“Fue una experiencia que nos llenó”

Ocampos, Velentini, Buckstein y Freitas agradecidos con Tucumán Rugby y la provincia.

Los responsables de la delegación uruguaya de Carrasco Polo se fueron encantados por la organización del torneo del Veco Villegas y por la calidad y calidez con que fueron atendidos.

Lars Valentini, presidente de la delegación de Carrasco Polo, Diego Bukstein (manager), Solen Freitas y Rafael Ocampos (de la sub comisión de Rugby) son parte del grupo de responables que acompañaron a los chicos en su primera experiencia internacional. Y tan mal no les fue. Lograron el cuarto puesto en una competencia que, para ellos, fue muy exigente y muy bien organizada.

“Realmente nos vamos muy contentos y queremos destacar, sobremanera, la atención que nos prodigaron la gente del club Tucumán Rugby. Destacá a la gente de mantenimiento que se portaron… de diez”, nos decía Lars Valentini antes de terminar la nota.

“Esto lo tomamos como un desafío muy grande por el rugby uruguayo. Tenemos una cantidad limitada de dos mil jugadores y por eso valoramos mucho todo lo que sea competencia. Por eso hicimos el esfuerzo de venir hasta acá. Nos encontramos con un rugby muy competitivo, donde hemos jugado partidos muy intensos pero lo vimos como algo muy positivo para los chicos y nos vamos contentos de haber venido”, agregaba Lars.

Para Bukstein, fue  increíble la camaradería. “Nos atendieron bárbaro, desde la primera noche que llegamos y nos recibieron con las bogas y después con un muy buen equipo de managers que estuvieron a nuestra disposición todo el tiempo. El alojamiento fue distinto a lo que estábamos acostumbrados porque fue como estar en una concentración, todos juntos con buen lugar para comer y para charlas técnicas, para el análisis de video. Completa además lo que fue la experiencia deportiva y nos llenó todas las expectativas de lo que es una competencia internacional”, señaló.

Rafael se lamentaba de no haber podido conocer más de la provincia, muy promocionada por las chicas del Enter de Turismo.  “Lamentablemente, por la intensidad del torneo, la competencia y la responsabilidad con que tomamos el encuentro nos impidió tener más tiempo de disfrutar lo que es la provincia. La gente del Ente de Turismo nos informó de varios paseos que nos hubiera gustado hacer pero tres días tan intensos no nos permitieron disfrutarlo, más allá de la ciudad y del lugar, Horcomolle, muy agradable, con una vista excepcional”.

Eso sumada a la “amalidad, las ganas de colaborar, nunca tuvimos un no, con mucha voluntad de solucionar los problemas. Es el primer viaje que tenemos con los gurises y por suerte salió todo bien”, agregó Solen.

Le jugaron de igual a igual al local. Y terminaron a dos puntos.

Buckstein también quedó impresionado con el juego, el nivel ” rugbístico de Argentina, que ya lo conocemos. Es de los mejores del mundo y de Sudamérica es el top. Es donde están las mejores posibilidades de competir para saber dónde estamos nosotros. Sin lugar a dudas que jugar un torneo de campeones, te hace medirte con lo mejor que hay dentro de la Argentina. Muchos Pumitas jugando, digo, la verdad que los partidos con una intensidad y competición que no estamos acostumbrados a tener. Te diría que nosotros no estamos al nivel de poder competir tan seguido físicamente. Nuestros chicos no están preparados para una competencia como esta, tan intensa porque partidos como estos en el año ello no tienen. Además del primer partido que jugamos en el ómnibus, con 22 horas de viaje pero también fue espectacular, que ellos vean que pueden jugar con los que seguramente serán Pumas y puedan tener un punto de comparación para decir no estamos tan lejos, o sí estamos lejos o no alcanza con lo que tenemos en Uruguay… Los chicos están impresionados del nivel general porque en Uruguay, algunos equipo tienen un jugador que se destaque pero no pasa con los quince que tenés al frente que son todos del mismo nivel. Los equipos con los que hemos jugado no tienen fracturas. Son compactos por todos lados. No nos dio el tiempo para ver todos los partidos pero personalmente el rugby que juegan es muy moderno, con muy buenos tres cuartos, con forwards muy bueno, tácticamente juegan bien, con físicos grandes y muy trabajos, nos llamó la atención”.

“Nos gustaría que nos vuelvan a invitar y poder venir mejor preparados”, decía Lars. “Empezamos bien ganándole al campeón de la URBA y espero que podamos volver, no sólo a este sino también a otros torneos”.

“Nos llevamos de este torneo lo fundamental que es una convivencia en grupo y lo que reafirma lo colectivo y lo fantástico que es el juego del rugby no sólo dentro sino fuera de la cancha. Todos vinimos y trabajamos casi tanto como los chicos y era como decía Lofreda: para que un equipo sea organizado dentro de la cancha, debe serlo afuera también. A nosotros nos generó un comunión muy linda entre el equipo y también con el resto”, decía Rafael.

“Estos chiquilines me hicieron sentir de nuevo deportista con la misma pasión que ellos estaban en la cancha, nosotros nos sentimos parte y con una felicidad tremenda”, agregó Lars.

Para finalizar, Buckstein dijo que “el viaje fue de todos. El compartir con ellos y colaborar para que todo haya salido bien, fue una satisfacción tremenda. Pasó tantos años que uno deja la cancha, nos hizo sentir de nuevo parte de un equipo. Una experiencia maravillosa que no compromete a seguir trabajando, incentivando giras, salidas, que nos inviten de otros clubes para competir y así crecer”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *