Lawn Tennis se queda sin dos jugadores clave para semifinales

INHABLITADO. Carlos Cáceres no debió jugar este partido ante Universitario que le valió la clasificación directa a Lawn Tennis.

Debido a la mala inclusión de Carlos Cáceres en dos partidos cuando ya había acumulado tres amarillas, el Benjamín no podrá contar con el segunda línea ni con su capitán, Nicolás Proto en las instancias decisivas del Regional del NOA.

El miércoles pasado hubo reunión del Consejo Directivo de la Unión de Rugby de Tucumán para tratar un sólo tema: la sanción a Tucumán Lawn Tennis. El motivo era por la inclusión en dos partidos de un jugador que debió ser inhabilitado para jugar pero al no estar informado en el boletín, jugó igual.  

En esto asume su error la Comisión de Competencia que es la encargada de informar en el boletín las sanciones y demás en cada situación. 

Los más extremistas pedían hasta la quita de puntos (como en el caso del club Natación y Gimnasia en M19, con una situación similar pero donde el jugador jugó igual aunque había sido inhabilitado por boletín) de los partidos ganados con Carlos Cáceres como titular (ante Universitario de Salta y de Tucumán). Sin embargo, al no estar Cáceres inhabilitado en boletín, legalmente podía jugar. Y lo hizo.

El Consejo, tras una reunión que duró más de dos horas, resolvió: sancionar a Carlos Cáceres, al capitán Nicolás Proto y a uno de sus entrenadores, Patricio Arguello, hasta el 18 de setiembre. Con esta sanción, los jugadores no podrán participar de las semifinales del Regional del NOA y así Lawn Tennis, por error u omisión, se queda sin dos valuartes en su pack de forwards para los partidos más importantes del año. Eventualmente, si Lawn Tennis clasifica para la final, recuperará a estos jugadores.

El error está asumido por parte de la Comisión de Competencias de la URT. La circunstancia es subsanada mediante sanción por parte del Consejo. ¿Qué dice Lawn Tennis a todo esto?. Que actuó de buena fe y que no quiso sacar ventaja deportiva. De todas maneras, legalmente estaba respaldado el jugador para jugar esos partidos y cuando en el club del Parque 9 de Julio se dieron cuenta del error, no jugó el último encuentor ante Los Tarcos. Es por eso que la sanción no fue más dura, con la quita de puntos.  

Ahora, ¿fue un error o un intento de sacar ventaja? Los valores del rugby son claros: disciplina, respeto, integridad, pasión y solidaridad. 

El terreno de las especulaciones es vasto, intrincado y como dice un párrafo bíblico: «El que esté libre de culpa, que tire la primera piedra».

 

Relacionados