«Estoy loco de felicidad»

El capitán, feliz, festeja el título obtenido (Foto: Marcelo Valdez)

El capitán, feliz, festeja el título obtenido (Foto: Marcelo Valdez)

Sebastián Ponce, el capitán de Tucumán Rugby que logró el título luego de 9 años, destacó el compromiso del equipo, la entrega, la apuesta de juego y al rival, Universitario, que jugó con reglas leales.

Ya había desparramado rivales en la cancha, había festejado con sus familiares, amigos y tenía tiempo al costado de la cancha para hablar con Rugby Tucumano. Pero antes, recibía un afectuoso abrazo y felicitaciones de parte de un integrante de la dirigencia de Universitario, ex jugador de seleccion como el Conejo Ledesma.

Ese saludo y el aplauso del plantel vencido cuando daba la vuelta olímpica, con la emoción en la piel todavía de la derrota, habla del respeto y lealtad con la que se jugó la final.

«De la gente de Uni no me espero otra cosa porque sé que es un club que tiene muchos principios, un club de buena gente y estoy tremendamente agradecido porque sé la clase de gente que tiene Universitario. Se vio en la cancha, un partido leal, han propuesto todo el tiempo, nosotros también y eso se vio en un gran partido”, comenzó el capitán para analizar el partido que regresó el título al club de Marcos Paz.

– Para quien vino de espectador, fue un gran partido. Pero a los técnicos, debió darles un dolor de cabeza…

– Sí, está bien.. ja.. Las defensas creo que estuvieron un poco flojas pero también fue mérito de los dos equipos que tuvieron propuestas de juego que se basan en crear y no en destruir por eso se dan estos partidos con Uni. Estaba para cualquiera de los dos y nosotros sacamos la ventaja en el momento justo para después aguantamos con mucho corazón, con mucho huevo.

– Qué se dijeron después de los dos primeros partidso de la ronda final?

– Borrón y cuenta nueva despues de Lawn Tennis. Con Cardenales salimos a proponer desde el minuto uno, después se nos complicó porque quedamos con un jugador menos y hoy salimos a hacer nuestro juego , sin especular, a atacar. Ganamos a lo Tucumán Rugby.

-Gozaste, sufriste, tuviste lesiones ¿cómo se siente ahora ser el capitán de un equipo campeón?

-Cuando me pongo esta camiseta no sufro nunca. Me llena de satisfacción poder compartir con la gente del club. Me llené de amigos todos estos años, me hice amigos de chicos que estaban subiendo y eso es algo que el rugby te da y es impagable. Cuando era más chico me enojaba más cuando no se daban los resultados pero ahora, más grande, ya aprendí a disfrutar más del juego, de este club y de la gente que está a la par nuestra. Estoy loco de felicidad.

-¿Viste el partido de Los Pumas?

-Lo de Los Pumas fue tremendo. Lo había puesto para grabar pero me levanté igual y casi ví el partido completo. Se vio el trabajo del Huevo Hourcade y es importantísimo para el rugby argentino. Ojalá se nos dé contra Australia y lleguemos a la final porque tenemos un gran juego y ni hablar de la entrega de los jugadores.

-¿Te inspiraste en ellos para la charla antes del partido?

-Lo que les dije a los muchachos antes de entrar es que esta camiseta tiene que recuperar  la mística ganadora. No me importaba cómo salía el partido sino que salgamos contentos y que nos podamos mirar a los ojos. Eso fue lo que se dio, salimos a jugar superconcentrados y con una entrega que por momentos, emociona.