En casa mando yo

nalesjsCon más coraje y corazón que con buen rugby, Cardenales derrotó a Jockey de Salta 27 a 21 y finaliza con dos victorias el inhumano fin de semana que jugaron.

Se sabía que iba a ser un partido duro y complicado. Tanto Cardenales como el Jockey salteño venían de jugar encuentros complicados dos días atrás contra Universitario de Salta y Huirapuca respectivamente. Y el conjunto visitante arrancó mejor, controlando la pelota e intentando imponerse con su juego. Y la ventaja llegó rápido por medio de un penal de su apertura, Ramiro San Millán, en apenas cinco minutos de partido. Cardenales reaccionó. Siempre intentó  limpiar la pelota fácilmente para que los tres cuartos jueguen, pero la defensa del Jockey casi siempre estuvo bien parada. Los fowards complicaron por demás, al punto de mantener par el scrum en esa primera parte e inclinarlo levemente a su favor en el complemento. Así, con estas complicaciones, Cardenales iba. Llegó al empate por un penal de Germán Núñez y se puso en ventaja por un try de Francisco Granata y una conversión de Chicho desde el banderín derecho. Los descuentos de San Millán por medios de penales nos llevaba al entretiempo con un Cardenales arriba por 10 a 9.

En el complemento el apertura siguió con el pie efectivo, y con un drop puso arriba al Jockey en la única vez que los salteños jugaron a 10 metros del in goal local. De ahí en más, la sólida defensa de Cardenales obligo a jugar lejos de la zona peligrosa. Llegaron los cambios y el cambio de aire para varios. Juan Pablo Lagarrigue, su tocayo Rodriguez, Nicolás Ortolani y Nicolás Barros Sosa a la cancha y a darle movilidad. Y así fue como llegó el try de Jorge Rodríguez. Buena continuidad en el juego y, en modo de fullback y wing, Barros Sosa cortó  y le dio a Rodríguez para que quiebre el tackle final y apoye. Minutos después, Ortolani también quebró la cintura para que le tomen la patente y marcar bajo la H. Era 27 a 12 y partido liquidado con bonus. Hubo tiempo para más penales del Jockey que sólo fue eso a la hora de atacar. Cardenales no tuvo muchas ideas en ataque, no dominó las formaciones fijas como lo suele hacer y no estuvo muy eficiente a los palos (5 de 7) que acostumbra, pero supo defender y tacklear como siempre lo hizo. No dejó jugar y no se dejó ser sometido en su casa. Cuidó el in goal como su propia vida. Logró su tercera victoria al hilo contra un rival complicado y siempre candidato a entrar al Súper 8. Y ya viene de bajar a otros dos candidatos, los Universitario de Salta y Tucumán. El campeón saca pecho, sube en la tabla y va por más.

Síntesis:

Formaciones:

Cardenales: Germán Núñez; Francisco Granata, Andrés Apud (ST 12’ Nicolás Ortolani), Andrés Gasarian y Mauro Gelsi; Eric Ostricil (ST 12’ Juan Pablo Rodríguez) y Andrés Ostricil (ST 30’ Agustín Vallejo); Mariano Rodríguez, Jorge Rodríguez y Juan Simón, Álvaro Santillán y Leandro El Eter (ST 12’ Juan Pablo Lagarrigue); Sergio Torres (ST 23’ Franco Campbel), Diego Vidal (ST 32’ Barros Sosa) y Nicolás Salas (ST 14’ Contar).

Jockey (S): Carlos Orlando; Ignacio Mc Clulen, José Decavi, Sandro Torres y Mauricio Giménez; Ramiro San Millán y Lucio López Fleming; Francisco Poodts, Juan Pablo Mendoza (ST 13’ Ladislao Uriburu) y Gerónimo Saravia; José Guzmán y Baltazar Decavi; Pablo Soria, Pablo Suárez (ST 22’ José Santillán) y Cristian Torres.

Primer Tiempo: 5’, 35’ y 40’ penales de Ramiro San Millán (J), 23’ penal de Germán Núñez (C), 28’ gol de Núñez por try de Francisco Granata. Parcial: Cardenales 10 – Jockey (S) 9

Segundo Tiempo: 4’ drop de San Millán (J), 20’ penal de Núñez (C), 22’ y 28’ goles de Núñez por tries de Jorge Rodríguez y Nicolás Ortolani, 30’, 35’ y 39’ penales de San Millán (J).

Final: Cardenales 27 – Jockey 21

Cancha: Cardenales

Arbitro: Osvaldo Sing

Producción: Marco Lamoglia