“Después de una lesión vuelvo a jugar que es lo que me hace feliz”

Gabriel Ascárate superó otra lesión más.

Gabriel Ascárate superó otra lesión más.

Gabriel Ascárate fue convocado al seleccionado de Argentina XV, que se prepara para el Sudamericano. Habló con Rugby Tucumano Radio de su regreso a las canchas.

Gabriel Ascárate, el jugador nacido en Natación y Gimnasia, sabe de sacrificios y frustraciones. Las lesiones fueron persiguiéndolo siempre, ya sea antes de un partido, durante o en los entrenamientos.

La mala fortuna una vez lo dejó fuera de una final del Argentino entre Córdoba y Tucumán. Pero lejos de caerse, cada vez se hace más fuerte y vive con alegría los momentos en los que está cerca de volver a lo que ama: una pelota y una cancha de rugby.

“Estoy bien después de una lesión bastante rara y complicada a la vez, más larga de lo que me imaginaba. Fueron tres meses, cuando comenzaba el Super Rugby. Contento con la convocatoria al Sudamericano porque lo que quería era jugar. Lo que necesito es ritmo y me siento un privilegiado de volver al seleccionado”, comenzaba la charla con Rugby Tucumano Radio a través de Radio Q.

“Algunos le llaman fascitis plantar pero lo mío fue más que eso. Se me rompió la fascia y no sólo en el arco sino también en el talón. Me sacaban un dolor, me aparecía otro y por suerte me lo pudieron sacar. Me infiltré el pie cuatro veces, sin solución, a pesar de la fisioterapia. Conocí una personas que me ayudó mucho, Oscar Ronzio, que con un tratamiento nuevo me sacó el dolor por intermedio del MEP (microeletrólicis percutánea). Muy doloroso pero me sacó adelante, así que muy agradecido”, nos comentó Ascárate.

“Lamentablemente me acostrumbré a estar fuerte después de las lesiones. Pero es positivo porque me enfoco en ponerme objetivos a corto plazo. Vivo de esto así que me propuse disfrutar de lo que me gusta. Las próximas convocatorias serán de acuerdo al nivel que tenga. En cualquier lugar que juegue me viene bien porque necesito minutos. Después de una lesión puedo jugar, que es lo que me hace feliz”, señaló.

En cuanto al análisis de Los Jagaura dijo que “nos dolieron mucho las derrotas. El equipo lo sintió porque fue un golpe muy duro. Si bien es cierto se le da prioridad a la rotación, a la dinámica, al juego pero los resultados son los que dan la motivación al grupo. Después de tantas derrotas la cabeza cambia, el humor cambia y se hace difícil porque las presiones son enormes. Si bien con Japón se hizo un partido malo y con Sharks se hizo uno bastante bueno, no dejan de ser malos resultados. De todas maneras, es un tremendo equipo el nuestro y que seguro darán vuelta esta imagen”.

También habló de lo que extraña Tucumán porque es una persona que le cuesta irse de la provincia pero también está con un agran amigo como Matías Orlando por el que está feliz por el presente que le toca al jugador de Huirapuca. “Tengo una muy buena relación y estoy feliz por el momento de él. El también tuvo lesiones y hoy está viviendo un lindo momento”, señaló.

Para el final, le dejamos una encrucijada. Los Pumas vienen a Tucumán y juegan en Atlético, lugar del que el centro de Natación no tiene buenos recuerdos: allí se lesionó dos veces. ¿Jugarías con Los Pumas en junio ante Francia?

“Entiendo la pregunta… sí, más vale. Lo hablo con mis amigos y es un motivo de risa pero también me hago mil preguntas por lo que me pasó. Pero no dudaría un segundo si me llaman. Es impagable jugar en tu provincia, y con esa camiseta. Pero hay que ser realista: estoy volviendo de una lesión y tengo la cabeza puesta, ya, en Los Pumitas (partido preparatorio)”, fue su respuesta.

Claro, preciso y sin esquivar al bulto en sus conceptos. Como cuando está en la cancha.

 

Relacionados