«Es vivir el sueño que no viví como jugador»

Emmanuel entrenando al Pladar cuando estuvo en Tucumán.

El tucumano Emmanuel Galias contó a Rugby Tucumano su experiencia de ser el preparador físico de Pampas XV en Sudáfrica.

Tiene 33 años. A los 10 empezó a jugar al rugby y lo hizo durante 15 años en Universitario. Desde 2003, que se recibió de profesor de Educación Física, empezó a trabajar como preparador físico.

Actualmente pertenece al staff del Plan de Alto Rendimiento de la UAR en el NOA y disfruta de su máxima oportunidad: se da el gusto de entrenar a Pampas XV e la Vodacom que se disputa en Sudáfrica. Está a pleno. Y lo celebra.

«La experiencia que estoy viviendo es increíble. EStos días, le decía por mail a Cacho (José Banegas, PF del PLADAR) que lo que me tocó vivir es extraordinario, que son cosas que uno no las aprende leyendo ningún libro y que nadie podría contármelas. Todo superó mis expectativas», le cuenta Emmanuel a El Tribuno de Tucumán y a Rugby Tucumano desde Sudáfrica, donde se quedará una semana más antes de darle paso a otro colega.

«Se me dio en el momento que menos esperaba. Es la forma de vivir un sueño que no se me dio como jugador», confiesa Galias.

Esto es algo muy lindo para alguien que vive el rugby con pasión. Está bueno ver la manera en que se vive el rugby desde el profesionalismo y en unlugar como éste», agrega.

Todo en orden

Sobre su trabajo con el plantel, el tucumano indica: «La planificación de estas cuatro primeras semanas ya estaba armada. Se pensó de antemano (por tener datos desde el principio) en el trabajo de gimnasio. Acá se planifica semana a semana, siempre pensando en el rival que viene y en los detalles a corregir del partido anterior. Lo hacemos en conjunto».

De Pampas XV 2012, Galias expresa: «La evolución del grupo humano es cada vez mejor. Es un plantel muy nuevo, que se conoce poco. Hay muy buena onda».

Emmanuel lleva casi un mes en Sudáfrica (el plantel partió el 4 de marzo). Y algo extraña.

«¡¡Extraño la comida criolla!» exclama antes de saludar a los suyos: «A mi familia, a mis amigos les mando saludos y un gran abrazo. Siempre están a mi lado», finalizó.

Gentileza, diego esper, de el tribuno de tucumán – foto: horacio  gambarte