La confianza del santiagueño

El desempeño de Juan Manuel Leguizamón en el triunfo Puma ante Georgia por 25-7 fue fundamental para el paso a cuartos donde enfrentan a los All Blacks. Le tiene fe al equipo «somos quince contra quince», dice.

El santiagueño no se cansó nunca; jugó los 80 minutos y fue el jugador que más tackleó (14/1). En resumen, terminó siendo elegido Man of the Match por la IRB. «Lo del jugador del partido es anecdótico. Lo importante es que se pudo ganar y se consiguió la clasificación», explica el ala, para enseguida ampliar su pensamiento: «por suerte hicimos un click en el entretiempo para salir a intentar hacer las cosas un poco mejor. No podíamos fallarnos a nosotros, no podíamos darnos el lujo de jugar tan mal. Porque además corríamos peligro de que ellos tomaran confianza».

-Cuando se fueron al descanso perdiendo 7 a 5, ¿les dio miedo el riesgo que corría la clasificación?

-Un poco sí, aunque todavía quedaban 40 minutos para revertir el resultado. Y eso fue lo que hicimos.

El sueño Puma ya dejó atrás la pintoresca Palmerston North y tiró el ancla en Auckland, más precisamente en el Heritage Hotel. El próximo domingo, en el Eden Park, los argentinos dirimirán el pase a las semifinales de la RWC contra los All Blacks, los grandes favoritos a quedarse con el título.

«Tenemos que estar tranquilos; esa es nuestra clave. Lógicamente al mismo tiempo hay que ser concientes de lo que significa el partido y todas las circunstancias que lo rodean. Va a ser importante preparar una gran semana de entrenamiento para, el domingo, explotar en la cancha», declara Legui, que ya enfrentó a los kiwis en 2006, en Vélez, ante 40000 personas. Ese día él ingresó en el segundo tiempo, y al igual que en todo el historial, salvo en el empate en 21 en 1985, el festejo fue Negro (25-19).

-¿Intimida de antemano saber que el rival son los All Blacks?

-No nos importa cómo llegamos ni contra quién jugamos, aunque obviamente Nueva Zelanda es Nueva Zelanda y hoy es el mejor seleccionado del mundo. Nosotros tenemos que concentrarnos en corregir lo que se hizo mal ante Georgia y fortalecer nuestros puntos altos. Haciendo eso vamos a crecer como equipo.

-¿Se puede ganar?

-Sí, somos 15 contra 15 y son 80 minutos de juego; no es imposible. Vamos a trabajar, y mucho, para poder demostrarlo.

Fuente: Scrum