El día que Dino perdió el control

El muy buen jugador de Tucumán Lawn Tennis tuvo un segundo fatal en su carrera e incurrió en una conducta antideportiva grave, que le puede costar la carrera de por vida. Claro todo depende del informe que reciba el comite disciplinario de la UAR.

En un partido típico de cuartos de final, con muchas cosas en juego y la friega propia de un deporte de contacto, uno de los puntales de Tucumán Lawn Tennis se salió de su casilla  y cometió un artera infracción, que no fue sancionada por el juez del partido con expulsión, pues seguía la jugada, y no se percato de la actitud anti deportiva de Dino Cáceres.

Lo cierto y real, es que no fue sancionado por el árbitro; pero los videos muestran claramente la agresión que sufrió el segunda línea del Jockey de Rosario y el comite disciplinario de la UAR, puede actuar de oficio.

La agresión fue violenta y fuera de juego, ya que Facundo Lucas se levantaba luego de tacklear a un rival y regresaba para defender nuevamente, cuando recibió un golpe que lo dejo nock out, a tal punto que el propio Andrés Chavanne reclama urgente la asistencia médica para la víctima de esta agresión sin motivo.

Lucas quedó inconsciente en el suelo, luego  fue retirado en ambulancia, pero se recupera favorablemente y ya se encuentra fuera de peligro, aunque quedó descartado para jugar la semifinal contra Duendes.

Las imágenes recorren los canales de televisión y los depredadores del deporte ya hablan de la violencia en el rugby; pero no se detienen a ver que es un error, grave por cierto, de un jugador. Y para que el mismo no tenga consecuencias sobre el rugby en sí, ni sobre el equipo del parque  9 de julio y mucho menos de la Unión de Rugby de Tucumán. Se debe actuar en cconsecuencia y sancionar al jugador.

Veremos que se dispone desde la UAR, que puede hacer el ente rector del rugby en Tucumán y que medidas  decide aplicar el club al jugador, aún cuando la temporada para Lawn Tennis ya finalizó, y por cierto opaca una muy buena campaña.

Por de pronto Dino Cáceres, seguramente mientras espera el desenlace, estará reflexionando sobre lo ocurrido.