«Emociona ver a Jaguares y al Tostao jugar de esa forma»

Alejandro Molinuevo, ex coach de Los Pumitas, del seleccionado tucumano y de Salta y de su club Huirapuca, analizó el momento del equipo argentino y de Matías Orlando, a quien conoce desde la etapa juveniles.

Es un apasionado del rugby. De toda la vida, aunque en su adolescencia le gustaba el fútbol, lo divertía más.

Sin embargo, los amigos y el Gringo Meschwitz fueron los responsables que eligiera una pelota ovalada en lugar de una redonda.

«Sí, mi viejo me decía que yo jugaba mucho mejor al fútbol, pero me incliné hacia el rugby por el club y los amigos… sin embargo no me arrepiento de nada», dice Alejandro Molinuevo tras su regreso de Buenos Aires de ver el segundo la semifinal de Jaguares, derrotando a Brumbies. Ya había estado en la victoria ante Chiefs.

Alejandro Molinuevo.

«Ví en la cancha los dos ultimos partidos … Jaguares ha crecido como equipo por varias causas: 1) El sistema logró consolidar una base de jugadores que con los años se adaptaron al ritmo y rigor físico con los que se juega en el Super Rugby.
2) En los ultimos 2 años se simplificó el juego, se mejoró la toma de decisiones tácticas y se adoptó una estrategia de acuerdo a las características, virtudes y limitaciones de nuestros jugadores.
3) Se fortaleció la obtención propia en scrums y lines, y la disputa de la obtención, con variantes y mejor recambio en el pack de fowards», analiza Cacano de por qué está Jaguares en la final del Super Rugby.

El Tostao, un distinto

Alejandro Molinuevo entrenó a varios jugadores en su paso por diferentes equipos desde el 2001 hasta el 2009. Pero Matías Orlando no fue un jugador más.

«El Tostao debutó en primera en 2009 … entrenábamos con el Negro Fernando Molina … tenía 18 años y por preparación y mentalidad ya se lo veía como un distinto».
«Es muy fuerte física y sicológicamente… supo sobreponerse a lesiones por su madurez como persona. Tiene mucho coraje y amor propio para afrontar cualquier desafio y está en su mejor momento»,señaló.

«Es humilde y nunca olvida sus origenes, siempre que puede va al Club a dar una mano, a hablar con los infantiles y juveniles y a donar elementos, siempre en forma silenciosa y sin estridencias», agregó

«Me emociona ver al Tostao, a Ramiro (Moyano) y a Nico (Sánchez), tres jugadorazos a los que tuve el orgullo de entrenar en seleccionados provinciales y nacionales, tan reconocidos en Buenos Aires, donde es más difícil si sos del interior, y totalmente consolidados en el más alto nivel del rugby internacional», y para el final, al Tostao lo ve muy bien de cara al Mundial de Japón.

«Le auguro un excelente Mundial», aseguró.

Relacionados