Rugby tucumano Radio

abril 8, 2017

“Salimos campeones porque sabemos del sentimiento por esta camiseta”

SE VA PARA TUCUMAN. Sebastián Villagra, el capitán Naranjita, recibe la Copa de campeón. (Foto: URT)

SE VA PARA TUCUMAN. Sebastián Villagra, el capitán Naranjita, recibe la Copa de campeón. (Foto: URT)

Sebastián Villagra, capitán del Seleccionado de Tucumán M-18, tuvo bien en claro cuál fue el punto alto del equipo. Buena defensa, ataques claros y un gran grupo humano.   

Sebastián Villagra y todo el grupo del Seleccionado Tucumano, soñaban con ganar el Campeonato Argentino Juvenil. Pero no lo decían en voz alta. “Pasito a pasito”, cantaban y rezaban para que todo se dé.
Y se dió. Jugaron un gran partido ante el “Cuco” de siempre que es Buenos Aires. Pero esta vez lo ganaron con autoridad por 21 a 13.
“A este partido lo sentimos mucho más que el primer partido contra Buenos Aires”, dijo el centro y capitán del plantel M-18. “Sabíamos que era a matar o morir y que no podíamos desperdiciar nada ya que fue muy duro saber que quedaban cinco jugadores afuera que tenían iguales o más ganas de jugar. Así que jugamos por ellos, por la gente que nos vino a apoyar y por nosotros, ya que nos merecíamos esto por todo lo que venimos dando”, añadió.
“Tucumán salió campeón porque sabe defender la camiseta, sabe del sentimiento de ésta camiseta y la confianza en cada uno. El grupo estuvo muy bien armado y eso nos ayudó a que llegue el título”, aseguró.
En cuanto al partido dijo que “sabíamos que si defensivamente podíamos encerrar a Buenos Aires, cuando nosotros tuviésemos la pelota podíamos hacer daño porque en ataque estábamos bien. Necesitábamos cerrar la defensa y no aflojar en los tramos finales como nos pasó con ellos en la primera fecha del concentrado y ante Mar del Plata el miércoles, que se nos vinieron sobre el final. Teníamos en la cabeza la frase:  La defensa gana campeonatos y el ataque, partidos… hoy pudimos hacer las dos cosas”.
Gonzalo García, medio scrum Naranjita y Pumita, estaba contento por demás. Pudo lograr lo que se le venía negando (el año pasado formó parte del plantel que terminó cuarto). “La verdad que nos sentimos muy cómodos en el primer tiempo, siendo dinámicos en el juego, jugando de todos lados y sacamos una buena ventaja. Ellos no encontraban su juego y nosotros defendimos muy bien, con paciencia. En el segundo tiempo nos desconcentramos un poco, les dimos un par de penales y ellos se acercaron. Pero después metimos otro try y ya dejamos que ellos tengan la presión de atacar”, definió respecto al partido.
“Yo me quedo en Córdoba porque luego viajo a Rosario por la concentración de Pumitas. Los chicos ya están volviendo para Tucumán y yo regreso el jueves. Pero me dijeron que van todos a Radio Q el martes, así que esperalos… ja ja ja”, advirtió por la invitación que le hicimos en Rugby Tucumano Radio el jueves pasado.
Matías Plaza, tercera línea del seleccionado, no encontraba la manera de expresar su sentimientos. “No hay palabras para describir la sensación de ser campeón argentino y más de un seleccionado que en algún momento se lo dio por perdido pero que supo remontar todo y salir campeón”.
 “Lo que más me gustó fue cómo el equipo supo mantener los partidos, aguantar en algunos momentos y sobre todo, tener la cabeza fría y el corazón caliente. La defensa fue lo mejor de Tucumán”, destacó.
“Buenos Aires es un rival muy duro que tiene su nombre, pero aun así se le puede ganar y nosotros lo demostramos”, finalizo.
Fernando Molina, entrenador del plantel campeón, sólo tenía palabra de agradecimiento para el grupo.
“Este equipo emociona porque encontraron mucha firmeza y confianza en cada uno de ellos. Ninguno de los chicos quiere salir, los de afuera quieren entrar y sin embargo el grupo nunca tuvo fisuras. Lo que define a este equipos son los huevos, la entrega, porque este equipo tiene lo que tiene un tucumano: mucha pasión para jugar y entrega para llegar adonde llegaron”, aseguró.
“Hay muchos jugadores del plantel que no tienen techo y mucho futuro. Este equipo es muy equilibrado, compensado, con buenos delanteros, buenos backs y conductores”, argumentó sobre el equipo.
“Nosotros fuimos partido a partido, buscando cuidar a los jugadores y estar con los que mejor teníamos. Hemos tenido un traspié contra Córdoba y eso nos hizo dar cuenta que a los partidos hay que jugarlos los setenta minutos y no como lo jugamos ese día. Eso nos puso la cabeza de otra manera para que los chicos entiendan que no podíamos relajarnos porque acá nadie regala nada y los chicos lo entendieron”, finalizó.

Deja un comentario