Gabriel Ascárate: Un campeón de lujo en Rugby Tucumano Radio

En la noche de lunes 16 de mayo, apenas 24 horas después de regresar de Sudáfrica campeón con Los Pampas, Gabriel Ascárate el jugador de Natación y Gimnasia, estuvo en Rugby Tucumano Radio festejando con nosotros y contándonos todo lo que pasó en esos 83 días que duró la experiencia del torneo Vodacom.

Entró a los estudios de FM Millenium saludando a todos y con el compromiso en la mano: una prenda que le habíamos pedido cuando regrese de su experiencia sudafricana, que será sorteada entre los oyentes de Rugby Tucumano Radio y los lectores de este sitio. Tranquilos, que la consigna llegará.

Gabriel Ascárate se entregó a una charla abierta, sin tapujos, durante más de media hora. Un lujo que nos dimos en Rugby Tucumano Radio.

«La verdad que fue una experiencia maravillosa. Ibamos con expectativas pero nunca imaginamos que podíamos volver campeones. Saber que tanta gente nos apoyaba y saber que tanta gente comenzó a hacerse hincha de Los Pampas, era una alegría enorme y que estábamos haciendo las cosas bien», comenzó Gabriel.

– El lugar donde estaban, dicen, era espectacular…

– El lugar era increíble. Estaba muy bien preparado para jugadores o atletas profesionales. Pero después no había nada, tipo pueblo, con un shopping, dos bares y una plaza. El primer mes estaba todo bien, después ya no había muchas cosas para hacer. Si no fuera porque el grupo era espectacular, no sé cómo hubiésemos vivido ahí. Lo hablábamos con quienes nos iban a visitar, que se quedaban una o dos semanas, que no entendían cómo podíamos aguantar y qué era lo que nos motivaba para cada partido y entrenamiento. Porque si es un torneo corto, no hay drama pero esto fueron tres meses. Igual nos ayudó mucho el cariño de la gente.

– La repercusión que tuvieron fue tremenda, no sólo acá en el país.

– Nos sorprendimos que en Sudáfrica, que no nos conocía nadie y que ni sabían de dónde éramos, se identifique después con nuestro juego. Algunos iban a la cancha, a los entrenamientos, nos saludaban en la calle y nos decían que estaban sorprendidos con el nivel que teníamos. Físicamente somos inferiores en tamaño con los sudafricanos y nos puso contentos saber que ellos sentían el rigor físico. Nos entramos mucho en ese aspecto para acortar esa brecha.

– Peter De Villiers, el DT de los Springbooks estuvo en la final…

– Sí. Esto vino muy bien para el rugby argentino y los dirigentes de la UAR estaban muy contentos porque esta actuación les abrió las puertas para terminar de arreglar con los dirigentes de la Sanzar. La idea es que los argentinos traten de emigrar al rugby sudadfricano y no tanto a Europa por el tema de calendario. Además, los clubes se interesaron por varios jugadores.

– Esa foto que publicamos con ustedes con los cachorros de leones ¿dónde fue?

– Esa fue una experiencia única porque había una especie de granja cerca de dónde estábamos y nosotros íbamos cuando queríamos. Esa vez fuimos con Benja (Macome), Nico (Sánchez) y Teje (Roberto Tejerizo). Le dábamos de comer, impresionante.

– ¿Cómo surgió lo del tercer tiempo?

– Eso lo hablamos cuando llegamos, que al menos sería bueno que lo hagamos para nosotros. Nosotros sabíamos que no había por la experiencia del año pasado. Después del primer partido (Griffons) salió muy bueno y dio la casualidad que jugábamos al frente de donde vivíamos. Terminamos de jugar y fuimos a comer. La pasamos muy bien, nos regalamos cosas entre nosotros, charlamos un poco y así fue con cada equipo.

– ¿Qué cosas fueron las que más extrañabas?

– Soy un enfermo del club y era una de las cosas que más extrañaba. Sabía que estaba tratando de armarse lo mejor posible para el campeonato, que peleó el partido hasta el final con Lince, que dió un batacazo ante Jockey Club y que Cardenales era un equipo que está arriba de nosotros. Hay que tratar de armar un buen grupo, que sigan subiendo jugadores que quieran al club como está pasando y te digo la verdad: no me muero de ganas de salir campeón porque no es la realidad. Hay que saber dónde estamos y que venimos de la B, que la ganamos bien. Peor hay una diferencia muy grande en los dos torneos. Con mucho respeto hacia todos, tengo mucha confianza de lograr el objetivo que es mantener la categoría.

– Ahora a descansar, no vas al Sudamericano ¿qué viene para el futuro?

– Tengo fatiga muscular por lo exigente del torneo y por eso no voy al Sudamericano. Me muero por jugar para mi club pero sé que tengo que parar. Me va a venir bien. Por ahora, vivo el momento, no pienso mucho más allá porque lo que me pasa es hermoso. Siempre lo tomé al rugby como deporte, como amistad, como aprendizaje de vida más que nada. Hay que disfrutar todo esto. Del futuro, seguramente el día de mañana me tendré que ir, no sé cuándo, ojalá sea este año pero es algo que no me desespera. Ahora pienso en mi club, nada más.

– Es la hora de la despedida. Te agradecemos que te hayas llegado a los estudio de FM Millenium y que nos dejes este regalo para los oyentes y los lectores de la página…

– La verdad que les agradezco a uds. por todo que le hicieron . A nosotros una remera no nos cuesta nada pero un mail, en los momentos que lo necesitábamos, significó mucho para nosotros porque nos cambiaba el día.

Con esa simpleza y humildad, pasó Gabriel Ascárate por los estudios de Rugby Tucumano Radio.  Un verdadero campeón.