En cinco minutos, Tucumán lo perdió

Simón Bofelli, de Rosario (Foto: Profocus)

La Naranja tenía dominado a Rosario al que le ganaba por 22 a 16. Pero en sólo cinco minutos, pasó de ser neto dominador a un equipo perdido en la cancha y desconcentrado. Tucumán perdió 34 a 29 en la primera fecha de la definición del Campeonato Argentino

No se jugó mal. Pero tampoco hubo fortuna. Tucumán jugó un buen partido en Rosario, fue el que propuso pero cuando mejor estaba, una desconcentración tras otro hizo que se le fuera un partido que tenía dominado.

El que primero golpeó fue Rosario. Isaack puso el 7 a 0 con un tempranero try al minuto de juego rompiendo la marca. Pero Tucumán contestó de la misma forma, con un gran try de Santiago Rodríguez del Busto.

Ese marcador, parejo de 7 a 7, se mantendría por varios minutos. Ni siquiera el pie de Federico Mentz pudo modificar. Sí lo hacíla Mateo Escalante, el 10 de Duendes, que tuvo una buena tarde.

Pero apareció el rápido Augusto López para poner las cosas 16 a 15 para Rosario. Mentz, extrañamente errático, no sacó la ventaja.

En la segunda parte, Tucumán salió con todo. Andrés Chavanne  se filtró por la marca rosarina y puso al frente a La Naranja. Era el momento tucumano. Era neto dominador territorial y de pelota. Y por poco, no consiguió sacar más ventaja.

Pero un drop de Gonzalo Crespi, y los fatídicos minutos entre el 24 y el 28, dejó a Tucumán con las manos vacías. Rosario pasó de un momento a otro de perder por seis a ganar por 12.

La desconcentración en algunas jugadas fueron clave. Como la pérdida de la pelota en pleno ataque, que con un contragolpe llevó a una jugada que los delanteros rosarinos apoyaron: uno fue en la bandera y el otro bajo los palos.

Uno se lamenta porque Tucumán jugó bien, como lo querían los entrenadores,  con juego desplegado y efectivo. Los tries que hizo La Naranja fueron de buena factura. Pero también  tuvo errores . Anímicamente el local se agrandó y sacó una diferencia que fue demasiado para el corto tiempo que quedaba por jugar.

Sólo el amor propio de Tucumán lo llevó a que Santiago Chavanne acortara cifras.

Fue un partido raro. Rosario lo ganó a lo Tucumán. Con buen obtención de los forwards, dos drop de Crespi.

SÍNTESIS:

ROSARIO: 1- Santiago Sodini, 2- Juan Prieto, 3- Guillermo Carranza, 4- Aníbal Schiavo, 5- Simón Boffelli, 6- Pablo Colacrai, 7- Nicolás Galatro, 8- Manuel Baravalle, 9- Pedro Escalante, 10- Mateo Escalante, 11- Pablo Iguri, 12- Nicolás De Battista, 13- Maximiliano Nannini (capitán), 14- Dan Isaack y 15- Jerónimo de la Fuente.

Entrenadores: Gastón Conde y Agustín Pérez Bustamante.

CAMBIOS: 8′ ST Leandro González por Schiavo, 17′ ST Pedro Imhoff por Pedro Escalante, 17′ ST Gonzalo Crespi por Mateo Escalante, 21′ ST Francisco Cuneo por de la Fuente, 24′ ST Guido Randisi por Carranza, 37′ Walter Alderete por Prieto, 37′ Juan Lafontana por Isaack.

TUCUMÁN: 1- Juan Ávila, 2- Sebastián Morell (Luciano Proto), 3- Bruno Cuezzo (Martín Hernández), 4- Carlos Cáceres (Gonzalo Lamarca), 5- José Díaz Romero (Nicolás Mirande), 6- Nicolás Proto, 7- Santiago Rocchia Ferro, 8- Juan Martín Gerineau, 9- Luis Castillo, 10- Federico Mentz, 11- Macario Villaluenga, 12- Federico Haustein (Máximo Ledesma), 13- Santiago Rodríguez del Busto, 14- Augusto López y 15- Andrés Chavanne.

Entrenadores: Oscar Prado, Leonardo Gravano, José Chavanne y Pablo Pérez.

Tantos: Primer tiempo: 1′ try de Dan Isaack convertido por Mateo Escalante (R), 6′ try de Santiago Rodríguez del Busto convertido por Federico Mentz (T), 19′ penal de Mateo Escalante (R), 21′ penal de Federico Mentz (T), 27′ penal de Mateo Escalante (R), 39′ penal de Mateo Escalante (R), 40′ try de Augusto López (T).

Parcial: Rosario 16 – Tucumán 15

Segundo tiempo: 16′ try de Andrés Chavanne convertido por Federico Mentz (T), 19′ drop de Gonzalo Crespi (R), 24′ try de Nicolás Galatro (R), 28′ try de Simón Boffelli convertido por Gonzalo Crespi (R), 38′ drop de Gonzalo Crespi (R) y 42′ try de Santiago Chavanne convertido por Federico Mentz (T).

Incidencias: 33′ PT amarilla a Colacrai (R).

Arbitro: Gustavo Tomanovich (Buenos Aires).

Cancha: Jockey Club

Por Osvaldo Ortiz, enviado especial a Rosario