La historia olímpica del rugby (Parte I)

Rio2016-LogoFORMATTEDEl regreso del rugby a los Juegos Olímpicos se dará a partir de las 11 de la mañana del 6 de agosto cuando las mujeres de España y Francia marquen el debut del Rugby Sevens en Río 2016. El camino del rugby hacia los Juegos comenzó con el nacimiento del Movimiento Olímpico, a finales del Siglo XIX. Después de jugarse en cuatro eventos olímpicos, el rugby desapareció por los siguientes 92 años.

Fue en Copenhague, Dinamarca, en el 2009, que el rugby finalmente recuperó su status olímpico para volver a jugar en Río 2016 y Tokio 2020. Quedará la decisión de la continuidad mas allá del 2020 al éxito que tenga el rugby en Río. En el análisis también entrará el alcance internacional del deporte y su capacidad de crecimiento.

En esta serie de artículos, en el camino final hacia el regreso de nuestro deporte, te contamos la historia del rugby y su vinculación con el olimpismo. Y para reforzar el mensaje olímpico, quedan tickets disponibles, yendo a https://ingressos.rio2016.com/

La génesis del regreso a los Juegos Olímpicos

El Barón Pierre de Coubertin (foto), fundador del movimiento olímpico moderno, era un gran simpatizante del rugby, Foot-ball Rugby como él lo llamaba. Su admiración por su ética y las habilidades físicas y mentales que se necesitan para jugar rugby lo llevaron a asegurar su participación en las primeras ediciones de los Juegos Olímpicos al comienzo del Siglo XX.

El rugby apareció en el programa Olímpico cuatro veces a principios de los 1900s, pero dejó de incluirse después de 1924 cuando los deportes de conjunto perdieron el favor del Comité Olímpico Internacional (COI). El rugby y el movimiento olímpico tomaron caminos separados, ambos creciendo y estableciéndose en sus estructuras y composición.

Pierre de CoubertinHubo dos intentos por tener rugby olímpico para los luego boicoteados Juegos de Moscú en 1980 y el Seúl ocho años mas tarde – esta vez, quedó bastante cerca mas allá de que no había sido un intento de Corea del Sur y no del mismo rugby. Por entonces, el Washington Post publicó una encuesta que daba al rugby como el mas popular candidato a estar en los Juegos Olímpicos.

El rugby expandió su llegada a nivel mundial y no comenzó a enfocarse nuevamente en las Olimpíadas hasta principios de los 1990s, cuando comenzaron los esfuerzos por volver a unir ambos movimientos en una serie de reuniones informales entre el entonces Secretario del International Rugby Board (IRB, hoy World Rugby) Keith Rowlands y el Secretario de la Asociación Olímpica Británica Dicky Palmer.

Una serie de obstáculos debían superarse, incluyendo una aplicación de la parisina Federation Internationale de Rugby Amateur (FIRA, hoy la región de Rugby Europe) para ser aceptada como miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) por encima del IRB. Se luchaba también con la sensación imperante entre influyentes miembros del Board de que había pocos beneficios para el rugby en su asociación con los Juegos Olímpicos (JJOO).

Esta postura no es la actual del rugby, como quedó demostrado a partir de 2004 cuando se rediseñó el Plan Estratégico del IRB incluyendo el objetivo de regresar a participar en los Juegos como uno de sus cinco objetivos estratégicos, reflejando así las aspiraciones de todos los países miembros del IRB y de los jugadores del todo el mundo.

 

Próxima entrega: El cambio de postura del rugby respecto a los Juegos Olímpicos

Textos originales de Chris Thau; traducidos, adaptados y actualizados por Frankie Deges

Relacionados