Francia tiene un plan para el domingo

Marc Lievremont, entrenador de Francia. (IRB)

Francia cree haber encontrado el secreto para abrir una de las defensas más inexpugnables del mundo del rugby.

En una afirmación audaz, el especialista en defensa, David Ellis, dijo haber descubierto las debilidades en la estructura defensiva de los All Blacks y aseguró que su equipo está ahora preparado para explotarlas en la final Copa Mundial de Rugby 2011, este domingo.

«Los All Blacks tienen diferentes sistemas defensivos y encontramos más debilidades que las que detectamos en el sistema de Gales y en el de Australia», dijo Ellis, que estuvo examinando los videos de sus rivales.

«Creemos que hay ciertas áreas de su defensa que podemos explotar. Hay cosas que descubrimos y somos muy capaces de explotar esas debilidades».

El inglés, que trabaja con Francia desde el año 2000, se negó a dar más información acerca la naturaleza de esas debilidades, pero dijo que estuvieron presentes durante todo el torneo.

Malas decisiones

Los Wallabies no pudieron anotar un try contra Nueva Zelanda en su derrota en semifinales la semana pasada, pero Ellis cree que fue debido a la mala toma de decisiones de Australia y no por enfrentar una defensa impenetrable de los All Blacks.

«Vi el partido y estaba esperando que Australia marcara para dar vuelta el resultado», dijo. «Creo que muchas de las decisiones que tomaron en su ataque las hicieron en zonas equivocadas del campo de juego y no complicaron a la defensa de los All Blacks como lo podrían haber hecho”.

«Yo estaba esperando el momento en que quebraran la defensa. Ellos no lo hicieron, principalmente, por sus malas decisiones».

Aparte de la explotación de grietas en la armadura defensiva de los All Blacks, Ellis fue claro en lo que lo que tienen que hacer Les Bleus para poder revertir la derrota 37-17 que sufrieron a manos de Nueva Zelanda durante la primera fase.

Durante ese encuentro, Francia puso a los kiwis bajo una intensa presión desde el principio, pero no pudo mantener ese nivel y pronto fueron superados por un ataque desenfrenado de los All Blacks que anotó cinco tries en el partido.

Bajo presión

«Tenemos que asegurarnos de ponerlos contra la pared para impedir que ellos se suelten», dijo Ellis, cuyos conocimientos vienen del rugby league. «También tenemos que ir hacia adelante y poner bajo presión a la pareja de medios, no sólo con nuestro ataque, sino con nuestra defensa. Debemos detenerlos, ya que si hacemos eso, podemos meterles presión en ataque y defensa».

Los All Blacks podrían tener la tentación de reírse de los dichos de Ellis sobre su supuesta debilidad defensiva, ya que recibieron sólo siete tries en sus seis partidos en el torneo, pero su curriculum respalda sus afirmaciones.

Durante sus 11 años trabajando junto al equipo francés, consiguió tres victorias ante Nueva Zelanda, incluyendo el notable resultado en los cuartos de final de la RWC 2007.

Ellis cree que si su equipo logra poner a los All Blacks bajo una presión suficiente el domingo, los kiwis sentirán que la historia se repite y entrarán en pánico.

«Hay ocasiones en los eventos deportivos más importantes, sobre todo cuando algunos equipos están involucrados, donde siempre hay algo en el fondo de su mente: un deja vu», dijo.