La re edición de una tremenda final en el Regional del NOA

En el 2008, Lawn Tennis y Universitario disputaron un gran partido en cancha de Natación. El Benjamín venía con 26 años de frustraciones y Uni quería pegar su grito 21. Federico Mentz y Lucas Barrera Oro, protagonistas de ese encuentro, recuerdan lo sucedido.

Este domingo, Lawn Tennis y Universitario re editarán una de las finales del Regional del NOA de mayor suspenso que me tocó vivir.

El 2 de noviembre de 2008, ambos equipos disputaron hasta el último minuto el título que, finalmente, quedó en manos del Tennis, con un protagonista que nadie había advertido: un tal Sánchez.

Con ese título escribí la nota del partido, donde Nicolás Sánchez con apenas 20 años y uno de los más jóvenes jugadores en cancha Mentz, aportó 10 puntos en los últimos 5 minutos, con un drop y un try más la conversión. Federico Mentz (jugó 3 finales con el club 2008, 2014 y 2017), apertura del Benjamín, lo recuerda.

«Uhh, esa final del 2008… fue volver a poner al club en los primeros lugares. Habían pasado 26 años sin que salgamos campeón y estábamos un poco presionados, ja…  Nico (Sánchez) jugaba de centro, lo hizo todo ese año, y generalmente cuando yo salía me reemplazaba él como apertura. Me golpeo la cabeza a los 10/15 minutos del segundo tiempo y por suerte queda él de apertura. Ibamos perdiendo por 9 puntos creo y en menos de 5 minutos mete un dro, un try y una conversión. La verdad que esos minutos fuera de la cancha fueron con unos nervios terribles. Uni venía jugando bien esa final, nos costó muchísimo volver a ponernos en partido. Diego Más era el apertura de ellos que también se lesiona y tuvo que salir, algo que para nosotros fue importante en la remontada. Más que nada, creo que fue el comienzo de una época muy linda para nosotros», recordó Federico.

Pero antes que termine todo, cuando Sánchez había hecho todo para ganar, un penal cobrado por Agustín Auad, el árbitro, podría haber cambiado la historia.

«Esa penal la recuerdo mucho, mucho… porque pasaron muchísimas cosas en mi cabeza, muchos recuerdos de cuando iba a entrenar patadas al club; cuando me hacía la yuta al colegio para ir a patear y uno siempre en joda dice ‘si meto ésta, somos campeones’. Y por primera y única vez me pasó de verdad y tuve esos recuerdos. Aunque yo no era el pateador me hice cargo de semejante responsabilidad. Porque nunca le tuve miedo a los desafíos. Y bueh, el resultado lo conocen todos», rememora Lucas Barrera Oro, el full back de Uni.

«Para este domingo, lo veo bien al club. Va a ser importante la entrega de los jugadores y pienso que está para cualquiera de los dos, aunque tengo confianza que tendremos ese plus para quedarnos con el partido porque defensivamente tuvimos un gran año… Y ver a Andrés Chavanne y Juan Pablo Vie, los que jugaron esa final del 2008, seguir jugando, sabiendo todo lo que dejan de lado por estar, es tremendo. Dios quiera que tenga un excelente partido y se nos pueda dar este campeonato que para los chicos que la vienen peleando durante el año será algo muy lindo», señaló Mentz.

«Con respecto a la final de este domingo, no voy a poder estar (está en Buenos Aires por la operación de su hijo Nicanor) pero la voy a seguir por radio, con ustedes y seguramente será un gran espectáculo. Disfrutaremos de un hermoso partido de rugby con muy buenas personas de ambos lados», dijo Barrera Oro.

Lawn Tennis y Universitario volverán a disputar una final luego de 11 años y los números o estadísticas no sirven a esta altura porque es partido aparte.

Lo que sí aseguran ambos es entrega y emoción al máximo, como siempre sucede con los equipos tucumanos.

Relacionados