Francia tienta a otro tucumano

Ascárate entrena y piensa sólo en Los Pumas. Después verá si puede jugar en Francia.

El tucumano Gabriel Ascárate fue tentado por el equipo francés Lyon del Top 14 para jugar esta temporada aunque el centro de Natación sólo diga que «la idea es que vaya un día, esté con el entrenador y vea si se da o no el contrato».

Ya pusieron los ojos en él. Sus buenas actuaciones en Pampas XV y su citación como reserva del plantel mundialista de los Pumas elevaron sus acciones. Y desde el Lyon del Top 14 lanzaron las primeras líneas para avanzar en una operación. El tucumano Gabriel Ascárate entró en el radar del equipo francés.

«El club se mostró bastante interesado», explicó Ascárate en Reino Unido, donde se encuentra en gira con los Pumas. «Por el momento no puedo hacer nada, no puedo tomar ninguna decisión, pero estoy tranquilo», resaltó el tucumano, quien este martes será titular ante Worcester Warriors.

– ¿Cómo es la situación con Lyon?

– Vengo hablando con el entrenador. Se mostró bastante interesado, lo que me puso contento. Pero también, al estar como reserva aquí, el club no me puede contratar por precaución por si me llevan al Mundial. Hasta que no quede desafectado, no puedo hacer nada.

– ¿Y a vos te seduce la idea?

– La verdad es que me interesaría. Estoy con muchas ganas de irme a jugar afuera. Me parece una muy buena oportunidad.

– Aparte estarías acompañado de un argentino…

– Sí, Legui (NdR: Juan Manuel Leguizamón) me está dando una mano enorme, está todo el día pendiente y me está ayudando mucho con todo esto. También debo estar muy agradecido por eso; es algo que también me pone feliz, porque sé que si llego a ir ahí estaré junto a él, que hoy en día es un amigo y un referente.

Gabriel Ascárate, de esta manera, se encuentra viviendo un lindo momento en Reino Unido. Disfruta de sus días con los Pumas, como reserva de los backs, y cuenta con una interesante propuesta del Lyon. El centro sabrá su futuro en poco tiempo, si el destino lo lleva a Nueva Zelanda, Francia o Tucumán, pero hoy ya tiene la certeza de que las cosas marchan viento en popa.

Fuente: Scrum