A falta de cordobeses… aparecen los rosarinos.

Once son las ediciones del Torneo del Interior y ningún equipo tucumano pudo alzar el trofeo de campeón y cuando a cuartos de finales no llegaron los equipos cordobeses, parecía que este podría ser el año de los tucumanos. Pero de ocho equipos en cuartos, cuatro eran tucumanos y de repente quedaron solo dos, cuando si los resultados hubiesen sido los deseados los cuatro pasaban a las semis. Pero así las chances se disminuyeron drásticamente y ahora definirá solo uno de ellos,  todo se complica ya que en frente están los rosarino que saben demasiado de éstas definiciones y  lo ganaron dos veces respectivamente.

Pareciera ser, que un maleficio rodea a los candidatos tucumanos en el Torneo del Interior. Hace diez días festejábamos que la región  NOA, clasificó 5 de 5 equipos a cuartos de final y 4 de 4 eran tucumanos. Lo cierto es que los resultados redujeron ampliamente las expectativas de los candidatos de esta región y  Cardenales y Uni deberán eliminarse para jugar una final.

Por otro lado cuando vimos a los equipos de Córdoba eliminados, pensábamos que sería el año de los tucumanos; pero nos olvidamos que los rosarino, que amenazantes se erigen, ya que cada uno de ellos los ganó dos veces este torneo y  ambos quieren alcanzar a la Tablada, que hasta acá ganó el torneo tres veces.

Con este panorama, Duendes aparece como el candidatos de todos; pero surge nuevamente las preguntas: ¿Será la undécima la vencida? ¿Ganará un equipo tucumano el torneo? ¿Será Cardenales y así tomarse revancha de lo sufrido en el regional?.

O será Universitario de Tucumán, que quiere seguir siendo el pionero en todo del rugby del NOA además de ofrendarle el torneo al un histórico del club como lo fue Bocha Roldán, reciente mente fallecido. Si las apetencias de los tucumanos son esas, no deberá importar cual de los rosarinos se cruce en la carrera. Simplemente ganar ,pues para ser campeón se les debe ganar a todos.

Foto:  Unión de Rosario