquista. De ahí en más, el partido fue todo de Tucumán porque los forwards imponían su rudeza en el contacto. Marcos Loza era el que a los 12 minutos, ponía a su equipo 21 a 12 tras la conversión de Rez Masud. Entonces, con la diferencia hecha y casi a mitad de tiempo, el equipo entró en un bajón que Córdoba lo aprovechó a través de su excelente pateador Ignacio Ceballos que tuvo 100% de efectividad. Los «Doguitos» se acercaban y se animaban a jugar cerca de las 22 yardas locales. Pero la atención en defensa y la lectura del juego, hizo que Rodrigo Gallo interceptara un pase que terminó bajo los palos cordobeses. Partido liquidado faltando 3 minutos para el final.

El try cordobés sobre la hora, llegó como premio al esfuerzo y a no darse nunca por vencido. Tucumán hizo muy bien las cosas, se notó madurez en el juego y ahora le queda el último escalón para ver si corona con el título todo lo bueno que vino haciendo en el Argentino.

Síntesis:

Tucumán: 1- Lucas Noguera Paz, 2- Santiago Iglesias, 3- Lucas Casmut (Blas Cabrera); 4- Marcos Loza (Francisco Zacher), 5- Saúl Moyano (Fabrizio Mazza); 6- Mariano Lisandro Faralle, 7- Andrés Osa, 8- Matías López; 9- Marcos Rossi, 10- Santiago Rez Masud; 11- Gustavo Casadei, 12- Rodrigo Gallo, 13- Lucas Belloto, 14- Santiago Salazar (Lucas Cartier); 15- Lucio Juárez Chico.

Suplentes: 16- Santiago Contar, 20- Ricardo Sauce Valdez y 22- Nicolás Monterrubio.

Entrenadores: Bernardo Urdaneta, Marcelo Rojas, Marcelo Albornoz y David Rufino.

Córdoba: 1- Francisco Correcher Faisal, 2- Luciano Bencivenga (Ramiro Cetti), 3- Ramiro Navarro; 4- Julián Smidt (Rodrigo Ruíz), 5- Juan Sánchez Pulgar; 6- Santiago Masjoan, 7- Juan Cruz Juaneda (Juan Manuel Lizarraga), 8- Diego Beletti; 9- Hernán Roca, 10- Ignacio Ceballos; 11- Mariano Egea, 12- Pedro Dolsan, 13- Julio Deheza (Juan Bernardini), 14- Agustín Ríos (Juan Cruz Fierro); 15- Marcos Morel (Giuliano Pizzi).

Suplentes: 16- Darío Aguirre .

Entrenadores: José Virasoro, Jorge Sierras y Guillermo Iglesias.

Tantos: Primer tiempo: 9′ y 25′ penales de Ceballos (C) y 14′, 23′ y 30′ penales de Rez Masud (T)

Parcial: Tucumán 9 – Córdoba 3.

Segundo tiempo: 2′ try de López (T), 6′, 15′ y 20′ penales de Ceballos (C), 12′ y 32′ tries de Loza y Gallo convertidos por Rez Masud (T) y 35′ try de Berardini convertido por Ceballos (C).

Resultado final: Tucumán 28 – Córdoba 22.

Referee: Juan Sylvestre (Rosario)

Cancha: Tucumán Rugby

Voces de los protagonistas

Rodrigo Gallo (centro de Tucumán): «Ví la oportunidad y me la jugué. Se me hacían cada vez más largos los palos pero había que llegar sí o sí para darle seguridad al equipo y ganar el partido.Ví que la pelota la tenía un forwards y que seguramente iba a descargar. Entonces me la jugué. Salió bien y ganamos. Jugamos siempre con posesión pero mucho tiempo en nuestro terreno y así se vinieron ellos. Estuvimos atentos en defensa, se tackleó mucho y había que jugarse. Tuvimos mucha garra y eso fue lo que más me gustó del equipo. Nos queda un escalón todavía».

Marcos Rossi (medio scrum de Tucumán): «Sabíamos que ellos la iban a venir a pelear de igual a igual con los forwards bien ásperos como también tenemos nosotros. Creo que la ganamos de guapo, esa es la palabra porque ganamos la batalla de lobos. Creo que la impaciencia de que estábamos haciendo bien las cosas pero no la poníamos en puntos nos jugó en contra. Quizás si nos hubieran cobrado el try que no fue, hubiéramos liquidado el partido antes. Ahí se nos vienieron ellos. Lo supimos aguantar y se nos dieron las cosas. Ahora vamos por Buenos Aires. Confío en el equipo, en todos mis amigos y mis hermanos».

Ignacio Ceballos (apertura de Córdoba): «Entramos dormidos en el primer tiempo y no pudimos tener la pelota. En el segundo nos unimos más como equipo y no llegamos, por poco. Tuve un poco de suerte a los palos pero se ve que nos falta trabajar un poquito más para llegar a lo que queremos que es pasar a finales. El año que viene será. El rugby es el deporte que amo y como pateador tengo la posibilidad de meter y entrenarme todos los días».