Gabriel Ascárate: «No quiero que el rugby me jubile»

El jugador de Natación y Gimnasia evalúa seguir jugando un año más en la Super Ligay retirarse con la camiseta Blanca del club de sus amores. ¿Un futuro al costado de la cancha?

La característica voz de Gabriel Ascárate transmite siempre buena onda, alegría. Está contento. Y no es para menos.

Acaba de ser anunciado el regreso de la Super Liga Americana de Rugby (SLAR) para marzo del año que viene con seis equipos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay.

Gabo fue capitán de Olimpya de Paraguay y tiene ganas de seguir un año más ligado al equipo del vecino país y al deporte que le dio muchas satisfacciones. Y también algunos dolores.

«Vuelve, vuelve la Superliga y lo único que están definiendo es si hace burbuja sanitaria o no, va a depender mucho como siga este tema del virus. Seguro se irá a hacer en dos países (serían Chile y Uruguay) y todos los jugadores están con expectativas de jugarlo aunque ninguno tiene demasida información», dijo Gabriel.

Con respecto a su relación con Olimpia, destacó que estuvo hablando con la gente de Paraguay pero «nada concreto porque ellos tampoco tenía muy en claro el panorama y lo que pasó es que las franquicias perdieron mucha plata este año, y estará en cada jugador si aceptan o no las condiciones para el año que viene. Muchos de los chicos que jugaron conmigo me llamaron para saber si se jugaba porque se había formado algo muy lindo», aseguró.

Gabriel como capitán de Olimpia de Paraguay en el inicio de la Super Liga 2020.

Ante la pregunta de si va a jugar o no la Super Liga dijo que «lo estoy analizando porque venía con dolores, en todo el cuerpo en general, en la rodilla, y estaba viendo la posibilidad de dar un pasito al costado pero aparecieron las ganas. Comencé a hacer radio terapia y kinesiología para tirar una temporada más y ahí ver qué hacemos. Quiero terminar bien y no renengando con el cuerpo. Siempre lo miré de ese lado, no quiero que el rugby me jubile. Siempre fui competitivo y cuando no disfrutás de entrenar y entregar todo, creo que se va acercando el tiempo. Espero ser inteligente de tomar la decisión de dejar en el mejor momento«, analizó.

Si el momento está cerca, justamente es momento de preguntar por un futuro ligado al rugby. ¿Reclutador de jugadores tal vez? «Nunca me imaginé en el futuro con algo relacionado al rugby. Seguro que mi vida seguirá ligada en algo. Esto de la Super Liga me dejó muchas relaciones al ser uno de los más grandes en edad, jugándola, y la verdad que me encariñé mucho con la gente de Paraguay. Nunca le cerré las puertas a nada y cuando tome la decisión de dejar de ser jugador, si puedo sumar desde algún lado, bienvenido sea», enfatizó.

Natación es el club que lo vio nacer y seguro pensará en retirarse marcando tries con la camiseta del Blanco. «Obviamente que sería lindo cerrar mi etapa de jugador con la camiseta del blanco. Ojalá el cuerpo acompañe. Eso es algo inmanejable. Pero sería hermoso porque extrañé el club cada vez que me iba y no quiero ser ese jugador que termina dejando una mal imagen o un mal mensaje… capaz el día de mañana sea más importante afuera de la cancha pero sería espectacular terminar en el club. Me gusta mucho entrenarme y tuve muchas lesiones, sabía que iban a pasarme factura y ahora se sienten más los dolores», señaló.

Salir campeón su hermano fue lo más lindo y, por eso, la pregunta por Ricardo es inevitble. «Mi hermano está muy bien, a ese no le pasan los años, está impecable, tiene unas ganas tremendas. Si hablan con él y conmigo, parece que yo soy el más grande… ja ja ja. Está con expectativas de seguir sumando en el club y además está disfrutando mucho de su hijo. Seguro pronto le tocará jugar y nosotros ir a verlo a él», finalizó.

Ricardo y Gabriel, campeones 2017.

Paraguay es una linda posibilidad que lo espera con la puerta abierta y Natación, su casa, donde quiere dejar colgados los botines, esos que fueron testigos de toda su magia con la camiseta del Blanco.

Relacionados