La Unión de Rugby de Tucumán en pie de guerra con la UAR

En la última reunión de presidentes en Rosario, hubo un fuerte cruce con la dirigencia nacional por imponer un reglamento que le quitaría autonomía y poder económico a las uniones provinciales.

Un fuerte escándalo comenzó a explotar en el rugby argentino. La alerta se encendió en Tucumán Mendoza, hasta que Rosario Córdoba también comenzaron a sumarse. La Unión Argentina de Rugby realizó una reunión el pasado viernes, en la que participaron los presidentes de todas las uniones del país, y allí dieron a conocer las nuevas imposiciones. 

La Comisión de Competencia de la UAR aprobó el nuevo formato del Reglamento de Competencias que será válido para todas las regiones. Los problemas comenzaron a aparecer cuando varios estuvieron en desacuerdo con muchos de los puntos y la respuesta fue contundente: “los cuestionamientos se hacen por escrito y se los analizarán, pero ya está aprobado”. 

Analizando punto por punto, hubo muchos que provocan bronca desde las uniones fuertes del rugby en argentina, pero el Artículo 66 es el que hizo explotar a todos:

“Las regiones deberán implementar y hacer constar en el reglamento específico del torneo, una comisión regional que estará conformada por los presidentes de las uniones provinciales participantes, los que tendrán un voto cada uno. Esta comisión regional designará a los presidentes y miembros de las comisiones que implemente para fiscalizar el torneo, resolverá aquellas situaciones que excedan a esas comisiones y resolverá respecto de las apelaciones que sean presentadas ante sanciones impuestas por la comisión de disciplina actuante”.

(Articulo 66)

“Esto más que un reglamento de competencia es reglamento general. En el reglamento de competencia vos definís cómo se va a jugar, las fechas, cómo va a ser la puntuación, las definiciones en empate, todo. Y aparte está el reglamento general, en el cual están las cuestiones administrativas. Siempre dijeron y sostuvieron que era un reglamento de competencia, porque salía de la Comisión de Competencia que la preside Gabriel Travaglini y tiene como gerente a Eliseo Pérez”, comienza descargándose con eltucumano.com, Marcelo Corbalán Costilla, presidente de la Unión de Rugby de Tucumán

El artículo uno impacta directamente en la autonomía estatutaria de las uniones, porque prácticamente pasa a manejar todos los aspectos del torneo regional: sponsorización, si hay que cobrar o no cobrar, y entre esos tantos artículos que tiene ese reglamento general, que no es de competencia, el 66 habla claramente”, agrega Corbalán Costilla

En la última década, la UAR estuvo manejada por presidentes de Tucumán y Rosario, con Cacho Castillo y Carlos Araujo. En ese tiempo, Buenos Aires fue perdiendo terreno en la toma de decisiones, hasta que llegó el sanjuanino Marcelo Rodríguez. En los últimos tiempos, el rugby perdió federalismo y con contradicciones, como la que propone en el artículo 66: 

En la última década, la UAR estuvo manejada por presidentes de Tucumán y Rosario, con Cacho Castillo y Carlos Araujo. En ese tiempo, Buenos Aires fue perdiendo terreno en la toma de decisiones, hasta que llegó el sanjuanino Marcelo Rodríguez. En los últimos tiempos, el rugby perdió federalismo y con contradicciones, como la que propone en el artículo 66: 

“Tucumán tendría la misma cantidad de votos que Salta, Santiago y Jujuy, eso apunta contra el sistema federal eleccionario. La URBA, por su capacidad, cantidad de clubes, de jugadores y demás, tiene más del 30% de los votos cuando se elige presidente en la UAR, lo cual me parece perfecto. Entonces, cómo para una cosa vamos a tener una forma de manejo y para otra no. Ahí es donde los presidentes de las uniones pegamos el grito por el cielo”, relata el presidente tucumano.

Héctor Corbalán Costill,a presidente de la URT.

Tucumán es la unión más fuerte, con más jugadores y más clubes en el norte. El Regional del NOA se realiza desde hace 20 años, y en ese lapso, el Jardín de la República arrancó con “once equipos y hoy tiene 10 más, Salta arrancó con 4 y hoy tiene uno más, Santiago arrancó con dos equipos y hoy tiene uno más. Entonces, ¿cómo es la historia?”, detalló Corbalán Costilla y aprovechó para descargarse: “Hay muchos clubes que no quieren un comité regional, porque cada vez es más invasivo. Eso es una apreciación que hay en general en Tucumán, porque Santiago viene a jugar al rugby, Salta viene a hacer política. Todos los años empiezan con los problemas, cuando no están de acuerdo nos demandan en la UAR. Hoy por hoy la postura es de jugar. No vamos a integrar ningún comité bajo ningún tipo de conformación. El voto tiene que ser calificado”.

Así como ocurre en Tucumán, como la entidad más fuerte del Regional del NOA, pasa con Rosario en el Litoral, Mendoza en Cuyo y Córdoba en el Regional Andino. “No podemos callarnos. El tema se tocó muy por arriba y se decidió que se iban a mandar propuestas para que se revea. Estas propuestas las iba a mandar cada unión. El martes en Rosario, dos consejeros, que son abogados, se hicieron cargo de mandar la propuesta nuestra. Hay artículos de fondo que hay que reverlos. Hay que barajar y dar de nuevo”, sostuvo Gonzalo Crespi, presidente de la Unión de Rugby de Rosario.  

Por su parte, en la Unión de Rugby de Cuyo también piensan lo mismo: “Ese reglamento lo hablamos cuando estuvimos en la asamblea de presidentes, donde la UAR nos pidió que cuestionemos lo que tengamos por cuestionar y lo hiciéramos por escrito, pero eso ya está aprobado y en vigencia. Todo lo que está hacho está en vigencia y si tenemos cuestionamientos tenemos que hacerlo por escrito, pero ya está aprobado. Van a analizar o no de la conveniencia del artículo”, relató Andrés Ramos, el presidente de la URC.  

“Que la UAR nos dé información un poco más clara en cuanto a estos puntos, pero el reglamento ya está en vigencia. Tucumán fue preparado a cuestionar esos puntos, pero en la asamblea nos dijeron que ya estaban aprobados. Lo aprobó el Consejo puertas adentro. La idea es que analicemos, pensemos lo que significa aceptar un reglamento de este tipo. Ellos quieren por escrito consignas precisas para que la analicen. Estamos los cuatros presidentes (Tucumán, Cuyo, Córdoba y Rosario) muy alineados, en ver cómo las cuatro regiones cabeceras podemos entender qué es lo que están buscando y porqué lo están haciendo”, agregó Ramos. 

Desde el Jardín de la República no piensan quedarse con los brazos cruzados y ya largaron la iniciativa de intentar cambiar las cosas: “Hicimos una nota con los artículos que para nosotros estaban mal. Invitamos al presidente y al de Competencia para que entiendan porqué estamos en contra. No lo estamos porque sí. No objetamos todo. Estamos convencidos que atentan contra la autonomía de la Unión de Rugby de Tucumán”, sostuvo Corbalán Costilla, quien confirmó que el próximo jueves recibirán la visita de Gabriel Travaglini y Eliseo Pérez, los encargados del área de Competencia de la UAR. 

El artículo 66 no es el único por el que pegaron el grito por el cielo en las principales uniones. “Los montos de las transferencias también es un monto a tratar, es poco claro y los clubes formadores de los jugadores terminan siendo muy perjudicados”, detalló Ramos. 

“No nos queremos pelear con la UAR, simplemente les decimos que aceptamos un montón de cosas, pero esto no. No nos parece lógico que nos igualemos cuando somos distintos. Voy viajando varias veces a Buenos Aires para hablar y buscar los mejor, pero siempre me dicen no, no, no y no. Queremos jugar el Regional, pero como es ahora, sin comité. Es una medida que adoptamos”.

Héctor Corbalán Costilla, presidente de la URT

“Nos sacan el Torneo de Selecciones, nos cambian el formato, lo aceptamos, perdemos la vicepresidencia, por méritos propios, pero las perdemos; ahora quieren hacer un comité, no quieren pagar una cuota de inscripción, cuando todos los jugadores de acá pagan. No tenemos que ser dinero-dependiente de la UAR. El día de mañana deciden dejar de mandarnos y qué hacemos. Nos morimos”, sentenció el presidente de la Unión de Rugby de Tucumán.

Desde la UAR y con Agustín Pichot como impulsor principal, tienen la idea de hacer un torneo Súper 12 o Súper 14 que reemplace al Nacional de Clubes y se juegue a lo largo del año, en todo el país, como la Superliga de Fútbol, o la Liga Nacional de básquet, o la de vóley.

En caso de pasar eso, los clubes que no participen corren peligro de tener cada vez menos participación y que termine pasando como ocurre con las ligas locales de básquet, fútbol o vóley, donde las Confederaciones o Asociaciones que las manejan, las tienen perdidas y olvidadas. Los torneos locales son cada vez con menos nivel y el deporte tiende a caer. Esperemos, por el bien del rugby, que esa triste historia no se repita.

por Marco Lamoglia, de El Tucumano, para Rugby Tucumano

Relacionados