Con sabor a triunfo

El empate en 15 con los Wallabies, se parece más a un triunfo que a las tablas mismas, porque no se repitió la actuación del fin de semana pasado y aún así, con un panorama adverso, en la última jugada casi terminan festejando. Nicolás Sánchez nuevamente autor de todos los puntos argentinos.

La verdad que luego de la noche perfecta del fin de semana pasado, las expectativas eran muy grandes para el segundo duelo argentino en el Try Nations. y como tal no se repitió pero quedó en evidencia la madurez del grupo, pues en medio de un partido complicado, mantuvieron la personalidad y lograron un empate con sabor a triunfo y casi lo logran en la última jugada, por no rendirse nunca.

Los Wallabies estudiaron a la perfección a los argentinos y salieron a meter presión desde el inicio mismo. generando un dominio territorial de los de amarillo que no pudieron transformarlos en puntos por errores propios más que por virtudes de los Pumas.

Los conducidos por Mario Ledesma se defendieron con uñas y dientes, provocando el error de los anfitriones, en los tramos finales del campo de juego; pero defender casi todo un tiempo produjo un desgates terrible, por eso ya se festejaba la mínima diferencia con la que se fueron al descanso 9 a 6.

En este primer tiempo el equipo es estuvo impreciso, cometió muchos penales (10) y Australia no aprovecho a los palos, porque quería llegar al try; pero los de celeste y blanco pusieron un cerrojo a su ingoal.

En la segunda parte, los argentinos salieron a jugar más en terreno de los Aussies y redujeron el número de penales, mejoraron en el uno a uno y terminaron envolviendo a los australianos en su juego. Como contrapartida, los australianos cometieron penales que el apertura argentino, Nicolás Sánchez, no las desperdicio.

Sobre el final, los dos equipos dispusieron de oportunidades para gritar triunfo y con el 15 a 15 establecido, Hodge malogró un penal desde una posición factible y más para un pateador de su calibre; mientras que del lado argentino una contra casi les da el triunfo quedándose, la victoria, a centímetros del ingoal local.

Por lo duro y adverso del encuentro y por no jugar un buen partido, el empate argentino tiene sabor a triunfo. Aunque también cierto que la enfermería se activo (Imhoff, lesionado, Bofelli y Sanchéz con molestias) y esto puede ser lo negativo de la jornada.

Relacionados