Con gusto a hazaña

Matías Frías Silva intenta romper la defensa de Cardenales. Le costó al verdinegro.

Matías Frías Silva intenta romper la defensa de Cardenales. Le costó al verdinegro.

Tucumán Rugby derrotó a Cardenales por 27 a 25 en un partido para el infarto. Hasta el último minuto, nadie supo quien sería el que se llevara la victoria.

Fue un triunfo con gusto a hazaña. Y fue una derrota honrosa también.

Ambos equipos dieron todo lo que tenían. Quizás quedó la sensación que el local merecía un poco más debido a que  terminó presionando al puntero del Regional NOA y en los últimos minutos y lo obligó a retroceder hasta sus propias 25 yardas más de una vez.

Pero vamos por partes. Tucumán Rugby arrancó muy bien, tanto que Sebastián Ponce ya marcaba la diferencia en apenas 15 minutos. Un penal de Domínguez estiraba ventajas a 10. Pero Nales sabe de reacciones. Diego Vidal consiguió el descuento junto a un penal de Granata. Parecía que el partido se haría de ida y vuelta.

Tucumán Rugby se encargó de poner las cosas de otra manera. Juego desplegado, mucho ritmo y un gran pasamanos Germán Le Fort aprovecha una tijera entre Ponce y Salas. Estiró diferencias y el parcial quedó 20 a 11 para el verdinegro.

Y apenas iniciada la segunda parte, otro try ponía el 27 a 11 que hacía aún más lejanas las cosas para Cardenales.  Si algo dejaron en claro los Purpurados en este torneo es que no se dan por vencidos. Vieja receta de pick and go, maul, juego de forwards, el scrum que era apabullante y, de a poco, obligó al verdinegro a retroceder, defenderse como podía. Con poco éxito. Dos tries convertidos y esa gran ventaja se transformó en apenas dos puntos.

Si el partido se extendía un poco más, nadie se hubiera sorprendido que Cardenales festeje una victoria. El silbato de Fernando Martorell acalló las dudas de los verdinegros pero no las voces locales. El esfuerzo fue premiado con el canto de su parcialidad.

Ahora Tucumán Rugby deberá trabajar en la semana para no repetir esas caras de preocupación al final si quiere lograr el campeonato después de 9 años.

Tucumán Rugby 27 – Cardenales 25 

TUCUMÁN RUGBY: Gonzalo García Aráoz (1’ ST Leandro Báez), Germán Le Fort (1’ STGonzalo Manso) y Martín Hernández (30’ ST Mariano Sánchez); José María Young y Máximo Roríguez (26’ ST Gonzalo Lamarca); Lucas Santamarina, Javier Ramos (4’ ST Máximo Zerda) y Juan Martín Guerineau; Miguel Barrera (14’ STLuis Castillo) y Jorge Domínguez (24’ ST Juan Novillo); Lucas Cartier, Javier Le Fort (13’ ST Ignacio Albornóz), Matías Frías Silva y Augusto López; Sebastián Ponce. Entrenadores: Sebastián Paz Posse, Rodolfo Paz y Gerónimo Mesón.

CARDENALES: Ricardo Salas (15’ ST Carlos Barros Sosa), Diego Vidal (32’ ST Darío Geréz) y  Franco Campbell (1’ STRubén Medina); Álvaro Santillán y Juan Pablo Lagarrigue (31’ ST Esteban Roselló); Arturo Orlando (21’ ST Germán Gimena), Germán Rodríguez y Jorge Rodríguez; Nicolás Ortolani (20’ ST Andrés Odstrcil) y Eric Odstrcil; Marco Vallejo, Agustín Vallejo, Ricardo Hurtado (12’ ST Andrés Apud) y Mauro Gelsi (22’ ST Oscar D’Amato); Francisco Granata. Entrenadores: Flavio Miguel, Mariano Odstrcil, Pablo Varela y Álvaro López González.

TANTOS
Primer tiempo: 11’ y 32’ penales de Jorge Domínguez (TR), 18’ y 35’ goles de Jorge Domínguez por tries de Sebastián Ponce y Germán Le Fort (TR), 25’ y 39’ penales de Francisco Granata (C), 28’ try de Diego Vidal (C). Parcial: Cardenales 11 – Tucumán Rugby 20. Segundo tiempo: 5’ gol de Jorge Dompinguez por try de Juan Martín Guerineau (TR) y 29’ y 36’ goles de Francisco Granata por tries de Jorge Rodríguez (C).

Amonestado: 10’ ST Báez (TR).
Árbitro: Fernando Martorell.
Cancha: Cardenales.

Sintesis: Adrián Coronel