El premio fue para los dos

Lawn Tennis (Santa Rosa Megahogar) y Natación (Jack London) llegaron a la final de la Copa de Oro del Primer Seven del Bicentenario pero no lograron sacarse ventajas ni en el tiempo reglamentario ni en el alargue quedando fijo el marcador en 12 puntos. Los dos, fueron decretados campeones. Una buena experiencia.

El Seven del Bicentenario tuvo un aprobado en su primer examen. No sólo por lo que brindaron los jugadores dentro del campo de juego sino también por el compromiso demostrado por los organizadores, las empresas que apoyaron el proyecto y el apoyo oficial, brindando la estructura necesaria para que los espectadores que fueron al predio de El Cadillal, se sintieran cómodos.

Lo que jugó en contra fue el clima, que desmejoró la cancha y el terreno de los alrededores, perjudicando el normal ir y venir de los visitantes.

Los equipos comenzaron con cierto retraso el programa de partidos. Había que terminar de drenar el campo de juego y luego sí, el silbato que daba comienzo al primer Seven.

Fueron 50 partidos entre los 10 equipos que mezclaron jugadas brillantes, grandes tackles, las típicas voladas en el in goal, momentos emotivos como la entrega de un presente para Chuchú Basile, jugador lesionado de COIPU que en abril tendrá un torneo de golf para recaudar fondos para su recuperación y tuvo, por supuesto, las tres finales de la Copa de Bronce, de Plata y de Oro.

Invitación VIILa primera la jugaron Los Tarcos (La Cascada) con Invitación VII (Car NOA). Ganaron los últimos pero no sólo con el 28 a 0 que se reflejó en el resultado sino también en la onda que le pusieron «los viejitos» como Aníbal Terán, organizador del evento y autor de dos tries, Federico Mentz, Nicolás Centurión, Alvaro Galindo o Alvaro López González, quienes jugaron como sabían hacerlo no hace mucho tiempo.

La final de la Copa de Plata se la llevó Huirapuca (Buteler Diagnóstico por Imágenes) al vencer a Universitario (León Alperovich) por 19 a 7, dejando en claro que los de Concepción siempre tienen una gran vocación por este juego, ya que presentaron un plantel muy joven junto al inagotable Tristán Molinuevo.

El plato fuerte estaba en la final. Arrancó mucho mejor Natación (Jack London), con dos tries de Orlande que ponía el resultado 12 a 0 sobre Lawn Tennis (Santa Rosa Megahogar). En la segunda parte, los benjamines no se dieron por vencidos y pelearon cada pelota, para lograr el empate casi sobre el final del partido. Llegó el tiempo extra dado por el árbitro José Aguero pero tampoco se sacaron ventajas. Entonces, el dilema fue diferido por las autoridades de mesa de control que dieron por ganadores a los dos equipos que no sólo llegaron a la final, sino que entregaron el último aliento y se brindaron al espectáculo, dando una gran espectáculo a quienes se llegaron a El Cadillal.

Habrá cosas para mejorar, es cierto. Pero la primera prueba, fue superada.

Relacionados