Daniel Hourcade: «Los extraño muchísimo»

Luego de la coronación en la Vodacom Cup, Daniel Hourcade le contó a Rugby Fun el sentimiento que despertaron estos jugadores dentro del staff. Además, explicó detalladamente los nuevos torneos en los que participarán los Pampas, que contará con la inclusión de dos seleccionados en la Currie Cup.

Como un buen apasionado de este deporte, al entrenador en jefe del segundo seleccionado nacional no se le escapa ningún detalle. Por eso dejó a un lado el éxito que significó la obtención del título en la tierra de los últimos campeones mundiales, para comenzar a idear un nuevo proyecto con vistas a la próxima temporada.

Sin embargo, es consciente que el trabajo de detección y selección de nuevos talentos es clave para ampliar el modelo que se plantearon y, para ello, cuenta con el Sudamericano de la especialidad que servirá como banco de pruebas para generar esa anhelada mística.

En un alto de ese arduo trabajo y mientras disfruta del calor que le ofrece su entorno familar, el autor intelectual del sueño argentino, se prende en este mano a mano donde no deja detalle librado al azar.

¿Cómo estás viviendo el día después de semejante hazaña?

Con la satisfacción de saber que hicimos las cosas bien y logramos un triunfo muy importante por todo lo que significa para el rugby argentino.

¿Una de las claves de este proceso fue el trabajo conjunto con el ciclo Phelan?

Sí, este es un equipo de trabajo que no depende de una sola persona. Por eso, el mérito no es sólo de los entrenadores, sino también de los preparadores físicos, nutricionistas, analista de videos, etc. Todo el staff trabaja para que los chicos tengan las mejores condiciones para jugar y nosotros nos alineamos detrás de eso para mantener esa estructura. En el caso particular del head coach, es quien baja línea de la idea de juego para que todos utilicemos la misma metodología que desarrollan Los Pumas y así poder nutrir a ese plantel.

¿Cómo creés que se va a dar la transición de Pampas a Pumas?

Estos jugadores demostraron que pueden superar diferentes obstáculos estando a la altura de las circunstancias. Ahora hay que ver si responden a esta nueva prueba y, si no pueden hacerlo, habrá que seguir trabajando para conseguirlo. Hay que entender que un jugador que está actuando con su club y es llamado a un seleccionado provincial, al principio le cuesta adaptarse. A nivel nacional pasa lo mismo, pero creo que estos muchachos están capacitados para subir ese escalón.

¿Vas a utilizar la misma base pensando en la Nations Cup que se viene?

Por lo pronto estamos pensando en el Sudamericano, ya que tenemos muchos jugadores nuevos que fueron convocados por su participación en el Campeonato Argentino. En base al desempeño de estos hombres, sumados a los que serán excluidos de la preparación para el mundial, formaremos el equipo que participará en el torneo. Sabemos que será muy duro porque nos enfrentaremos ante Rumania y Georgia, que son los rivales de los Pumas en la RWC, y ellos van a usar el campeonato para preparar su equipo. También estará Portugal, que está creciendo muchísimo y este año le ganó a Rumania y Rusia en el Seis Naciones B.

¿Cómo ves las chances que se abrieron de jugar la Currie Cup?

Es una nueva posibilidad que se abrió a partir del gran trabajo de los Pampas. Por lo pronto, hay dos campeonatos con posibilidades concretas de participación que se resolverán en breve. Uno es un torneo nuevo que se disputará luego de la Vodacom y en la previa a la Currie Cup, ya que hay muchos clubes de Sudáfrica que se quedan sin competencia entre ambos certámenes y pretenden crear esto para mejorar su rendimiento. La idea es que sean 5 equipos (Griquas, Pumas, Leopards, entre otros) con nosotros, adoptando el sistema de partido y revancha, con la linda novedad de que se jugaría tanto allá como en la Argentina. Y después un club de Potchefstroom, la ciudad en la que estuvimos alojados, nos va a presentar para que juguemos la Currie Cup porque quieren cambiar el formato. Hoy en día hay ocho equipos en primera, de los cuales seis, que son las franquicias, pelean por el campeonato, mientras que el resto se limita a jugar por la permanencia. La idea es que en la A jueguen esos 6 equipos, y en la B pasar de esa cantidad a 10, con la inclusión de dos seleccionados argentinos, dividiéndolos en zona norte y sur para abaratar costos.

Cuando este ciclo haya finalizado, ¿te gustaría entrenar a los Pumas?

Ni pienso en eso. Estoy muy cómodo trabajando como head coach de los Pampas y los Jaguares, en la cual formo parte de un grupo junto a Phelan, Turnes y Reggiardo, donde cada uno aporta desde su lugar. La verdad es que con el trabajo que tengo no puedo pensar más allá. Además son amigos; trabajamos juntos o nos vamos todos -risas-.

Teniendo en cuenta la repercusión que tuvieron y el interés que despierta en los clubes europeos, ¿con cuántos de estos chicos vas a poder contar el año que viene?

Venimos charlando con la dirigencia esos temas, ya que no armamos este proyecto pensando en exportar jugadores. Obviamente la idea es retenerlos, pero para ello se necesita generar competencia, porque si contamos solamente con la Vodacom, es lógico que se vayan al exterior para elevar su nivel. Por el momento hay sólo tres jugadores con contrato firmado (Creevy, Cortese y Tetaz Chaparro) y la idea es que aquellos que no queden dentro de los seleccionados para el mundial, se queden en el país o jugando en el hemisferio sur porque el año que viene van a tener la continuidad que todos buscamos.

Hace un ratito leí un tweet en el cual expresabas que estabas extrañando a los chicos. Se ganaron un lugar en tu corazón, ¿no?

Sí, se los extraña porque se formó algo fantástico que perduró durante más de tres meses. Además, fue una linda experiencia comunitaria, en donde organizamos distintas actividades que eran muy divertidas y sirvió para que todos se sientan a gusto. Si bien uno disfruta estar con su familia, recién estaba haciendo unos informes, me acordé de ellos y me di cuenta que los extraño muchísimo.

fuente: rugbyfun