El Verdadero Homenaje

Los Pumas cerraron el Try Nations como sub campeones y le rindieron el verdadero homenaje a Diego Maradona, sobreponiéndose a la adversidad, con un amor propio maradoniano y la 10 en una de sus mangas.

Los Pumas pasaron de héroes a villanos en muy pocos días. Luego que uno de sus hinchas más apasionados, Diego Armando Maradona, dejara este mundo terrenal para elevarse eternamente a la gloria.

Todo el mundo le rindió homenaje al gran Diego, los Pumas también; pero pareció pequeño al lado de lo realizado por los poderosos All Blacks. Y eso fue suficiente para que los agoreros de la grieta en nuestro país, hicieran de la cinta negra, la bandera para defenestrar al seleccionado argentino de rugby.

Le pegaron de todos lados, escarbaron la miseria para buscar con que dañar y como no encontraban nada; fueron ocho y hasta nueve años atrás en el tiempo para recoger errores de los protagonistas y tener justificativos a sus agresiones al equipo nacional.

La intención era tapar el caos organizativo de lo que fue el velorio del más grandes; pero la incompetencia de los dirigentes políticos de nuestro país hizo correr el velo y dejar al descubierto que los dirigentes del rugby no escapan a esa realidad, porque lejos de cuidar a los jugadores, no se hicieron cargo de nada. Es más fueron contra ellos, con marchas y contra marchas en cuanto a sanciones se refieren.

Lo cierto que en medio de la adversidad, el equipo se unió y apoyó a su capitán (Pablo Matera) y a los dos compañeros involucrados en los pecados de juventud (Guido Petti y Santiago Socino). Con poco entrenamiento, por todas las tensiones en la semana, saltaron al campo de juego del Westbank Stadium, en Parramatta, Sydney y enfrentaron a los Wallabies dispuestos a rendir homenaje a Diego; pero no con palabras y gestos, sino con el juego mismo.

El resultado fue 16 a 16, con un juego con más defectos que virtudes pero con un corazón que hizo de la defensa una muralla, en donde cada jugador era un ladrillo perfectamente unido a su compañero, para tornarse infranqueables.

En medio una lluvia que no ayudaba, y de una presión tremenda por parte de los locales, que querían el segundo puesto, nuevamente los Pumas se hicieron fuertes y le rindieron el mejor homenaje al más «grande de todos los tiempos», pues demostraron, como dijo Diego en Inglaterra: «Ustedes tienen la camiseta tatuada».

Como Maradona, que de cada adversidad se levantaba y daba lo mejor, Los Pumas hicieron de eso su emblema. En medio de tanta adversidad, unidos, sin importar cuanto fueron agraviados, coronaron la mejor gira de toda su historia, con un triunfo frente a los All Blacks y dos empates frente a los Wallabies, siempre de visitante y un segundo puesto ante dos potencias del rugby.

Este es el verdadero homenaje, la actitud de los Pumas que siguen en pie a pesar de todo. Como Diego lo hubiera querido.

Relacionados