Cardenales pegó en los momentos justos

Cardenales anota el primer try del partido. Lo hizo en los momentos justos.

Sin jugar un gran partido, el «purpurado» se alzó con la victoria ante un Huirapuca aguerrido, que no se entregó nunca, que tuvo el partido en sus manos pero no lo definió.

Fue para el local, por 29 a 16.

Con falencias y con virtudes, sin mostrar demasiado y hasta podría decirse con poco, Cardenales sumó una victoria que lo alienta a estar mejor parado en el Regional, aunque lejos de su objetivo primero que era el título, ahora reservado para dos aspirantes solamente.

El partido comenzó a favor de la visita que había marcado un penal apenas el reloj había corrido los primeros 60 segundos. Ezequiel Faralle tomó la guinda y marcó los primeros puntos. Minutos después, tenía otra oportunidad, pero fue desperdiciada. Desconcentrado, el equipo local cedía la iniciativa del encuentro al que, lentamente, le fue encontrando la vuelta por el lado de los forwards, más precisamente, sacaría provecho de la superioridad en el scrum.

Cada vez que esa formación se produjo cerca del in-goal concepcionense, el local no perdió oportunidad de marcar. A los 15 minutos, provocó el primer quiebre sobre una de las puntas, cuando Erik Odstrcil se mandó por la bandera y las cosas quedaban 5 a 3. Minutos más tarde, a los 23′, la misma formación le daría otra oportunidad al local de convertir pero esta vez sería través de un try penal.

Parecía que Huirapuca, que había comenzado bien e incluso había roto la línea de defensa un par de veces, se desmoronaba. Pero no. Insistió con sus tres cuartos y encontró el hueco para que Miranda pueda filtrarse hacia el in-goal. La conversión de Faralle y un penal, dejaba las cosas 13 a 12 para la visita.

En el segundo tiempo, desde el arranque, otro scrum a 10 yardas lo transformó en 7 puntos el local y cambió el partido. Porque Huirapuca se lanzó más al ataque, tuvo las ganas, la pelota, la posesión pero no fue claro para definirlo. Un penal para cada lado dejaba el marcador para el local 22 a 16. Comenzó a pesar el cansancio en ambos equipos, se multiplicaron las infracciones y los desaciertos en los pases. En uno de ellos, le cayó la pelota a López González y el experimentado jugador corrió bajo los palos.

Ese fue el golpe letal para las aspiraciones de los «gauchos» que intentaron hasta el final y estuvieron cerca de marcar otro try pero el 29 a 16 sería el marcador definitivo para un Cardenales que no termina de encontrarse y un Huirapuca que tampoco se siente cómodo en su posición de intentar zafar de la promoción.

Síntesis:

Cardenales: Barros Sosa, Alba y Torres; P. Varela y P. Dominetti; E. Roselló, M. Rodríguez y J. Rodríguez; Dilacio y E. Odstrcil; M. Vallejo, D. Véliz, A. Carrizo y M. Gelsi; G. Núñez.

También jugaron: López González, Ortolani, J. P. Rodríguez, Brito, Millán y Eletaril.

Entrenadores: Vélez – Odstrcil.

Huirapuca: C. Iturbe, M. Vargas y A. Fernández; G. Rocchia y E. Cuello; G. Fadel, J. Belloto y G. Faccioli; J. Peluffo y T. Molinuevo; M.Villaluenga, M. Orlando, E. Faralle y A. Miranda; P. Peluffo.

También jugaron: Delgado, Rivera, Saracho, Nieva, Montoya.

Entrenadores: A. Molinuevo.

Tantos: Primer tiempo: 1′ y 38′ penales de Faralle (H), 15′ try de Odstricil (C), 23′ try penal convertido por Núñez (C) y 25′ try de Miranda convertido por Faralle (C).

Parcial: Cardenales 12 – Huirapuca 13

Segundo tiempo: 2′ try de Véliz convertido por Núñez (C), 11′ penal de Faralle (H), 26′ penal de Núñez (C) y 28′ try de López González convertido por Núñez (C).

Resultado final: Cardenales 29 – Huirapuca 16

Amonestados: Albaca (C), Fernández y Molinuevo (H).

Arbitro: Patricio Padrón.

Cancha: Cardenales.

Intermedia: Cardenales 43 – Huirapuca 31.

Voces:

Jorge Rodríguez (wingforward de Cardenales): «Creo que Huirapuca es un gran equipo. Sobresale la actitud. Hoy era un partido, más allá de que sean juegos parecidos, que el que tenía un poco más de actitud y orden lo ganaba. Golpeamos en los momentos justos y en defensa estuvimos muy sólidos, que era algo que nos venía faltando. Lo más importante fue revertir dos partidos que sufrimos derrotas y tener cabeza para ganar un partido duro como este. Con esto tenemos un envió anímico para los dos partidos que nos quedan. Ya a esta altura, en lo que único que pensamos es ir partido a partido, en ir mejorando y llegar de la mejor manera al Torneo del Interior que es como la Copa Libertadores que tenemos acá. Creo que tenemos una deuda pendientes con nosotros y con el juego. La idea es que si el juego no sale, aparezca el corazón. Y creo que hoy hicimos una parte de cada cosa y por eso nos llevamos el partido».

Matías Orlando (centro de Huirapuca): «Huira no está pasando por un buen momento y estamos poniendo las pilas para salir de esta etapa dura. Por momento hicimos un rugby lindo y dinámico y después nos caemos en un pozo y no podemos salir. Eso fue lo que nos pasó: empezamos con un buen rugby, dominando todos los puntos de la cancha y después no vinimos abajo físicamente, técnicamente y de la cabeza también por lo que terminamos perdiendo un partido que podíamos haberlo ganado tranquilamente. Nos queda tres partidos que queremos ganar. Nuestro objetivo es ganar lo que nos quedan. No apuntamos a ningún torneo sino partido a partido, ganar que es lo que nos falta».

Tristán Molinuevo (apertura de Huirapuca): «Da bronca porque no hicimos lo que teníamos planeado hacer. Ellos se pararon bien y era el momento justo para animarse a jugar porque cuando lo hicimos, se cortaron los centros pero ellos presionaron y le pusieron oficio. Nosotros no supimos resolver esos momentos. Tenemos altibajos. El fin de semana se había jugado bien pero el equipo está flojo, no nos terminamos de levantar. Fue un año malo. Creo que tenemos que mejorar la defensa que por ahí nos desorganizamos y sumar entrenamientos porque este año se entrenó poco tiempo juntos. Eso es fundamental. Lástima que nos agarra casi al final y sólo tres partidos, peleando abajo. Hay que bancarla y tratar de ganar como sea allá en Concepción».