“Esto lo hago por el rugby”

Luis "Pluma" Díaz con Rugby Tucumano brindando con Jean Rivier ¡un aplauso para el asador!

Luis Díaz fue pilar de la Primera de Universitario en la década del 90 y hoy colabora con el plantel del seleccionado tucumano en una parte fundamental de su preparación para el campeonato argentino: organiza los asados de los miércoles.

Con suma dedicación y compromiso, llega primero que nadie. Elije el lugar, ordena sus elementos de trabajo y sigue con el ritual que, mientras el seleccionado tucumano participa de los torneos Cross Border o Argentino,  se repite , miércoles a miércoles.

Un mechón blanco se destacaba en su morocha cabellera. Eso le valió el mote de Pluma. Y así se lo conoce a este morrudo hombretón de 46 años, que desde los 11 entró en el mundo del rugby para no salir más y jugó en la Primera de Universitario como pilar derecho, con la Número 3 en la espalda.

Uno piensa que es chef. No. ¿Será entonces, que tiene una empresa de catering, que se dedica al tema de cocina, que es un especialista en la materia? Para nada.

“Yo no me dedico a esto. Lo hago porque me gusta y porque me lo pide un amigo, Oscar Prado. Y por el rugby. Hace 16 años que dejé de jugar pero cada vez que me piden algo por el rugby, lo hago. Si me pedís que vaya a recuperar las Malvinas, voy”, dice tras haber cocinado más de 20 kilos de carne en los asadores de Lawn Tennis para los 22 Naranjas que viajarán a Rosario para jugar la fase definitoria del Argentino.

Pero nada es casualidad. Creció en una familia grande, con hermanas que cocinaban y heredó el gusto de compartir y de ser el artífice de reuniones de amigos y familiares.

“Hice un curso con un amigo pero no soy profesional. Sí nos juntamos en el club todos los jueves y siempre soy el que se encarga de cocinar. Pero es un gusto más que me doy con los amigos del rugby”, aseguró

“Yo estoy ligado al rugby desde los 11 años y tengo 46. Son más de 36 años con el rugby. A veces hablamos con los amigos y nos preguntamos qué haríamos si volveríamos a nacer. Seguro que no haría un par de cosas, que no vienen al caso exponerlas. Pero de lo que sí estaría seguro, es que volvería a jugar al rugby. Tratando de no cometer algunos errores que cometí cuando tenía 20 años. Quizás, ser un poco más profesional. Universitario me dio mucha contención, mis amigos y es mi vida. Trabajo en una empresa que es gente de rugby.  Creo que fueron 9 años de mi vida laboral que no estuve ligado al juego pero siempre seguí vinculado al club. Si no fui entrenador fui colaborador, mi hijo juega al rugby en Uni, mi familia está dentro del rugby. Es mi vida”, confesó.

“Yo jugué con tipos que eran Pumas y los forwards de Tucumán siempre fue algo muy especial dentro del rugby argentino. Uno tenía 20 años y había que aguantarlos. Fue una experiencia distinta. Siempre digo que tendría que haber nacido 10 años después, ja ja ja.. .pero hoy gracias a Dios me permite hacer esto. Algunos, ni siquiera esto peuden disfrutar por loque me considero un afortunado”, decía mientras convidada de su propio tenedor, como buen asador orgulloso de su producción.

“Oscar me pidió que atienda a los chicos y así arrancamos. ¿Cómo era Oscar como jugador? Apareció a jugar después que yo. Y llegó a capitán. Fue mi capitán. Pero cuando empezó, era uno más del montón, no era buen jugador. El se destacó en Primera porque siempre entrenó, fue constante y el rugby también pasa por eso. Uno puede ser muy bueno pero no llegar a nada. Porque hay que ser constante y hacer sacrificios. Yo, por ejemplo, vengo a preparar las cosas a las 20.30 y son las doce. Estamos terminando de comer. No es fácil. Hay que tener ganas”, decía para quien crea que los ejemplares de Jean Rivier son un regalo. No, para nada. Son un premio para aquél que le pone toda la pasión por el deporte que eligió.

“El rugby me dejó esto, el compartir, el seguir ligado a esto que uno ama tanto. Y acompañando a Oscar con el que jugué desde los once años. Arrancó el 2010 en la Cross Border y por cábala, nada se cambiaba. Así comencé con los asados y seguimos hasta que ganamos el torneo. Incluso viajé a Sudáfrica. Y ahora sigo… ¿hasta cuándo? Creo que hasta que se vaya Oscar… ja ja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *