El Torneo de Ascenso Tucumano ya tiene fixture

El Iniciación tendrá una etapa clasificatoria, divida en zonas, que definirán los equipos que disputarán el Torneo Anual. Qué opinan los entrenadores y referentes de los clubes sobre la programación y el sistema de disputa.

Un año sin actividad en el rugby. Ahora es el momento del regreso y, si bien es cierto que existe una alegría por recuperar el juego, no todos están conformes con la programación que propuso la Unión de Rugby de Tucumán para el Ascenso.

Para esta temporada, la URT dispuso un regreso en dos etapas: una clasificatoria, con todos los equipos tucumanos que disputaron el ascenso en el 2019 divididos en 3 zonas (Sur, Centro y Oeste), sumando a Los Alisos, club que nació en 2019 y ya está en condiciones reglamentarias para jugar y la segunda, donde 7 equipos disputarán el Anual de Ascenso.

Así será la competencia del Ascenso para este 2021.

Desde la URT dejaron entrever que podría existir alguna modificación pero por el momento, este será el sistema de disputa y el fixture del Iniciación ya está armado para que comience este 27 de marzo.

Qué dicen desde los clubes

Por supuesto que hay un común denominador: la alegría por volver al juego, a competir y también cierto descontento por la zona o por no reconocer lauros obtenidos en competencias anteriores.

Para Los Alisos, que conforman la Zona 2 junto a Bajo Hondo, San Martín, Liceo y San Isidro, esta es una gran oportunidad y un sueño hecho realidad. Con la sede en calle 12 de Octubre al 400 y con la cancha en el barrio Barrancas del Salí donde se encuentra el Complejo del Club La Gaceta, los chicos nuevos de la Unión están super motivados por este torneo.

«Este es un sueño que se hizo realidad» nos contó Gastón Rivadeneira ex Los Tarcos y actual jugador y dirigente de la entidad.

«En Julio 2019 arrancamos con la idea de club y hasta marzo del 2020, el trabajo fue juntar gente, armar la institución con todos los papeles. Ese era nuestro objetivo. La pandemia fue como una bendición para nosotros aunque suene extraño porque nos permitió acomodarnos administrativamente y conocer gente que quería sumarse al proyecto, nos permitió hacer obras en el club» agregó quien dijo que el club está formado mayormente por chicos de otros clubes, muchos jugadores que volvieron de su retiro y gente del este tucumano, por la cercanía del lugar, formando un plantel superior que ronda los 60 jugadores.

Parte del plantel Los Alisos, con los cerros tucumanos de fondo.

Para Leonidas Minetti, head coach de Liceo, no hay mucho misterio porque «el fixture se consensuó en una reunión del Desarrollo de hacerlo por zonas geográficas para evitar los traslados. Todas las zonas son duras y parejas y la prioridad es que retornemos a la competencia. Los chicos están ansiosos por volver y trabajando desde el 23 de Enero. Las expectativas son grandes, queremos mejorar el juego y las destrezas y jugar la zona campeonato. El club esta trabajando muy bien en todas las categorías y seguimos sumando jugadores en todas las divisiones».

«A nosotros nos parece bien el tema de las zonas por los costos de los viajes y no hay que dejar de lado que aún estamos en Pandemia«, dijo Franco Farías de San Isidro Club de Lules. «Con las ganas de jugar de los chicos, creo que cualquier fixture venía bien. Este año nos costó un poco juntar a todos, armar los dos planteles pero ya estamos bien, por suerte. Cumplimos las seis semanas de pre temporada, fuimos gradualmente y ahora estamos implementando las nuevas reglas para el juego como la salida del scrum, el tackle 1 a 1, el ruck. Esto hace que el juego sea más dinámico y es cuestión de encontrarle la vuelta para poder competir. Estamos ansiosos que llegue el primer partido porque será clave para ver cómo sigue el año. La expectativa es doble porque estamos juntando ganas de hace dos años para entrar a la cancha. Esperemos llegar lo más lejos posible. Nuestro primer objetivo es entrar en la Copa de Oro. De ahí más, escalón por escalón», aseguró.

Complicados en el sur

Zona complicada, si las hay, será la 1. Para Andrés Herrera, head coach de Coipú, fue una alegría tremenda porque «jugar es lo más importante!!. Para lo que se pensaba que podía ser una nueva modalidad de competencia, nos pareció interesante jugar por zonas pero a algunos les tocó una zona más accesible… pero bueno, la ubicación geográfica lo determinó así… nuestra zona será dura, bastante competitiva y eso está bueno. Ahora con respecto a las medidas adoptadas por la UAR considero que podrían replantearse lo del scrum«

«Lo más importante es la vuelta a la actividad, la vuelta a la competencia, que los chicos tengan roce«, nos dijo Sebastián Avila, de Aguará Guazú. «Se estuvo trabajando bastante en este tiempo en la parte física, técnica y no sabíamos qué campeonato se iba a jugar, cómo iba a ser el formato. Pero estamos contentos porque lo más importante es que los chicos compitan y que respetemos los protocolos que decidan el COE y la Unión de Rugby de Tucumán. Nuestra idea es estar entre los primeros puestos del torneo y más que nada, que los chicos estén en el club», finalizó.

«En lo personal al anuncio del torneo lo recibí con una gran alegría. Ni me fijé en detalles ni otras posibilidades, sólo alegría y por ende, les transmití eso a los chicos. Ya tendremos tiempo, si Dios quiere, de plantear opiniones con respecto al torneo y la forma de disputa. Ahora prepararse lo mejor posible para hacer lo que más se disfruta: Jugar!«, nos decía el Bocha López, entrenador de La Querencia.

«Gracias a Dios estamos bien, con un promedio de treinta jugadores comprometidos del plantel superior, sumando juveniles y esta semana arrancando infantiles que ojalá sea positiva la convocatoria. Falta un montón obviamente. Vamos sin prisa pero sin pausa. Ojalá todos los clubes podamos recuperarnos lo mejor posible de este golpe que recibimos. Vamos a trabajar para que eso suceda!«, aseguró.

En La Querencia están como todos: con ganas de jugar. (Foto: @erosvilla27)

La Zona Norte

Este grupo tiene la particularidad que está formado por dos clubes que tienen sede en el mismo barrio: Lomas de Tafí, en el departamento Tafí Viejo. ¿Se arma un nuevo clásico en el Desarrollo? Habrá que ver qué sucede durante la temporada de juego.

Por supuesto está el club de la ciudad, Tafí Viejo RC. Horacio Goane, su entrenador, señaló que estuvieron trabajando «desde setiembre con los chicos más comprometidos. Siempre tuvimos un buen número a pesar de la pandemia haciendo físico, respetando los protocolos de seguridad, con horarios diferentes aunque sin poder jugar. Hablamos con el presidente para ver cómo recuperamos a lo jugadores que se fueron por la falta de competencia y reflotamos la tocata que trajo mucha gente. A la semana, comenzamos la pretemporada. Tenemos un promedio de 45 chicos entrenando, con ganas de empezar a jugar, ansiosos, porque hicimos una muy buena pre temporada, estamos bien en lo físico. Ojalá podamos comenzar el torneo como queremos. Con la zona estamos conformes y creemos que el más duro es Corsarios. Pero como no se jugó el año pasado, eso aún no lo sabemos bien en realidad. Hay respetar a todos«.

«Los chicos están ansiosos por volver a jugar porque como todos, están parados hace un año aunque estuvieron entrenando» nos contó Franky Mancilla de Frankycia XV. «Con respecto al torneo, ya están armadas las tres zonas y hay que jugarlo aunque a nosotros no nos tocaron equipos cercanos. Lo importante es que volvemos a jugar. Están volviendo algunos jugadores y si bien tuvimos bajas en juveniles, en el plantel superior estamos bien. Nuestra expectativa es mejorar lo hecho en 2019 y tratar de estar peleando los primeros puestos. Sabemos que es mucho trabajo y mucha concentración. Tuvimos un amistoso este fin de semana con Lomas al que le ganamos por 35 a 5 y nos hizo bien para bajar un poco la ansiedad«, finalizó.

En Corsarios, con nueva sede, es un nuevo comienzo. Y eso lo sabe su presidente Eduardo Ichi Romano. «Lo que te puedo decir es que somos un nuevo club. Estamos empezando todo de cero. Se fueron algunos jugadores como también se sumaron nuevos chicos. Estamos viviendo los entrenamiento día a día, martes y jueves, con treinta chicos y lo mejor es que son constantes. Este será un proyecto a largo plazo así que… a trabajar«, destacó.

El rugby lentamente vuelve a asomarse en Tucumán. Es una buena noticia.

Relacionados