La formación de árbitros bajo la lupa de Kozameh

DSC_1628En cancha de Tucumán Rugby, durante la disputa del Torneo Nacional M19 “Veco Villegas” Esteban Cortes entrevistó a  Nicolás Kosameh, viejo conocido en el ambiente ovalado de la región que viene trabajando hace muchos años en la producción de nuevos árbitros, imprescindibles para el desarrollo de cualquier actividad rugbística y  compartió  la nota con rugby tucumano.

 

Nicolás es el Director de la Escuela de Formación de Arbitros de la Unión de Rugby de Tucumán y se encontraba evaluando a los árbitros que estaban prestando labor en el marco de ese importante y prestigioso torneo y en el Campeonato Argentino de Menores de 21 años.

 

Nicolás, buen día, después de haber visto el mundial 2015 en Inglaterra, ¿Cómo ves al arbitraje argentino y regional en relación a lo que es hoy por hoy el arbitraje a nivel internacional?

Lo veo con mucha expectativa, con un futuro muy alentador, ya que gracias al buen desempeño que hicieron Los Pumas en el mundial, nuestras ideas, más las ideas y la colaboración financiera de la World Rugby, evidentemente podemos concretar grandes pasos para mejorar el nivel de los árbitros argentinos y regionales.

En ese afán, ¿Cómo se desarrolla el sistema de formación dentro de la URT?

Bueno, tenemos 3 niveles: el nivel inicial, que es el nivel de aspirantes, de gente que desea hacer el curso de referees. Luego tenemos un nivel medio, que son referees que están dirigiendo en el área de juveniles y, finalmente, un nivel superior formado por los árbitros que ya dirigen en primera división.

Lo que estamos haciendo ahora y  que es muy importante, es una fuerte conexión de los tres niveles para lograr una continuidad evolutiva en los referees. Esa conexión la estamos haciendo gracias al sistema de coaching implementado desde la UAR hacia las Uniones, además de los evaluadores, que ya existen.

¿Cómo es la tarea de un evaluador de arbitros?

Primero voy a hacer una diferencia entre lo que es ser evaluador y lo que se ser coach.

El ser coach es  como ser un maestro ciruela y un poco más, mientras que el evaluador es más estricto, es más cuantitativo, más de puntuación, pero hay factores comunes en ambos. Cuando se analiza a un árbitro, primero se observa el criterio y el desempeño en general del árbitro durante el partido y, a partir de esta generalidad, empezamos a bajar hacia los detalles para ver si ha sido buena o mala la performance.

Dentro de lo que es el sistema de promoción dirigido a aspirantes para arbitraje, ¿Qué se esta realizando tendiente a captar jóvenes que quieren arbitrar?

Bueno, tenemos caminos oficiales y caminos voluntarios o extra-oficiales. El camino oficial es la convocatoria a través del Boletín de la Unión llamando a interesados a ser referees a través de los clubes. Fundamentalmente la incorporación se realiza a través de los clubes porque por reglamento estos deben presentar un número determinado de aspirantes cada año.

Otra tarea más informal y que, por ejemplo la hago yo a título personal, consiste en detectar aspirantes. Por ejemplo en estos torneos me percato si existe algún espectador o entrenador interesado en ser referi y a partir de allí comenzamos una tarea, en el buen sentido, de captación, si bien la palabra captación no sea el termino más adecuado para describirlo pero es esa más o menos la tarea que se hace extra-oficialmente para sumar gente al arbitraje.

Una vez que ya el joven es “captado” ¿Cómo se las ingenia la URT o eventualmente cualquier otra unión para promover a ese joven y estimularlo en pos de iniciar una carrera de arbitraje propiamente dicha?

Lo que se hace es brindar una formación teórica y práctica a la vez

En  la formación teórica nos encargamos de la transmisión de las leyes del juego, de los criterios y las sugerencias pero fundamentalmente el sistema formativo tiene que estar basado en entrenamientos de campo y en el aprendizaje directo que el aspirante obtiene mediante la experiencia de referear un partido.

Una vez incorporados estos conocimientos y depende del nivel del interesado empezamos por hacerlo dirgir en un encuentro de rugby infantil de M14 y luego una M15 o M16. Algunos comenzaron desde M13 inclusive. Siempre se busca un camino evolutivo progresivo.

Otros aspirantes que ya tienen una experiencia en juego con conocimientos previos como son aquellos que hayan jugado, que juegan o que han sido entrenadores, se los empieza a hacer dirigir directamente en divisiones juveniles e inclusive más arriba.

Al momento de que un joven desarrolle una carrera interesante a nivel arbitraje, cómo puede ese joven pegar un salto tendiente a arbitrar a nivel nacional y/o internacional? ¿Cómo tiene que ser el trabajo que tiene que realizar ese joven para lograr ese objetivo.

Bueno, en primer lugar como en todos los órdenes de la vida, el aprendizaje tiene principio pero no fin… la vida es un contínuo aprendizaje. El referi que desee llegar lo más lejos posible, debe asumir que su capacitación debe ser de todos los días. No termina nunca el aprendizaje. Debe estar permanentemente capacitado fundamentalmente en el conocimiento del juego que es lo más importante, después en orden de importancia debe capacitarse en el conocimiento de las reglas y, finalmente, debe optimizar su estado físico. Haciendo eso necesariamente debe llegar.

En lo que a estado físico refiere, el entrenamiento de un árbitro de nivel nacional, ¿En qué consistiría?

Los árbitros de nivel nacional normalmente tienen preparadores físicos especiales tipo “personal training”. Yo respeto esa decisión pero no soy muy partidario que el entrenamiento sea específicamente o exclusivamente físico. Considero que el árbitro debe tener un estado físico adecuado al conocimiento del juego. Nosotros no buscamos que los referees sean atletas. Luego, a partir de ahí, vamos viendo, porque nosotros buscamos que el arbitro llegue a la situación en el momento y en la posición más adecuada, para tener la lectura de la escena de juego, con vista panorámica y con vista periférica.

¿Cómo ves el nivel de arbitraje de Tucumán con respecto a otras provincias y la expectativa a nivel nacional del arbitraje de la región?

En general, a pesar de los problemas de público conocimiento que hemos tenido, estoy absolutamente convencido, y no solo yo, que el nivel de arbitraje de Tucumán es alto.

No quiero comparar con otras uniones, pero si puedo decir que con respecto a muchas, el arbitraje tucumano está arriba en los niveles de comparación.

El arbitraje tucumano es muy bueno porque yo siempre he dicho que el árbitro tucumano es un privilegiado porque referea en medio de mucha competencia. Hay partidos de M13 que tienen un nivel de competitividad muy alto. Esto no pasa en otras uniones lamentablemente. Espero que cambie, por supuesto. Por todo esto yo estoy convencido que el árbitro tucumano es muy bueno.

¿Qué hay que hacer para crecer más en materia de arbitraje?

Lo que nos queda hacer es consolidar este sistema de coaching,  eso nos va a permitir tener un estado de buen nivel tanto del conjunto de los jueces como de cada referi en particular.

Hay que hacerlo madurar al sistema porque hemos comenzado este año recién, ya tenemos varios coachs y varios evaluadores que están haciendo un poco lo que yo estoy haciendo aquí en este mismo momento, evaluar el rendimiento individual de cada árbitro. Hay que seguir apostando a eso y que madure todo a su momento.

¿Pensás que hay que trabajar más en conjunto con las uniones de la región para esperar que el crecimiento del nivel de las uniones periféricas ayude a crecer a Tucumán?

 

Por supuesto que si, es un reflujo ida y vuelta. Pero no es que yo crea que tiene que ser así, sino que obligatoriamente debe ser así porque son instrucciones que vienen tanto de la UAR como de la World Rugby. Por compromiso formal, una unión fuerte está obligada a desarrollar no solo en cuestiones de referato, sino también en las de juego, a las uniones que existen a su alrededor.-

¿Son habituales las quejas de árbitros, particularmente de Salta, que no tienen acceso al arbitraje de la región como el que gozan los árbitros de Tucumán?

 

Es así y conozco muy bien el tema. He trabajado mucho con Sebastián Colman que hoy es el árbitro salteño de mayor nivel y que está en el ranking de árbitros UAR. Se está haciendo el acceso pero es difícil, no hay que olvidar que en Tucumán hay muchos árbitros que también están peleando por su espacio. Pero creo que se le está dando bastante más importancia a los valores salteños, mucho más que años anteriores, como es el caso de Sebastián Colman.

Algo más, Nicolás?

Lo que deseo son estas 2 cosas: el año que viene quiero seguir realizando este trabajo de formación que es algo que me apasiona, seguir en este sistema de coaching de evaluaciones y agradecerles a Uds primero por su presencia en este torneo Veco Villegas y segundo por la caballerosidad que han tenido conmigo para hacerme esta nota.

Producción y fotos Esteban Cortes para rugbytucumano.