Balance positivo para el Seleccionado Femenino

DN-3547-150130_Fem_vs_BraEn el marco del cierre del Campus que llevó a cabo durante toda la semana en San Pablo, Brasil, el equipo nacional de Seven Femenino disputó hoy tres partidos amistosos ante Rusia, Inglaterra y Brasil.

Sin dudas la experiencia de haber participado en el Campus y de jugar ante éstos tres rivales fue muy fructífera, ya que nos ayuda a crecer y a seguir aprendiendo de éste juego”, analizó Yamila Otero.

En el día de hoy, en los partidos, fuimos de menor a mayor, ante tres rivales que son superiores a nosotras y que están dentro de los 10 mejores equipos del mundo. Creo que en el contacto hubo una diferencia y en la velocidad del apoyo, pero poco a poco lo fuimos corrigiendo y finalmente salió bien”, añadió.

En primer turno, el Seleccionado argentino cayó ante Rusia, por 38 a 5, en tanto que luego se enfrentó con el poderoso seleccionado de Inglaterra, que se impuso por 38 a 0. En el cierre de la jornada, se llevó a cabo el clásico sudamericano con Brasil, que quedó en manos del local por un ajustado 17 a 12.

Los amistosos con Rusia e Inglaterra fueron muy positivos para nosotros ya que generalmente no enfrentamos a rivales de su calibre. Ante Brasil fue muy parejo, pero no supimos aprovechar las oportunidades y nos ganaron en el último minuto”, contó Otero.

Más allá de los amistosos del día, la jugadora de Centro Naval realizó un balance de lo que fue la semana: “Las jornadas fueron muy productivas porque entrenamos todas juntas durante varios días, donde combinamos ejercicios variados pero con seriedad y enfocados en aspectos específicos de nuestro juego. En el Campus contamos con todas las instalaciones disponibles para lo que necesitemos y la atención y disponibilidad de nuestro staff fue constante. El lugar está capacitado para cumplir con todo lo que necesita un equipo; estuvimos muy cómodas. El clima siempre fue muy caluroso, pero nos hidratamos mucho para poder soportarlo”.

Además, Otero señaló: “Tuvimos la posibilidad de trabajar con Brasil en dos ocasiones, donde llevamos a cabo ejercicios de destrezas individuales y una simulación de partido. El Campus nos ayudó a entrenar de manera más específica y en conjunto. Tener contacto con los equipos que juegan el Circuito es fundamental”.

Fuente: Prensa de la UAR