A Tarcos le costó un tiempo encontrarle la vuelta

El rojo encontró espacios y lo resolvió en el segundo tiempo. (Fotos: G.M. Ribo)

El rojo encontró espacios y lo resolvió en el segundo tiempo. (Fotos: G.M. Ribo)

 El novel participante, Aguará Guazú, demostró cuanto va creciendo en tres fechas y complicó a los del ex aeropuerto. En el segundo tiempo los rojos encontraron la forma de llevarse un triunfo con bonus para equilibrar su andar en el Torneo Regional.

El dueño de casa arrancó desconcentrado y los de Aguilares, aprovecharon la confusión para realizar un  inteligente primer tiempo, dejando la sensación de ser un equipo que fecha a fecha  aprende, y mucho, con los de la máxima categoría.

Alvizo a los seis minutos de juego inauguró el marcador con un try propio de su sello, es decir, escurridizo como caracteriza su juego, para que después Chico asegurara un siete a cero que hizo pensar a los que estaban en la cancha que la goleada sería tan pronta como incalculable.

Pero fue sólo una ilusión pues de a poco, el local fue enredándose en una maraña de imprecisiones que el quince de Aguará Guazú supo aprovechar para vulnerar tres veces el ingoal rojo y anotar un drop para alcanzar 24 puntos, inéditos en su incipiente marcha en el máximo nivel.

A pesar del desorden, los anfitriones marcaron otros tres tries para retirarse en el primer tiempo con un parcial favorable de 28 a 24. Por el lado de la visita, se notaba el entusiasmo por todo lo logrado y porque terminaron sumando de a siete en la última jugada del primer tiempo.

En la segunda etapa y luego de una lavada de cabeza, los de Brígido Terán al 400 movieron la banca y fue el mismo Alvizo quien indicó el camino luego del triunfo tras quebrar la línea defensiva de los azulgranas. Con el correr de los minutos, Tarcos hizo ingresar a los suplentes y la resistencia de Aguará Guazú ya no fue la misma.

Allí surgieron las limitaciones físicas del debutante en estas lides y los conducidos por García, López y Urueña empezaron a resolver con oficio un partido que en la primera etapa se les complicó en demasía.

El 84 a 27 terminó siendo tan anecdótico como lo resuelto por el señor árbitro del encuentro, Osvaldo Singh, que decidió terminar el encuentro tres minutos antes, por entender que la cosa ya estaba juzgada.

Voces del encuentro

Piphy Singh«El árbitro del encuentro es quien lleva el reloj y tiene la facultad de finalizar el encuentro si considera que las circunstancias así lo mandan y ve que esto es necesario, en este caso preservando a los jugadores ya que con el partido resuelto se corría  riesgo físico innecesario para los jugadores. encima en la última jugada se lesionó  un jugador de la visita. Se lo comunique al capitán de los Tarcos, no se lo consulté». Osvaldo Singh, árbitro.

Entrenador Aguará Guazú«Hoy hicimos un buen primer tiempo. En el primer partido jugamos quince minutos bien, en el segundo  jugamos 20′  bien, hoy jugamos bien un tiempo, ya llegará el partido en donde juguemos 80 minutos bien y llegarán los buenos resultados.

Venimos evolucionando muy bien, pero nos cuesta mantener el ritmo, ya que venimos del Desarrollo y la diferencia física es mucha. Somos conscientes de eso y trabajamos duro durante toda la semana para seguir creciendo». Carlos Fraire, entrenador de Aguará Guazú.

Leo Bevilaqua«Estuvimos desconcentrados en el primer tiempo, no sobramos para nada a nuestro rival. Después de la arenga de nuestros entrenadores, salimos en el segundo tiempo a hacer nuestro juego y ahí logramos la diferencias, después de quebrarlos físicamente. El árbitro me comunicó que terminaba el partido aunque nosotros queríamos seguir jugando, ya que habíamos corregido los errores del primer tiempo. Pero fue una decisión del juez, que había que respetar». Leonardo Bevilacqua, capitán de Los Tarcos.