La UAR se apoya en una nueva cultura para el rugby

La entidad madre informó sobre los avances de su programa “Rugby 2030, hacia una nueva cultura”, que tiene como objetivo reconocer, responsabilizar y resolver la conflictividad relacionada con este deporte en Argentina.

Reconorcerse. Es el primer paso para crecer. La dirigencia de la Unión Argentina de Rugby no hizo oídos sordos al lamentable suceso de Villa Gesell que marcó las vacaciones de muchos argentinos con chicos vinculados al deporte de la ovalada y puso manos a la obra.

“Hemos estado trabajando estos últimos meses para abordar el tema de las conflictividades y la violencia dentro del rugby. A principios de año recibimos varias propuestas y elegimos la de Funrepar que trabaja la resolución de los conflictos desde las prácticas restaurativas”, expresaba hace tres meses Sol Iglesias, gerente de la UAR, en la presentación oficial del programa.

Hoy la UAR, junto a las 25 uniones miembro y sus clubes, se encuentra a la fecha con siete del total de sus módulos en funcionamiento, los cuales están dirigidos a entrenadores, jugadores, directivos, socios y la familia del rugby nacional.

El detalle y en qué instancia se encuentra cada uno

Diagnóstico.
El programa consiste en llevar adelante una encuesta entre más de 130.000 personas del mundo del rugby (jugadores, entrenadores, dirigentes, socios, etc.), que representan la línea de base para este programa. La misma, busca generar el mapa para visualizar los conflictos y que la familia del rugby pueda expresar sus percepciones y convicciones en torno a este deporte y al momento que se vive en la actualidad. Hoy en día ya se completaron 20.000 encuestas, que son difundidas entre los destinatarios por los referentes designados por cada unión provincial, a nivel nacional.

Sensibilización
Como parte de este módulo, se realizaron distintos videos con figuras destacadas del rugby argentino, con el objetivo de dar a conocer el programa en profundidad, sus presupuestos y sus fundamentos.

Competencias, destrezas y habilidades.
Se trabaja junto a entrenadores y entrenadoras de las categorías de 6 a 9 años, en busca de incorporar ciertas destrezas enfocadas en el cómo debe ser un jugador de rugby. En una segunda etapa será con las categorías de 10 a 14 años.

Estereotipos discriminadores
Apunta a incorporar paradigmas positivos no discriminatorios frente a un otro diferente, incluyendo prejuicios y estereotipos.

Un club en la escuela, una escuela en el club
A partir del relevamiento que se realiza con clubes, se implementa previamente la prueba piloto de este programa, que pretende crear espacios de interacción entre el club y las escuelas a las que van los chicos.

Un deportista en la familia
Se generaron reuniones con un grupo de profesionales para establecer los lineamientos del espacio de referencia. Este módulo incita a generar un espacio para que las familias puedan reflexionar y encontrar respuestas a las problemáticas que se plantean en la vida de los deportistas y el papel que juegan en su desarrollo.

Código disciplinario
Comenzaron las primeras reuniones con la Comisión de Disciplina de la UAR, para relevar la actualidad de los códigos disciplinarios en el país.
Marcelo Rodríguez, presidente de la Unión Argentina de Rugby: «El compromiso por este programa es inmenso. Es una iniciativa ambiciosa, que tiene un gran respaldo profesional y que involucra a toda la comunidad del rugby como parte de una solución”.

Raúl Calvo Soler, director del programa Rugby 2030, desde Funrepar: “Hay una enorme predisposición por parte de todas las uniones en materia de reflexionar y ver qué soluciones se pueden encontrar para resolver las conflictividades en este deporte. Es para destacar el carácter diverso que existe dentro del espacio argentino del rugby. Esa diversidad debe ser un gran aliado para desarrollar de manera creativa respuestas a los problemas que hoy enfrenta el rugby. Entre otras cosas, cómo formamos y construimos a un jugador de acuerdo a los valores y principios acordes al siglo XXI”.

Relacionados