«Hicimos mucho pero falta bastante»

Escalier y Moises, frente al salón. Esperan terminarlo antes de fin de año.

Creciendo de a poco. Bodegue y Moises, frente al salón. Esperan terminarlo antes de fin de año.

El presidente de la Subcomisión de rugby de San Martín, Ariel Bodegue y el head coach Humberto Moises contaron las ideas que tienen para este año. La historia reciente y el proyecto a futuro.

Hacía apenas seis años que un grupo de soñadores decidieron ir a probar suerte en San Martín. Y en apenas seis años, lograron no sólo sostener un equipo sino también crecer desde lo estructural. Pasaron de una cancha a tres, de apenas un cuadrangular a casi tres hectáreas y la idea es seguir creciendo.

«En estos siete años que llevamos acá, miró atrás y veo todo lo que hicimos y siento un orgullo inmenso. Pero falta bastante», dice el Head Coach de San Martín Rugby Club Humberto Moises.

Moises jugó desde chico en Tarcos, después pasó a Bajo Hondo, a Tucumán y de ahí salió la idea de formar San Martín. Junto con Ariel Escalier y otros 30 más, llegaron y comenzaron, de a poco, a armar la historia del rugby en San Martín. Ariel Bodegue, el presidente de la Sub Comisión, comenzó en Uni y después se fue al club del Parque Guillermina.

«A fines del 2009 llegamos al Complejo y comenzamos a jugar en el 2011 en la URT cuando nos aceptaron. No nos dejaban antes porque formábamos parte de un club que tenía deporte profesional y eso no lo aceptaba el estatuto. Seguimos el consejo de Eliseo Pérez, que en su club pasaba lo mismo y arrancamos. Primero,  con una cancha, un grupo de 30 personas que veníamos de Bajo Hondo y tras un trabajo de difusión, el primer día de entrenamiento llegaron 70 chicos. Al día de hoy, muchos de ellos pasaron de juveniles a Primera», cuando Moises.

“Primero había sólo una cancha, a la par de la pileta. Se nos ocurrió limpiar la Perón para pasar el rugby ahí. Por decisión de la CD del club, se alquiló una parte de ese predio y nos quedamos con la actual cancha. Después volvieron a cambiar las comisiones y limpiamos el resto para hacer la cancha 2 y las infantiles. El nuevo proyecto tiene pensado armar las canchas de infantiles, arreglar la de juveniles, sostener la de Primera sólo para los partidos -la cual se estaría sembrando en octubre- y terminar la cancha 2 y 3. En el mismo proceso terminaríamos el salón y los vestuarios que haremos a nuevo”, agregó Escalier.

En cuanto a lo deportivo, todavía no es momento de hablar de resultados. “En el plante superior tenemos tres divisiones competitivas. Pudimos formar la Pre Intermedia porque había chicos que no jugaban en Intermedia. Los partidos son durísimos pero terminamos la primera fase clasificatoria jugando todos los encuentros.  Es la oportunidad que tenemos que nos visiten Tucumán Rugby, Universitario, Lawn Tennis, Cardenales, nos brinden su apoyo y vean el crecimiento que tenemos. También tenemos el rugby femenino y la idea para el próximo año, es todas las divisiones infantiles. Así lograríamos tener el 90% de las divisiones competitivas”, dice Moises.

IMG_1352“Este año también se formó la M35, que es de veteranos. Y este fin de semana jugaremos con Marcos Paz, un club que está renaciendo”

Y siguen las modificaciones. Se cambiará el ingreso del Camino del Perú a la Avenida Perón «porque es muy peligroso» y por allí ingresarán los vehículos para los partidos de rugby.

«Estamos trabajando para poner nueva iluminación, nivelaremos la parte de atrás de la cancha N°1 donde quedarán las canchas de infantiles. Todo quedará iluminado”, aseguró Moises.

Trabajo a futuro

«Acá hay gente que trabaja todos los días. No los nombro porque me olvidaría de alguno. En el rugby debemos ser 250 personas, con las familias. Queremos salir adelante como club, sin cometer los errores que cometimos antes. Queremos darle sentido de pertenencia a la gente”, dijo Moises.

San Martín chicos“Este torneo es importantísimo para nosotros porque si bien no hay ascenso, hay que estar preparados para el próximo año. Por eso comenzamos a preparar al plantel superior, a los juveniles y al rugby femenino. Porque no se trata sólo de ascender y cumplir. No creo que ningún club del ascenso esté en condiciones de jugar en Primera. No sirve tener sólo la experiencia de un juego distinto en cuanto a velocidad y preparación física. Es quizá duro lo que digo pero por eso hay que trabajar en juveniles e infantiles. Cuando llegamos acá y nos reunimos con la Comisión Directiva, nos preguntaron cuándo vamos a estar en Primera… Yo le contesté que dentro de 10 a 15 años vamos a ver cómo hacemos para llegar. Ya llevamos 6 y mirá todo lo que hicimos. En siete años, tendríamos el 90% de todas las divisiones  para tratar de empezar a pelear cómo llegar a Primera. Porque no es sólo el primer equipo que juegue sino que hay que sostenerlo, con jugadores, con preparación física, con disciplina, mentalidad y este trabajo es a futuro”, señalaron Moises y Escalier.

“Siento mucho orgullo, veo todo lo que vamos consiguiendo con un gran grupo de gente que quizás terminamos el ciclo de juego pero seguimos con el deporte que nos dio muchos valores. Y con mucho apoyo de la familia. Son los que te bancan cuando uno está caliente, cuando demora en llegar… es muy sacrificado pero lo vale”, finalizó.