El campeón del Super Rugby viene con plantel completo

Crusaders llega al país con la artillería completa para enfrentar a Jaguares el próximo sábado en Vélez.

El equipo de Christchurch, Crusaders, campeón defensor del Super Rugby, vendrá a Vélez con su plantel completo. Sin Kieran Read desde el inicio mismo de la competencia, los de Scott Robertson han podido mantener la resgularidad a los que nos tienen acostumbrados.

Es un equipo con un balance envidiable, del que hace su fortaleza. Y con esa fortaleza a cuestas, es que maneja no sólo los partidos sino el ritmo de su andar por el torneo. El año pasado hizo un rush invicto, terminó con el n°1 entre los clasificados a playoffs y venció en la final a Lions (su reciente y último rival) con autoridad.

Todos negros

La cantidad de All Blacks que reportan sus filas es inmensa y viene con ellos. Wyatt Crockett (que ya anunció que dejará de jugar en el seleccionado) es centurión en la franquicia y es garantía de peso y experiencia probada de sobra en la 1ra línea. Michael Alaalatoa viene en franco ascenso y tiene una dinámica que lo llevó a la titularidad. Ni que hablar, el hooker: Codie Taylor es titular en los hombres de negro.

En la 2da línea, casi que ni hacen falta presentaciones. Sam Withelock -que además es el capitán-, Scott Barrett -el hermano de los dos cracks de Hurricanes, que también es crack- y Luke Romano, el epítome del batallador. Los tres, por supuesto, All Blacks.

Llevamos seis de seis…

En la tercera línea, Matt Todd -otro All Blacks- que es el metrónomo del equipo, el hombre que marca el pulso. Junto a él, un versátil Jordan Taufua que como ball carrier genera dolores de cabeza inimaginables a las defensas. Será hombre de negro, en breve.

Los dos medioscrums son muy distintos, pero tan buenos que asusta. Mitch Drummond y Bryn Hall llevan la pelota donde el equipo la necesita. Acaso el punto más débil (si es que existe tal cosa) es el apertura. la ausencia por lesión del World Class Richie Mo’unga hace que Mitch Hunt ocupe su lugar y por ahora, no ha tenido rendimientos superlativos, que es lo que se espera de un 10 en esta franquicia.

En el medio de la cancha, posiblemente un top 3 en su puesto en todo el mundo: también juega en los All Blacks y se llama Ryan Crotty. Si bien el 12 viene con poco ritmo de juego, nunca jamás juega por debajo de los 7 puntos, si es que se le puede poner puntaje a un excelso como él.

Tim Bateman es su compañero de centro de la cancha y si no juega en los All Blacks es por exceso de talento en esa posición, pero lo ha hecho en Maori All Blacks. En otro seleccionado sería titular, sin dudas. Lo propio ocurriría con Jack Goodhue, aunque en este caso, su futuro en el equipo de Steve Hansen es cuestión de tiempo.

Para cerrar este breve análisis… Braydon Ennor. Recuerden ese nombre. Su velocidad, ductilidad y perseverancia para hallar el ingoal rival son increíbles. No hace falta recordar a los dos nombres que siguen. Seta Tamanivalu y David Havili. El fullback de los All Blacks en ausencia de Ben Smith (y posiblemente, el mejor jugador del 2017) está en su segunda temporada de éxitos. Sin rimbombancia, pero con solvencia.

Plantel: Tim Perry, Wyatt Crockett, Chris King, Michael Alaalatoa, Oliver Jager, Codie Taylor, Ben Funnell, Sam Whitelock, Scott Barrett, Quinten Strange, Luke Romano, Matt Todd, Jordan Taufua, Tom Sanders, Heiden Bedwell-Curtis, Mitchell Drummond, Bryn Hall, Mitchell Hunt, Mike Delany, Tim Bateman, Ryan Crotty, Jack Goodhue, Braydon Ennor, Seta Tamanivalu, Manasa Mataele, George Bridge, David Havili

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *