Hourcade cumple 50 partidos frente a Los Pumas

MOMENTOS. Hourcade destacó el Mundial como mejor momento y el actual como el más complicado por falta de resultados. 

Será el próximo sábado ante Italia, en el marco del segundo encuentro de la gira por Europa. El tucumano hace un balance de logrado y de cómo se encuentra el equipo ante otro desafío.

Daniel Hourcade y su staff técnico cumplirán 50 partidos al frente de Los Pumas. Artífice de un cambio sustancial en la forma de jugar del Seleccionado, el Head Coach tucumano cosechó triunfos resonantes a lo largo de estas cuatro temporadas que lo llevaron a estar catalogado entre los mejores entrenadores del planeta.

Tras cuarenta y nueve partidos en el cargo, y en la previa de un duelo trascendental ante el seleccionado frente al cual cosechó su primer triunfo, “Huevo” aceptó el cuestionario sobre algunos de los aspectos destacados de su gestión que incluyó como punto sobresaliente, el cuarto puesto obtenido en la RWC 2015.

¿Qué sensaciones te trae llegar a los 50 Test como entrenador de Los Pumas?

-La verdad es que el número de 50 partidos es increíble. Parece que hubiéramos empezado hace mucho menos tiempo, pero ya han pasado cuatro años y me resulta increíble. Uno no lleva la cuenta, obviamente, pero un poco me sorprendió cuando me lo comentaron.”

¿Que cosas cambiaron desde aquella primera gira?

-Muchas cosas cambiaron. En el juego puntualmente, hemos logrado imponer una idea de un estilo mucho más ofensivo, de construir y de arriesgar mucho más. Obviamente fue parte de un proceso que se venía llevando a cabo anteriormente, y le dimos continuidad, pero era el momento de empezar a apostar al juego y hacer ese cambio radical de ir por más. También empezamos a apostar más a los jugadores que estaban en nuestro sistema, y así los cambios se fueron dando.

Hay una diferencia muy grande en este proceso en lo que fue el primer partido hasta hoy. Con algunas cosas que se mejoraron y otras que aún quedan por seguir trabajando. Estamos en el medio del camino, el proyecto apuntaba al Mundial de 2019 y ese siempre fue el principal objetivo.

¿Con que cosas te que quedas de estos cuatro años?

-Con la convicción con la que están todos los jugadores sobre lo que les estamos planteando. Cuando se apuesta a un proyecto que tiene objetivos a mediano y largo plazo, los resultados, sobre todo en lo numérico, no llegan inmediatamente, y hay veces cuando no se dan esos resultados, perder la convicción es una posibilidad, pero gracias a dios no pasa esto y eso es lo más importante.
Estamos transitando un camino y creemos que eso es lo más importante. No es fácil, competir contra los mejores, y más allá de que no se pueda dar algún resultado, seguir apostando con la misma convicción.

¿Cuál fue el mejor momento y el más duro?

-El mejor momento fue el Mundial y el momento culmine fue el partido ante Irlanda por los cuartos de final. Fue un momento fantástico, por lo que se logró, y por cómo se jugó.
El momento más duro es este que estamos viviendo, porque no se están dando los resultados, pero como te decía recién, las convicciones no se pierden: sabemos dónde tenemos que trabajar y que este es el camino.

Se viene Italia, ¿Cómo está el equipo?

-El equipo está bien. Siempre una derrota no es lo mejor para encarar una semana, pero creo que ayer entrenamos bien y hoy los ví muy enchufados, más allá del viento que hubo que hizo las cosas más difíciles. Hay una buena competencia interna y creo que estamos bien de cara al partido del sábado ante Italia. Apuntamos a mantener lo bueno que se hizo ante Inglaterra y agregarle algunas variantes teniendo en cuenta el rival, manteniendo la obtención y la defensa, y haciendo más dinámico el ataque.

Relacionados