Nada por aquí, nada por allá

Gales fue, con muy poco, mucho más que Los Pumas.

Los Pumas fueron de mayor a menor. Comenzaron bien en el Millennium, con muy buenas intenciones, pero se fueron desdibujando en un partido algo desprolijo y con muchas imprecisiones. No pudieron hacerse fuerte desde las formaciones, fallaron algunos tackles clave y fue victoria de Gales, en definitiva, por 28-13.

Este combo dejó al equipo de Santiago Phelan sin sensaciones claras con respecto al juego y, seguramente, con ganas de revancha el martes en Inglaterra ante Worcester. No será lo mismo el rival, por la jerarquía, pero no obstante es una ocasión para inflar el pecho y ganar algo de confianza, a menos de 20 días para el Mundial de Nueva Zelanda. Mucho tiempo no queda, y aún restan cosas por corregir.

La jornada comenzó temprano fuera del estadio. Buen clima en las calles galesas, algo interrumpido por la lluvia que fue y vino. De todas maneras, los bares linderos al estadio retuvieron hasta casi último momento a la gran mayoría de los 51.951 espectadores que se dieron cita en el Millennium. Minutos antes de la hora del inicio del partido, ingresó el grueso de la gente, salieron los equipos, sonaron los himnos y comenzó la acción.

 

El marco no frenó en lo más mínimo el ímpetu de los Pumas, que intentaron tener el protagonismo desde la primera acción. Así lo dejaron en claro tras la salida de un line, antes del minuto de juego, con un ataque veloz conducido por Nicolás Vergallo. Poco después, otro aviso: Martín Rodríguez Gurruchaga cortó la línea de tackles y forzó las palmas del público local al recibir un buen tackle. Las cartas estaban sobre la mesa. Argentina buscaba imponer su ritmo.

 

Así no tardó en llegar la primera ocasión para abrir el marcador. Entre silbidos, Felipe Contepomi se hizo cargo de la ejecución a los postes, pero no tuvo fortuna. Igualmente, luego de también mostrar una cuota de solidez defensiva, los Pumas continuaron con el dominio del juego. Sólo les faltó encontrar un hueco para romper la última línea y algo de suerte a los postes, dado que también falló un intento de drop Marcelo Bosch.

 

Recién a los 20 minutos Gales tuvo una situación en ataque, pero Argentina respondió en muy buena forma. Defendió de un lado y del otro, con unos formidables cortes de Gonzalo Camacho y Bosch. Entonces, también respondían sin pelota. La falta de ritmo de juego no se notaba en lo más mínimo en el equipo, aunque sí es cierto que el test tampoco era muy prolijo. Bajo ese marco, Felipe puso el 3-0, a los 29 minutos, con lo que el marcador se acercó más a la realidad del partido. Los dirigidos por Santiago Phelan eran un poco más.

 

Pero poco después, en otro ataque a fondo de Gales, falló la defensa argentina y Andy Powell llegó al try tras un scrum desprolijo. Sobró espacio pegado a la formación, tras un choque involuntario a la hora de tacklear, y el octavo local facturó luego de una corrida de 20 metros. James Hook completó la jugada con su ejecución a los postes. Y explotó el estadio. Y también George North, quien con un quiebre de cintura cerca de la línea de touch dejó en el piso a Contepomi y Nicolás Vergallo. La concluyó perfecto, además, entregándole la conquista a Alun Wyn Jones. Golpe anímico antes del final de la primera mitad.

 

Los minutos de descanso no le vinieron bien a los Pumas, que bajaron sensiblemente su nivel. Perdieron la posesión y la línea de juego. Y para colmo, James Hook sumaba con su pie y Juan Fernández Lobbe era amonestado. El partido se les empezaba a ir de las manos a los dirigidos por Phelan. Ya no eran buenas las limpiezas de los rucks, la continuidad de Vergallo y Contepomi no generaba sorpresas y las imprecisiones pasaron a ser moneda corriente en el equipo argentino. Gales se sumó a los errores, con un juego que fue algo discontinúo, y el test match cayó en un bache profundo, difícil de levantar. Sólo se pudo quebrar con un nuevo try, esta vez a cargo de North. Quedó tiempo para el descuento a cargo de Martín Scelzo, tras un excelente maul del equipo argentino, pero nada iba a cambiar. La historia ya estaba escrita y sentenció el final 28-13 Hook, con un nuevo penal.

 

Los Pumas no lograron hacer pie desde las formaciones y ahí comenzó su calvario. El examen exigente dejó en evidencia algunas fallas y muchas cosas por corregir, algo preocupante cuando el tiempo apremia. Sólo tres semanas separan a Argentina del debut ante Inglaterra, en Dunedin, y este choque ante Gales dejó un interrogante bastante grande. Sólo resta seguir trabajando y buscar resurgir desde las malas. Sin dudas, un doble desafío.

 

SINTESIS

 

GALES (28): 15- Lee Byrne, 14- Leigh Halfpenny, 13- Jonathan Davies, 12- Jamie Roberts, 11- George North, 10- James Hook, 9- Tavis Knoyle, 8- Andy Powell, 7- Martyn Williams (c), 6- Dan Lydiate, 5- Alun Wyn Jones, 4- Bradley Davies, 3- Adam Jones, 2- Richard Hibbard, 1- Paul James.

 

CAMBIOS EN GALES: 17´ Aled Brew por Byrne y Jonathan Thomas por Lydiate; 21´ Huw Bennett por Hibbard y Lloyd Williams por Knoyle; 23´ Justin Tipuric por M. Williams y Bevington por Adam Jones; 27´ Scott Williams por Roberts

 

LOS PUMAS (13): 1- Rodrigo Roncero, 2- Mario Ledesma, 3- Juan Figallo, 4- Manuel Carizza, 5- Patricio Albacete, 6- Julio Farías, 7- Juan Manuel Leguizamón, 8- Juan Fernández Lobbe, 9- Nicolás Vergallo, 10- Felipe Contepomi (c), 11- Gonzalo Camacho, 12- Santiago Fernández, 13- Marcelo Bosch, 14- Horacio Agulla, 15- Martín Rodríguez.

 

CAMBIOS EN LOS PUMAS: ET Juan Imhoff por Camacho y Martín Scelzo por Figallo; ST 11´ Agustín Creevy por Ledesma; 25´ Alejandro Campos por Leguizamón; 27´ Figallo por Roncero; 29´ Mariano Galarza por Carizza.

 

Suplentes: 20- Agustín Figuerola, 21- Nicolás Sánchez.

 

PUNTOS EN EL PRIMER TIEMPO: 28´ Penal Contepomi (A); 35´ Try Powell, convertido por Hook (G); 39´ Try Jones, conv. por Hook (G). Resultado parcial: Gales 14 – Argentina 3.

 

PUNTOS EN EL SEGUNDO TIEMPO: 4´ y 13´ Penales Hook (G); 22´ Penal Contepomi (A); 32´ Try North (G); 36´ Try Scelzo, conv. por Contepomi (A), 40´ Penal Hook (G)

 

INCIDENCIAS: ST 14´ Amarilla a Juan Fernández Lobbe (A)

 

Estadio: Millenium Stadium, Cardiff

 

Referee: Romain Poite (Francia)

 

Árbitros Asistentes: Pascal Gauzere (Francia) y Simon McDowell (Irlanda)

 

TMO: Graham Warren (Inglaterra)

 

fuente: Scrum