Los All Blacks analizan a Los Pumas

AUCKLAND, 5 de octubre – El plantel de Nueva Zelanda lleva toda la semana pegado a la televisión viendo videos de Argentina, de cara al choque de cuartos de final en el Eden Park que se jugará el domingo.

Los All Blacks están recuperando la memoria, ya que ambos equipos no se enfrentan desde junio de 2006. «Es una lástima no jugar contra más equipos más a menudo, pero esta es la realidad”, afirmó Ali Williams tras la conferencia de prensa el miércoles.

El segunda línea de 30 años jugó en ese último enfrentamiento, cuando los All Blacks se impusieron 25 a 19 en Buenos Aires, y recuerda que enfrentó a un poderoso pack de forwards argentino.

“Nos peleaban todos los lines y en los scrums era donde tenían su mayor fuerza y donde estaban mejor preparados. Si no hubiéramos tenido fuerza nos habríamos metido en problemas”, aseguró. “Por otro lado, tienen una buena línea de backs que puede atacarte por cualquier lado. Es un equipo muy peligroso y en ese partido casi nos ganan”.

Williams prevé otra batalla el fin de semana en la que los forwards de los All Blacks se enfrentarán a su mayor desafío hasta el momento en la RWC 2011. «Están muy orientados al ataque. Aman el contacto físico”, continuó.

Forwards de cuidado

El compañero de Williams en la segunda línea, Brad Thorn, jugaba rugby league en Australia cuando los All Blacks se enfrentaron por última vez a Los Pumas pero conoce todo sobre el estilo de juego de los sudamericanos.

“Le tenemos un enorme respeto al scrum argentino, a su line y a su juego de forwards, en general. Es genial poder enfrentarse a un oponente realmente bueno y ponerse a prueba”.

Las cifras están en contra de los sudamericanos ya que en 13 partidos contra los All Blacks, un empate es resultado más positivo que lograron.

Argentina tendrá la chance de mejorar su marca en el futuro, ya que podrá enfrentarse a Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica en el nuevo Cuatro Naciones a partir del próximo año.

Los Pumas lograron la medalla de bronce en la RWC 2007, pero algunos cuestionan su capacidad cuatro años después tras la derrota ante Inglaterra y el triunfo por un solo punto sobre Escocia, durante el Grupo B, y aseguran que éstos resultados son una evidencia de su declive.

Pero Williams se mostró seguro de que su equipo no subestimará a los argentinos. «Son un equipo muy fuerte. Su estilo de juego es apto para las fases eliminatorias y hay que mostrarles respeto. Si los tomamos a ligera, el lunes podría ser bastante silencioso”, concluyó.