Cardenales se impuso en el duelo de campeones

Cardenales fue justo y merecido ganador del duelo de campeones (Foto: Charly Moreno RT)

Cardenales fue justo y merecido ganador del duelo de campeones (Foto: Charly Moreno RT)

El “purpurado” golpeó en los momentos justos y ganó por 33 a 5 a Huirapuca en Concepción.

Que el equipo de Silvano Bores al 400 fue un justificado ganador eso no se puede negar. Cardenales jugó un partido inteligente y supo aprovechar los errores de un Huirapuca impreciso y por momentos nervioso. Otro de los atributos de “Nales” fue ser efectivo, porque aprovechó cada una de las situaciones que tuvo para sumar. La apertura del marcador llegó por un penal a los 3 minutos de Granata. El resto de los puntos con el pie los aportó Juan Pablo Rodriguez que logró 100% de efectividad (con un drop incluido) y además fue figura. El primer try del encuentro disputado en el Parque de la Joven Argentina llegó tras una gran jugada colectiva del visitante. El “pony” Vallejo encontró un hueco en la defensa local y cedió la pelota para la conquista de Ortolani. Antes de esto “Huira” se mostró desdibujado, no solo por sus propios errores sino por la buena marca de Cardenales que no lo dejó crear. El equipo de Barrio Sarmiento jugó pegado a las formaciones y solo abrió el juego con pasamanos cuando la jugada lo requería.

Lo del 15 concepcionense fue lo contrario. En una cancha mojada y blanda por sectores intento hacer correr la pelota, pero los knock ones y las perdidas fueron una constante. Los dos equipos fueron dos caras de una misma moneda. Mientras uno aprovechó todas las oportunidades que se le presentaron, el otro desaprovechó las que tuvo y esa falta de efectividad hizo que la desesperación por no lograr el descuento solo se acrecentara.

Quizás el principal defecto del local fue no aprovechar la superioridad que ejerció en las formaciones fijas, se podría decir que equivoco los caminos. Para colmo de males, Cardenales volvió a facturar gracias al try de “pancho” Granata. El mismo llegó tras una gran pelota recuperada por Mariano Rodriguez y el fullback se encargó de correr y asentar la guinda. Estos dos tries, mas las patadas, el juego ordenado y efectivo le daban la victoria al cabo de los primeros cuarenta minutos a la visita por un inesperado 23 a 0. Inesperado por la diferencia, porque en la previa uno imaginaba un duelo mas parejo entre los campeones del regional pasado.
En el segundo tiempo la cosa no cambió demasiado. Cardenales esperaba pacientemente un desinteligencia del equipo de “La Perla del Sur” para ampliar ventajas cada vez que la oportunidad aparecia. El combinado de “caco” Molinuevo nunca le encontró la vuelta al partido porque mientras mas intentaba, mas se equivocaba. Los cambios tampoco dieron los resultados esperados y en parte eso también es merito del “purpurado”. El try del “tano” Faccioli solo puso un poco de decoro a la derrota, nada más. Como dato anecdótico se puede agregar que la conversión de esta conquista no fue buena, o sea, ni siquiera eso se le daba al local. Es cierto, tampoco dispuso de chances a los palos y esto también puede leerse como una virtud de “nales”. El 15 de Odstricil y Miguel cedió un solo penal en defensa a lo largo del encuentro y “huira” lo jugó. No hace falta aclarar que sin éxito.
En síntesis, Cardenales terminó imponiéndose 36 a 5 porque fue el equipo que mejor lectura realizó del partido, además de los atributos previamente mencionados. En una cancha que estaba húmeda y que, minutos antes había soportado el encuentro de intermedia, fue el visitante el que impuso condiciones en cuanto a cómo y a què velocidad iba a jugarse el partido. Sin dudas, otro dato positivo para el “purpurado” fue el retorno al primer equipo de Germán Nuñez tras su lesión en el Torneo del Interior.

Sintesis:

Huirapuca: Arnaldo Fernández, Juan Albornoz (Molina) y Miguel Delgado; Santiago Rocchia y Gabriel Saracho; Francisco Herrera (Maidana), Eric Saracho (Faralle) y Gaetano Facioli; Carlos Sueldo e Isaías Montoya; Augusto Miranda, Pedro Pelufo, Juan Pablo Santamarina, Raúl Posse (Fernández) y Lucas Belloto. Entrenador: Alejandro Molinuevo

Cardenales: Ricardo Salas (Contar), Diego Vidal (Ramón Vidal) y Franco Campbell (Blas Cabrera); Juan Pablo Lagarriga y Álvaro Santillán; Germán Rodríguez (Jorge Rodríguez), Juan Simón y Mariano Rodríguez; Nicolás Ortolani y Juan Pablo Rodríguez; Oscar D´amato (Germán Núñez), Agustín Vallejo (Apud), Eric Ostricil, Mauro Gelsi y Francisco Granata. Entrenadores: Ostricil y Flavio Miguel

Tantos: Primer tiempo: 6′ penal de Granata (C), 11′ penal de Juan Pablo Rodíguez (C), 14′ drop de Juan Pablo Rodríguez, 29′ y 40′ goles de Juan Pablo Rodríguez por tries de Nicolás Ortolani y Oscar D´amato (C).

Parcial: Huirapuca 0 – Cardenales 23

Segundo tiempo: 5′ y 38′ penales de Juan Pablo Rodríguez (C), 17′ gol de Juan Pablo Rodríguez por try de Agustín Vallejo (C), 32′ try de Gaetano Facioli (H). Resultado final: Huirapuca 5 – Cardenales 36

Arbitro: Santiago Altobelli.

Cancha: Huirapuca.

Voces de los protagonistas

Ramón Vidal, regreso en Cardenales.

Ramón Vidal, regreso en Cardenales.

Ramón Vidal (hooker de Cardenales)
“Jugar aca era todo un desafio. Jugué todo el partido en intermedia y me dí el lujo de entrar un poco en este encuentro. Pero bien, el equipo bien, estoy muy contento. La verdad fue un partido muy parejo, con ritmo y con nivel. Hay que seguir trabajando tranquilo, sin creérsela y con humildad. Ojala nos sirva este partido porque se hicieron cosas importantes ante un gran rival. Hoy era la vara para nosotros, jugar aquí para nosotros era un verdadero desafio. Trabajamos bien la defensa que es la base,recuperar pelotas y agarrar al contrario mal parado es importante. Yo vengo para sumar, una frase hecha, pero es verdad.Me divierte jugar en intermedia, pero si la primera me necesita estoy a disposición”.
Juan Pablo Rodriguez (apertura de Cardenales):
“Jugamos muy bien, logramos estar concentrados gran parte del encuentro. Jugamos un gran partido en las formaciones fijas, todo gran equipo surge de una gran defensa y creo que trabajamos perfecto este aspecto. Hicimos pocos penales. Las claves estuvieron sobre todo en el primer tiempo porque cada vez que pasamos mitad de cancha nos volvimos con puntos. Para nosotros eso fue importante para nosotros porque nos fortaleció y pienso que a ellos los terminó matando anímicamente esto”.