El presidente de la UAR, «Cacho» Castillo hablo de todo y sobre todos

a.3En un mano a mano con el diario tucumano La Gaceta, el presidente de la Unión Argentina de Rugby, Luis Castillo, tocó todos los temas picantes del momento. La salida de Phelan, la llegada de Hourcade, su gestión, el futuro y los dichos de Pato Albacete.

Inesperada paliza en manos de Australia en Rosario. Internas en el plantel y el staff técnico de Los Pumas que salen a la luz. Santiago Phelan renuncia, argumentando ruptura de códigos. Patricio Albacete que lo insta públicamente a hacerse cargo de su decisión.Daniel Hourcade se convierte en el primer entrenador tucumano no interino de Los Pumas. Todo esto, en apenas 20 días. Una locura. Pero los años al frente de la UAR parecen haber curtido el cuero y el sistema nervioso de Luis Castillo. El avispero está agitado, él no.

«La experiencia te va enseñando cómo afrontar estas cosas. Además, por mi posición estoy obligado a ser racional, a que el corazón no me tape las ideas», sostiene el primer presidente del interior en la historia de la UAR, invitado por LG Deportiva a la redacción del diario.

– Así y todo, seguramente habrán dolido las críticas tras el Rugby Championship…

– Por supuesto. Cuando saludé a los jugadores después del mal debut en Sudáfrica, los vi quebrados. Y a mí me dolió, porque sabía los problemas que se habían producido afuera y vi cómo el equipo se quebró en la cancha. También por los entredichos que hubo después. Volví mal de allá. Pero más me dolió lo de Rosario. Porque se notó que algo seguía mal. Y aunque Australia jugó un gran partido, hubo un momento en que el equipo se quebró igual que en Sudáfrica.

– ¿Costó imponer a Hourcade en el staff de Los Pumas?

– Para nada, él lo tiene bien ganado. Hablé personalmente con él, le tengo mucha confianza, porque lo conozco de acá, lo vi jugar y sé que tiene un gran manejo de grupo. No sirve que Los Pumas se aíslen, como pasó algunas veces que yo mismo las vi, no sólo con la prensa, también con la gente. Había chicos que pedían autógrafos y algunos jugadores se los daban y otros no. Para que le gente los sienta y los siga, Los Pumas tienen que acercarse. Y creo que con su forma de trabajar, «Huevo» va a ser importante en ese aspecto. La gira por Europa va a ser un gran desafío para él, porque tendrá todos los ojos encima.

– ¿Seguirá habiendo piedras en el camino hasta el final de su gestión, en 2014? 

– Piedras hay siempre, es cuestión de saber superarlas. Algunas veces en los diarios me critican y me desvalorizan. Por eso es importante conservar la calma, para no entrar en ese juego que no corresponde. Hay muchas cosas que se hacen día a día y no trascienden, pero nos permiten seguir avanzando. – ¿Se va preparando para el final del mandato?– Sí. Tengo una lista de cosas que quiero hacer antes de eso, y que apuntan a seguir mejorando la competencia. A nivel local, creo que el Nacional de Clubes será muy valioso, porque facilitará mayor comunicación entre los clubes del interior y los de la URBA. Y a nivel internacional estaré en el arranque del torneo de las Islas del Pacífico, que será un escalón más alto que la Vodacom. También aparece como objetivo la franquicia en 2016, y aunque ya no estaré para entonces, lo que no pueda completar yo lo hará quien me suceda. La UAR ya está encaminada en esa dirección.

– Se dice que podría ser el próximo presidente de Los Tarcos…

– No lo pensé aún. Un gran amigo, Fernando Buabse, me dijo que soy la persona indicada para cambiar las cosas en el club, pero le respondí que sólo sería posible con una comisión directiva que tuviera hombres como él, con chapa y capacidad dirigencial. Pero por ahora sólo pienso en descansar cuando termine en la UAR.

– Si su gestión terminara hoy, ¿se iría conforme?

– Totalmente. Disfruté y disfruto de esta presidencia. Me ofrecieron seguir dos años más con una reforma, pero creo que mi ciclo ya llega a su final. Lo que me falte por hacer, lo terminará quien me suceda. Por eso, el día que me vaya, me iré feliz.

Sobre Daniel Hourcade

«Lo tiene bien ganado. Es un técnico que me gusta mucho, un estudioso. Me da mucha confianza. Pero lo mejor que tiene es su manejo de grupo, de mantener el espíritu amateur en los jugadores. Y eso será fundamental: sin no se tiene un buen grupo, no va a funcionar».

Sobre Agustín Pichot

«Por su personalidad, siempre tendrá gente a favor y en contra. Pero tiene un carisma y una inteligencia que van más allá de la media. Siempre está pensando en hacer más cosas. A veces hay que frenarlo. Muchos querrían tener un Pichot al lado. El rugby es su vida y no lo cansa».

Sobre Santiago Phelan

«No me sorprendió tanto su decisión, porque últimamente había hablado mucho con él. Después de Rosario, nos reunimos y lo noté dolido, quebrado. No sabía si tendría fuerzas para afrontar la gira por Europa por todo lo que pasaba. Es un caballero, no se merecía tener ese final».

Sobre Patricio Albacete

«Dolieron mucho en su momento al Consejo aquellas declaraciones del año pasado, y también dolieron esas palabras con las que salió a contestarle a ‘Tati’ Phelan hace unos días. Nos duele principalmente porque no es uno más, él es un referente del seleccionado nacional».

Fuente: La Gaceta