El primer Seven de Selecciones del NOA tuvo apenas un aprobado

Si bien la idea era mover a los jugadores antes del Seven de la República, le faltó picante al encuentro por la poca y casi nula asistencia de público, algo fundamental si se quiere promover esta especialidad en la provincia.

La idea era simple: mover a los jugadores, darles competencia antes de viajar a Entre Ríos para participar del 28º Seven de la República. Sin embargo, la poca presencia del público le restó color a una especialidad que, justamente, se caracteriza por no sólo la cantidad de partidos reducidos sino también por el clima que le aportan los presentes. Algo para mejorar, quizás, en las próximas ediciones. La organización fue perfecta, cumpliendo los horarios de los partidos.

En cuanto al juego valgan los aplausos para todos los partici­pantes: los planteles superiores y juveniles (M18 y M19) de Tucumán, Salta y Santiago, que tuvieron la mejor predisposición para jugar. Valga también el reconocimiento para los árbitros, que estuvieron presentes.

En la competencia entre los Mayo­res, Tucumán Naranja le ganó a Salta A por 21 a 14 y a Santiago por 36 a 7; Salta B derrotó a Santiago por 24 a 14; Tucumán Azul venció a Santiago por 19 a 17 y a Salta A por 40 a 5 y en su última presentación perdió con Salta B, por 19 a 12. En teoría, Tucu­mán Naranja se consagró campeón porque ganó todo aunque no hubo premiación que lo avalara.

Pero esa no fue la idea conceptual de este encuentro. Leo Gravano, entrenador del Seleccionado Naranja dijo que «la idea era tener competencia antes del torneo y no teníamos competencia real, lo que era mucha ventaja. Logramos que Salta y Santiago vengan con sus equipos y nosotros pudimos mover casi 20 jugadores para definir los que viajarán a Paraná. Todavía no lo tengo definido pero tengo una gran porcentaje de quienes podrían ser los que viajen. Para nosotros fue muy positivo porque ya son tres fines de semana que los chicos juegan Seven (el de la URT en Tarcos, en Rosario) y eso es lo que necesitamos. Jugar mucho para poder aplicar el planteo táctico, jugar más ordenado y fue bueno porque incluso pudimos hacer que los juveniles comiencen a jugar porque no estamos acostumbrados. No sabemos jugar. Lo primero que jueguen y después, una vez que lo hagan se los puede ordenar más fácil».

Los juveniles en plena acción.

Justamente en los menores de 19 años de Tucumán debutaron con un triunfo sobre la M18 Verde tucumana por 21 a 12; más tarde de­rrotaron a Santiago por 26 a 7 y al fi­nal cayeron con el M18 Blanco por un ajustado 22 a 20. Además, en otro partido entre menores de 18 años, Tucumán Blanco derrotó a Tucu­mán Verde por 37 a 17. Hubo un partido entre la M18 Azul de Tucu­mán con la M19 de Santiago que fi­guraba en el programa que no se jugó.